Carta abierta a quienes adversan el Proceso Revolucionario en relación a las guarimbas

Vivimos en un país democrático, y por eso cada quien tiene todo el derecho a pensar lo que desee en el ámbito político. A todo aquel que esté contra este gobierno le presento mis respetos, no tengo nada contra él o contra ella, porque está su derecho, así es la democracia y no puede caerse en el error de ver a tu adversario político como si fuese tu enemigo. De ahí que este texto no ha sido escrito para convencer a nadie a que cambie su tendencia política, pero si, para reflexionar sobre la situación de violencia que en las ultimas semanas ha venido viviendo nuestro país, a raíz de una serie de protestas que comenzaron siendo estudiantiles, pero que hoy han cobrado otra dimensión, afectando la vida de toda la nación.

Para ello te invito a ti, hermano o hermana antichavista a que leas objetivamente las siguientes líneas, en las que abordo los 4 principales argumentos en los que se sostienen quienes apoyan las protestas que de la peor manera siguen manteniéndose en el país. Leelo, analizalo y saca tu propia conslusión.

- Que se trata protestas “pacificas”. Falso: Una protesta pacifica es que usted tome una bandera o un cartel y se ponga a repetir consignas en una acera o en una plaza. Pero ya solamente el hecho de trancar una calle, convierte una protesta pacifica en una acción violenta, porque nadie tiene derecho de impedir el libre transito por el territorio nacional a sus propios vecinos y conciudadanos: Una persona con una emergencia medica puede morir a causa de una acción como esa, y de hecho reportes de tal tipo de fallecimientos lamentablemente ya existen y esas muertes, pesarán en el alma de quienes decidieron trancar esa calle. Pero si eso ya es violento lo es mas aun comenzar a quemar basura y obligar a toda tu comunidad a aspirar un humo repleto de toda clase de gases tóxicos y contaminantes, entre los que existen materiales que incluso emiten sustancias cancerígenas. Pero es que si eso ya es violento, mas aun lo es el derribar arboles de las aceras para quemarlos y con esto trancar una calle, o arrancar el alcantarillado que es un bien publico, o peor aun quemar seres vivos como animales en situación de calle, o agredir con piedras, palos y hasta armas de fuego a quien intente transitar por esas calles… Y todo esto ha sucedido en las protestas conocidas como “guarimbas”, quien ha estado ahí lo sabe. Si lo que buscan quienes realizan tales acciones es perjudicar al gobierno, deberían entrar en conciencia de que al gobierno no es al que perjudican, sino a sus propios vecinos y a sus semejantes. Demás queda mencionar las agresiones contra sedes institucionales, parques y hasta universidades, poniendo en riesgo la vida de mucha gente, lejos de representar acciones heroicas, tales actos son crímenes contra la vida. Obviamente no toda la gente que adversa al gobierno y participa en protestas pacificas que se han venido convocando, son quienes realizan estos actos criminales -no se puede generalizar- pero el problema es que quienes comenzaron a ejecutar tales acciones suelen salir de tales protestas, convirtiendo en confusa la diferencia entre un tipo de protesta y otra. Seria de gran ayuda para el país que toda la gente que adversa al gobierno pero no está de acuerdo con la violencia se deslinde de manera contundente de acciones como la quema de instalaciones, o el daño a las vías publicas… y mucho mas a la agresión contra seres vivos.

- Que los que cometen actos violentos son “infiltrados”. Falso: Tal cosa no es posible porque en su gran mayoría se trata de protestas de naturaleza local, esto es, protagonizadas por personas que viven o estudian en determinada zona. Cualquiera que se pare ahí y no lo conozcan inmediatamente genera sospecha y es abordado por quienes están en la guarimbas. De este accionar han dado fiel testimonio periodistas de todos los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales e incluso, periodistas de medios históricamente afines con la derecha venezolana, que por estar ahí fueron agredidos. En el caso de San Cristóbal ni siquiera te puedes acercar a algunas de las calles trancadas porque te salen sujetos armados que te agreden si no te conocen. Si no puedes estar ahí sin que te conozcan, es absurdo pensar que alguien desconocido va a llegar ahí a dictar ordenes para ejecutar violencia y quienes no lo conocen lo van a seguir: es hora de madurar en este país y que quienes tienen responsabilidad asuman lo que hacen, no son “infiltrados” los que quemaron la caseta del metro en Altamira, ni la sede del Ministerio de la Vivienda n Chacao, ni los que quitan alcantarillas y queman basura por su casa, ni los que han talado arboles para quemarlos, ni quienes han usado armas de fuego en las guarimbas quitándole la vida -intencionalmente o no- a sus semejantes. Asuman su responsabilidad y entiendan que lejos de perjudicar al gobierno lo que hacen es darle elementos para fortalecerse tanto en el ámbito nacional como internacional, algo absolutamente contrario a lo que buscan.
- Que el Gobierno ha sido reprimido duramente las protestas. Falso: La MUD y algunos de sus militantes acusan a este gobierno de actuar de manera represiva, pero en este punto parecen no tener memoria. Si alguien quiere saber lo que es represión de verdad solo basta recordar la masacre del Caracazo en 1989, año en que la MUD era gobierno. En aquel momento el pueblo, molesto por la inflación y la grave situación económica salió a protestar a la calle, pero entonces no estaba un gobierno como este mandando en el que uno puede insultar a un GN y no pasa nada. En ese momento la GN de la MUD actuó como siempre lo hacia: disparando primero y averiguando después, esa GN salió a reprimir de verdad y el resultado fue por lo menos 5.000 muertos en la calles en solo dos días, muertos que todo el mundo vio pero que no existieron para los medios de comunicación que hoy dicen defender la democracia, ni tampoco para la OEA, OIT, SIP, ONU ni para nadie fuera de este país. Si este gobierno hubiese actuado de manera “represiva” tal como lo hizo la MUD, hoy existieran cientos y hasta miles de muertos, pero nadie ha visto nada de eso en la actualidad. Hasta ahora la cantidad de fallecidos no pasan de 50 y de hecho, buena parte han sido victimas de la violencia promovida por los grupos mas violentos que participan en las guarimbas, incluso varios de estos fallecidos han sido Guardias Nacionales. Sin importar a que tendencia política pertenezcan, estos fallecimientos deben ser lamentados, pero también es preciso estar conscientes de que no murieron por violencia de estado como si sucedía cuando la MUD era gobierno, y sobre todo hay que estar conscientes de quienes han sido los responsables de tales perdidas humanas, y esos no son otros que quienes incentivas acciones violentas desde protestas que deberían ser protestas pacificas y cívicas. Una GN como la actual, a la que manifestantes anti-gobierno insultan con toda clase de epítetos y no pasa nada, era algo inimaginable cuando la MUD era gobierno en la IV republica, época en la que todos los fines de semana la GN ingresaba disparando a los barrios -porque a las urbanizaciones de clase alta no iban- en aquellas famosas redadas o con la recluta. De represión le podrán hablar a quien no recuerde, pero no a quien haya vivido eso y tenga memoria. Si han existido excesos por parte de algún funcionario pues que pague, pero el accionar de la GN en la actualidad es incomparable con el de la GN de antes cuando la MUD mandaba. Por otra parte, siendo serios, habrá que determinar en que caso se trata realmente de un “exceso” y en cuales no, porque si tienes grupos violentos quemando calles, destruyendo el patrimonio publico y actuando de forma violenta contra cualquiera que intente normalizar la situación evidentemente se trata de un escenario complejo y difícil para resolver.

- Que los alcaldes opositores no pueden hacer nada porque no tienen competencia. Falso. Nadie les está pidiendo que “repriman” pero tranquilamente puede mediar con los manifestantes para que canalicen sus reclamos sin destruir el patrimonio publico, ni afectar la vida de sus propios vecinos. No es posible que un alcalde deje de recoger basura a propósito para alentar la quema de basura en la vía publica, ni tampoco que se lave las manos ante la destrucción de bienes públicos y la agresividad exaltada. Algunos incluso se dedican exclusivamente a twittear fotos de lo que ocurre en su municipio como si fuesen turistas de visita. Contrariamente a las absurdas expresiones esbozadas por algunos alcaldes de la MUD, la Ley Orgánica del Poder Publico Municipal les establece atribuciones directas sobre todo lo que ha venido ocurriendo en las ultimas semanas, veamos lo que dice esta Ley en los siguientes artículos: Artículo 56. Son competencias propias del Municipio las siguientes: B) La vialidad urbana, la circulación y ordenación del tránsito de vehículos y personas en las vías municipales y los servicios de transporte público urbano . D) La protección del ambiente y la cooperación en el saneamiento ambiental; la protección civil y de bomberos; y el aseo urbano y domiciliario, incluidos los servicios de limpieza, recolección y tratamiento de residuos. Artículo 65. La policía municipal cumplirá funciones de policía administrativa, de control de espectáculos públicos, de orden público y de circulación, conforme a lo dispuesto en la Constitución de la República y demás leyes de la República.
En un país democrático todo el mundo tiene derecho a manifestar su opinión en el tema que desee, y eso incluye el ámbito político. Pero una cosa es manifestar una posición política de manera cívica y pacifica, y otra muy diferente es salir a quemar calles, a destruir la vida y a perjudicar la existencia de quienes viven a tu alrededor, afectando toda tu ciudad y a tu país.
Si eres opositor u opositora y no estás de acuerdo con la violencia, es momento de que incidas en quienes en tu tendencia política la ejecutan, porque nada justifica tanto odio y tanta violencia. Del lado que sea hay que contrarrestar el odio y rechazar la violencia.
Con extrema urgencia es hora de detener la espiral de odio que se viene generando, porque las consecuencias pueden ser catastróficas. Es hora de bajarle el tono al discurso ofensivo y amenazante y darle paso a la búsqueda de la paz. Y eso no va solo para la dirigencia de la derecha, también va con mas de uno que ostentando una alta posición del lado revolucionario cree que amenazando, burlándose e insultando, consigue mucho en favor de la patria. La violencia no solo puede ser física sino también verbal y una conlleva a la otra: cuidado con lo que se siembra.

Hay quienes buscan el estallido de una guerra civil en nuestro país, sin importarle todo lo que una desgracia nacional como esa acarrearía. En una guerra civil no existen ganadores, porque muertos quedan muchos de cada lado que participa en la contienda. Una guerra civil no es como una guarimba en la que se quema basura y se rompen alcantarillas, en una guerra civil mucha gente pierde todo lo que tiene… muchos hasta pierden la vida.

Sea cual sea el ideal que defiendas busca métodos pacíficos para hacerlo. Porque no existen muchos caminos para la Paz… La Paz es el camino… Y ahora mas que nunca es el camino que necesita nuestra patria.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3162 veces.



Ronald Muñoz

Comunicador y escritor.

 el_iniciado@yahoo.com      @ronaldmcaracas

Visite el perfil de Ronald Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a185531.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO