Carta de Guillermo Guzmán a Laureano Márquez

CARTA DE GUILLERMO GUZMAN A LAUREANO MARQUEZ


Laureano, no le digo querido ni pregunto cómo está porque yo no soy comediante, sólo que he visto su penúltima aparición en la escena, razón por la cual decidí escribirle.

El comediante maneja la ironía tal como el jardinero maneja las tijeras para podar las plantas y hacerlas recrecer con mayor robusteza; o el escritor utiliza (ba) la pluma para escribir sus poemas. Es posible que la ironía sea, a veces, como el colesterol, del que se dice haber dos tipos, el maluco y el buenuco, creo que así lo define la medicina actual.

La ironía socrática era-obviamente-aplicada por su creador, de manera que, haciéndose el ignorante, procuraba descubrir la verdad. La otra ironía, la que usted emplea, según mi criterio, no es buena.

Evoco un cuento de Rilke (Rainer María) titulado “La pluma y la espada”, el cual recomiendo. Para facilitar su búsqueda, en caso de que usted la asuma,”Vladimiro pintor de nubes” y otros cuentos, es contentivo del referido relato.

Ahí, el grande poeta checo (eslovaco) se da con todo, Rilke relata un diálogo entre una bruñida espada y una modesta pluma, que él “presenció”; se trata de un diálogo socrático, exquisitamente irónico, y en el cual, las envenenadoras preguntas y proposiciones de la soberbia y vanidosa espada, chocan brutales contra la “humanidad”-si, humanidad-de la débil pluma, para luego regresar cual bumerán, al punto de partida como un eco herido de muerte, cuando la pluma expresa, palabras más, palabras menos, “…..mientras tú haces la guerra …. Yo firmo la paz…..”.

A saber cuál más, a saber cuál menos, o, como dijese el cantor cubano (disculpe usted la grosería) Silvio Rodríguez- que no el barbudo de verde olivo-en una de sus canciones, que “….si la educación y el respeto a los niños no es un derecho, entonces es un izquierdo……”.

Puesto que lo dijo, creyóse el presentador del referido penúltimo espectáculo suyo, que usted es uno de los más grandes

Humoristas que existen en Venezuela, además de ser destacado politólogo, sólo que ha debido referirse a Venezuela cuarta-republicana.

Si cambia el rol de un niño, debe también cambiar el rol de sus padres, si cambia la sociedad, debe cambiar el rol de sus hombres y por supuesto, el de sus artistas. Tanto es así que en la cuarta, resorte significaba “dinero”; mientras que en la quinta, resorte significa “valor”, luego, ha cambiado la sociedad, tiene que escribirse otro libreto.

Puesto que es usted politólogo y humorista, en consecuencia, debe saber perfectamente lo que está dentro o fuera de la política al igual que debe conocer lo que debe estar dentro o fuera del humorismo o mejor decir, dentro o fuera del ironiísmo.

Hay quienes creen que los grandes artistas son seres superiores y esa creencia deriva del pensamiento griego, que atribuía la creación de grandes obras a la inspiración de los dioses. Ese mismo pensamiento se incubó en la autoridad de los dueños de periódicos y de plantas televisivas, quienes manejan ese criterio utilitariamente, manejando a artistas y periodistas a su servicio, como muñequitos con hilos para obtener sus fines y luego, tarde o temprano, los tiran al basurero mediático, el ostracismo.

Lo malo es que a cualquier niño o niña los afecta profundamente ver a una marioneta con los hilos rotos. A usted lo he visto actuar en su penúltima salida al escenario y así lo miré, pero como no soy un niño, lo que me ha dado es vergüenza ajena, por eso le escribo.

Me preocupa que usted, señor Márquez o Marqués, sabe o Sade que está tratando al público infantil como público adulto- es por lo que le escribo-ya que a mi entender lo que usted hace es como tratar de madurar un mango con carburo y es ahí donde estoy en desacuerdo.

Fíjese, un niño es “un individuo creciendo”, la lógica y el pensamiento infantil es diferente al nuestro. Los niños siempre están moviéndose para compensar sus dificultades al tratar de entender el mundo que les rodea. Los niños están todo el tiempo en un acelerado proceso de desarrollo, así que nosotros, que somos adultos, por decir un eufemismo en lugar de decir que

“estamos mascando el agua”, debemos esperar pacientemente a que el vocabulario y las habilidades de los niños se desarrollen, antes de tratar de involucrarlos en la resolución de problemas que ellos no originaron y que tampoco les corresponde desenredar.

Deje usted, señor tal o cual, o, Talcual, que los niños se desarrollen para poder pensar de manera lógica, si usted interroga a un niño, éste responde en función de que no se trate de una cosa impuesta, es que los niños no responden necedades, todo niño lo que quiere es jugar con la pelota, o con la plastilina, con algo que él vea y pueda tocar, con algo concreto. A los niños no les interesan las disquisiciones, lo abstracto, y mucho menos están en condiciones de abordar esos temas, mal pude usted preguntarle el significado del Escudo Nacional a un niño o a una niña.

La ironía, sea la socrática, sea la “no buena”, siempre conlleva:

Un elevado nivel de abstracción que el niño no entiende. Señor Laureano Márquez, usted debe saber que el desarrollo de los procesos de pensamiento requiere de muchos factores, el tiempo es uno de ellos, sepa usted que de seguir con la función de su espectáculo va a ocasionar que muchos niños queden “enfermos de noticias”, por favor, ¡¡¡pare la función¡¡¡. Y coadyuvemos para que la medicina abra una disciplina que se ocupe de tratar esta latente enfermedad.

Ojalá sea temprano y no tarde para que las leyes analicen y descubran lo que el piquete irónico de la actuación de un artista irresponsable puede dañar a los niños de Venezuela. Es deber de todo revolucionario custodiar los valores fundamentales de la sociedad, es deber de los revolucionarios, evitar que el Presidente de la república sea arrastrado a la trampa que la inteligencia norteamericana está tendiendo, a través de sus lacayos, para distraerlo de sus funciones de Estado, con problemas personales.

Es deber de un revolucionario, hacer la revolución.

Al Señor Laureano Márquez: Un comediante puede hacer mucho bien o mucho mal a niños propios y extraños, siempre y cuando la ética sea o no, una asignatura pendiente para él (referido comediante).

guillermogb66@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6033 veces.



Guillermo Guzmán B.


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a30728.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO