Defínete Capriles

Pasados más de cuatro meses desde la elección presidencial del 14 de abril de 2013, los distintos factores que conforman la sociedad venezolana reconocen a Nicolás Maduro como Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, entre otros, el sector empresarial, la iglesia católica, partidos políticos, a lo que habría que sumarle el reconocimiento internacional como: el Vaticano, organismos internacionales, la totalidad de los gobiernos con los que se mantienen relaciones diplomáticas y comerciales, incluyendo los Estados Unidos de Norteamérica, solo es ex candidato Capriles y un pequeño sector de la derecha política y mediática venezolana utilizan la consigna de ilegitimo contra el Presidente Nicolás Maduro.

En su permanente libreto conspirador la derecha golpista venezolana enfila su agresión contra el árbitro electoral, en especial contra su presidenta Tibisay Lucena, imputándole ser el brazo ejecutor del gigantesco fraude que no permitió que Capriles llegara a la primera magistratura, tildan al Poder Electoral de ser el brazo ejecutor de las directrices dictadas desde el Palacio de Miraflores por el propio Nicolás Maduro, como entes afirmaban lo mismo del Hugo Chávez y hacen público por sus medios de comunicación que toda actividad que adelanta el CNE., solo puede resultar en perjuicio a los partidos de la oposición y continuar escamoteándole sus supuestos e imaginarios triunfos electorales.

En otro orden y con el mayor desparpajo, como si fuese otra persona y viviera en otro País, el propio Capriles como si nada, llama a los venezolanos a participar en el venidero proceso electoral del 8 de diciembre de 2013, donde se renovaran la totalidad de los integrantes de los Concejos Municipales de la República Bolivariana de Venezuela, es mas Capriles se autoproclama como jefe del comando de Campaña de la oposición, pero ¿Quién coordinará oficialmente ese proceso electoral?, ¿Quién certificará los resultados?, ¿Quién proclamara a los vencedores de esa contienda?, pues Capriles, lamento informarle que la respuesta a las anteriores preguntas, que lamentablemente para usted y la derecha golpista venezolana, será el mismo Consejo Nacional electoral que proclamó a Nicolás Maduro Moros como vencedor de las pasadas elecciones y que tanto usted como su cenáculo tanto han ofendido y vilipendiado, con los mismos trabajadores y técnicos, con las mismos equipos y la misma tecnología, con los mismos miembros de mesa y posiblemente con los mismos testigos de la oposición, que por cierto abalaron todo el proceso.

El que Capriles llame a sus seguidores a participar activamente en el próximo proceso electoral del 8 de diciembre de 2013 y que sea el jefe supremo del Comando de Campaña del Comando de la Mesa de la Unidad Democrática pareciera para cualquier analista que tenga una mínima objetividad un respaldo a la institucionalidad del Poder Electoral Venezolano e implicaría que los cuestionamientos al proceso eleccionario presidencial (14/04/2013) fueron superados o de lo contrario sería una de las acciones más incoherentes de la política contemporánea nunca vista en el acontecer político venezolano.

Que estará pasando en la Mesa de la Unidad Democrática, institución que pareciera agrupar un importante números de agrupaciones políticas de la oposición venezolana de distintos signos desde la ultra derecha (que pareciera ser quien la dirige) representada por Primero Justicia y Voluntad Popular, derecha por COPEI y Acción Democrática, centro Movimiento al Socialismo, Avanzada Progresista y Causa R, izquierda por Bandera Roja, lo cual representa un verdadero abanico de tendencias política donde las más racionales deberían estar pensando en deslindarse de las posiciones tremendistas, típicas de niñitos mimados que pareciera ser la orientación de la oposición desde el 14 de abril de 2013, las cuales tienen profundas semejanzas al libreto previo al golpe de estado del 11 de abril de 2002, donde al creer tener un importante grupo de apoyo (que de hecho lo tenían) se lanzaron a la calle, con atentados, guarimbas, paros, sabotajes, lo cual trajo como consecuencia lamentables pérdidas humanas aparte de importantísimos daños a la economía pública y privada del País e intolerancia generalizada y otros muchos daños que duraran mucho tiempo en subsanarse.

El resultado de las elecciones del 14 de abril de 2013, fue el que fue, ni un voto mas ni un voto menos, para nadie es un misterio que el resultado fuer ajustado, pero así se voto y debemos acostumbrarnos que en un proceso democrático quien gane por un voto ganó y debe ser reconocido y respetado en una democracia donde todo voto vale lo mismo, sea de quien sea, ejemplos de resultados ajustados sobran en el mundo, en Perú en el 2011 Ollanta Humala derrotó a Keiko Fujimori por menos del uno por ciento (1%), y en 1960 en los Estados unidos de Norteamérica, John F. Kennedy le ganó  la presidencia a Richard Nixon por una mínima diferencia (49,7% contra 49,5%) y en nuestro País Hugo Chávez aceptó la derrota de la reforma de la Constitución del 2006 por menos del uno por ciento (0,78%).

¿Qué se está jugando?, se cree o no se cree en las Instituciones del Estado, que se propone Capriles desconociendo los resultados electorales del 14 de abril de 2013 y llamando a sus seguidores a drenar su arrechera saliendo a las calles y tomar las sedes del CNE para reclamar sus derechos supuestamente vulnerados, lo cual dio como resultado once (11) venezolanas y venezolanos asesinados, once humildes familias sumidas en una eterna tristeza, daños a importantes infraestructuras físicas públicas y privadas, para luego pedir una auditoria, que al cedérsela no la aceptó porque supuestamente no confía en el Poder Electoral y por último con su cara bien lavada llama a participar en el proceso electoral del 8 de diciembre de 2013 con el mismo arbitro electoral.

En un proceso electoral, cuando se acepta participar es porque se conocen y se aceptan las reglas y las normas que lo rigen y siempre existen dos posibilidades o se gana o se pierde, pero no se pueda aceptar solo cuando se gana A ver Capriles, cuando el CNE realizó las elecciones primarias de la MUD donde  resultaste ganador fue bueno, luego las elecciones del 7 de octubre de 2013 donde Chávez te derrotó el ente electoral era malo, luego en las elecciones del 16 de diciembre donde resultaste ganador (por mínimo margen) de las elecciones del estado Miranda, volvió a ser bueno el CNE., y en el elecciones de 14 de abril de 2013, donde resultó ganador Nicolás Maduro el Poder Electoral volvió a ser una institución organizadora de fraudes contra la oposición, y ahora para las elecciones municipales del 8 de diciembre de 2013, como consideraras al Consejo Nacional Electoral, bueno o malo dependiendo si los resultados si son o no lo son favorables a la oposición, por favor CAPRILES DEFINETE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3085 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a170984.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO