El método de propaganda del Imperio

   La humanidad esta presa e hipnotizada, la irrealidad se confunde con la realidad, la mentira con la verdad, las imágenes se suceden a través de los medios negando lo que los ojos y la mente ven como una verdad, tergiversando como en una especie de reality show, acontecimientos y vivencias de cada día, pensando que, a pesar de lo que los ojos, las neuronas perciben en un momento, nos engañan.

   Los nazis, creadores de este “método” psicológico que condiciona las mente, desde la repetición constante una y otra vez de mentiras y sucesos imaginarios a través de los medios modernos de información, que ahora son cabeza de playa de los “tanques de pensamiento” que solo existen para crear y aplicar los métodos de propaganda nazi de ultraderecha, para penetrar y desestabilizar las mentes y las conciencias sin que ningún ser humano sea capaz de entender que el odio visceral o la animadversión que siente hacia cual o tal cosa, persona o sistema, no tiene razón de ser ni siquiera justificación.

   Los principios de la propaganda Nazi, después de cien años, se encuentran vigentes y actualizados y se aplican en este instante a toda la humanidad, que impasiva, observa como se asesinan personas en tiempo real, mientras comen palomitas de maíz, a través de medios de información masiva, como se construye un teatro al estilo hollywolense para aparentar una invasión, como se inventa una masacre, como se exterminan a bombazo puro a pueblos enteros, como se miente una y otra vez, como se crean y se inventan razones ficticias para intervenir países y robarles lo que le pertenece, etc.etc.

   Se silencian todas aquellas situaciones de las que no se tienen argumentos, y se disimulan los sucesos y noticias que puedan favorecer al adversario, el “método” es aplicado en todos sus puntos para invisibilizar el avance de la Revolución Bolivariana; el Imperio especializado en este método de propaganda, desarrollado por la CIA, hace aparecer países inofensivos para el norteamericano y el europeo común, como expertos en terrorismo y armas nucleares que podrían atacar a una de las naciones de mayor poder bélico del mundo entero, se silencia el protagonismo del Imperio en la quiebra del sistema capitalista y las acciones de USA en el FMI con el que han robado a sus aliados y a nuestros países, el “inofensivo Imperio y sus aliados” y sus bases militares armadas hasta los dientes para “ayudarnos en la lucha contra el terrorismo y los desastres naturales”, mientras nos invaden alegremente.

    El “método”, adoptado por todas las naciones que pretenden intervenir en los países que se rebelan en contra de los “intereses” del Imperio y sus aliados, utiliza otro de los principios de la metodología que tanto éxito ha proporcionado a la ultraderecha fascista que pretende gobernar al mundo, “la transposición consiste en cargar al adversario los propios errores, respondiendo al ataque con el ataque, si no puedes negar las malas noticias, inventa otras para llamar la atención”, método ampliamente utilizado por la “hermana republica de Colombia”, que ahora no esta inmersa en una guerra civil, su economía no depende del narcotráfico, no tiene paramilitares, no es la mayor productora de cocaína y sus derivados del mundo, su presidente actual no formo parte del gobierno de uno de los capos de la mafia de las drogas por dos periodos consecutivos, no tiene más de 7 bases militares Norteamericanas en su territorio que nos amenazan, y que el único peligro que existe en ese país “es que te quieras quedar”, entre otras cosillas.

   Se trata justamente de desaparecer la verdad, por espantosa que sea, como las cárceles clandestinas en los países invadidos en donde torturan y asesinan “pero sin violarles sus derechos humanos” a hombres mujeres y hasta niños por los países que integran el club de asesinos de la OTAN, se trata de invisibilizar a los miembros del otro club pero de millonarios, con peores intenciones que el anterior, que a sabiendas que no tienen salvación, insisten en llevarse por los cachos a toda la humanidad, he allí al “club Bilderberg” integrado por mafiosos millonarios que comercian con la vida de los pueblos, de lo más granado de las miserias humanas en donde la hegemonía del poder mundial juega a la dominación del mundo por la quiebra y por las armas. 

   El “método”, aplicado a sus mismos pueblos hace que ninguno de sus conciudadanos protesten ante sus gobiernos y quieren convencer al resto del mundo que las matanzas de seres humanos son necesarias para defenderlos de un país que se encuentra al otro lado del mundo, cuando son ellos los que bombardea y saquean a otros pueblos, se trata en transformar a los mercenarios plantados en los pueblos invadidos, en la población civil legitima del país masacrado para exterminar al pueblo con el menor coste político, económico y humano para ellos, ninguno de los movimientos de “indignados”, ni de Europa ni de los EEUU se han manifestado en rechazo de las matanzas que sus gobiernos organizan en otros países, los ciudadanos Norteamericanos no saben lo que es ser bombardeados con fósforo blanco ni con bombas de racimo, exterminando todo ser vivo y convirtiendo sus tierras en yermas radioactivas donde pasaran décadas sino cientos de años antes de que alguna cosa crezca en lo que las bombas convirtieron en desierto.

  Solo han visto por la pantalla lo que sus gobiernos quieren que vean, se sienten a salvo y muy lejos de presenciar la verdad de cómo podrían morir sus seres queridos, sus amigos, sus vecinos, hombres, mujeres, niños ancianos, animales, vegetación, todo. La humanidad, idiotizada, observa como  se invaden “humanitariamente” a países  solo para “ayudar” a la población civil, cuyo gobierno legitimo, no se plegó a la voluntad del Imperio y sus aliados, la mentira mil veces repetida penetra en las neuronas y hasta la vista niega la verdad, es como ver al canal Globovisión todos los días,  se termina enfermo, desesperado, enajenado, deprimido, idiotizado, atrayendo las peores energías hasta para los comercios que insisten en sintonizar ese bodrio de farsantes representantes del Imperio, uno de los enemigos convicto y confeso del pueblo, de la Revolución Bolivariana y de La Republica Bolivariana de Venezuela,

   El método fascista se esta aplicando a La Republica Bolivariana de Venezuela, y la contrarrevolución hace el resto, la emisión constante de información y argumentos nuevos hacen que se olviden los anteriores, la campaña de acusaciones contra los pueblos y los gobiernos por parte del Imperio y sus aliados, no dan tiempo a los gobiernos agredidos de responder cuando ya hay otras acusaciones, por lo que es a veces difícil, (mas no imposible), poder contrarrestar la gran cantidad de mentiras y acusaciones inventadas.

   La “inocencia” del Imperio y sus aliados europeos, el caradurismo de querer siempre aparecer como los “buenos de la película”, el “método” lo conocemos, toca a los pueblos agredidos y a los que están en la mira, actuar sin demora, yendo un paso más adelante, utilizando las mismas armas para contrarrestar y neutralizar los ataques. 

   Confiamos en el líder.

anazaicon@yahoo.com   



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2420 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor