MUD es guerra y caos

El pasado domingo 19 de Mayo, el gobernador de Miranda Henrique Capriles se dirigió al país para informar que venia un "anuncio importante". Debo admitir que por un momento, ingenuamente me entusiasmé. Pensé que iba a decir que finalmente había decidido trabajar realizando las funciones de gobernador, cargo para el que fue electo y el cual está técnicamente vacante ante su evidente ausencia. Es un hecho publico y notorio que Capriles Radonski  recientemente se ha "dirigido al país" desde lugares tan distantes como Anzoátegui, Táchira o Mérida... pero poco se le ve en Miranda.

Lo cierto es que Capriles convocó a una rueda de prensa por un supuesto gran anuncio, y el anuncio no tenia nada de constructivo ni en el caso suyo ni en el de nadie: Capriles y la MUD una vez mas intentaron generar un estado de conmoción nacional, a eso es que se dedica alguien que para lo único que ha sido electo es para ser gobernador de un estado.  

- Cuando ellos fueron gobierno

La MUD fue gobierno en Venezuela desde hace mucho. Pero la etapa mas importante fue sin duda el periodo conocido como IV Republica. En ese modelo desgastado hablar de "gobierno" de Venezuela era solo un eufemismo puesto que lo que había era realmente una conserjería títere de los interés de Estados Unidos y sus grandes Corporaciones Trasnacionales. La clase política en Venezuela era una corte politiquera servil a los intereses del capital extranjero y de la burguesía local, a su vez también servil al capital extranjero. Ni la burguesía venezolana ni la clase política del pasado, generaron nunca la mas mínima tentativa de desarrollo real para nuestra nación. Por el contrario todos los negocios importantes fueron dejados en manos de capital extranjero, era la renuncia a cualquier posibilidad de desarrollo para nuestro país.

Un modelo de tales características solo pudo generar pobreza y exclusión, ambas sostenidas por discursos politiqueros de corte populista y un nivel de represión criminal y perenne contra el pueblo excluido. Mientras todo eso pasaba los medios de comunicación, propiedad de la burguesía local, se dedicaban a distraer al pueblo, haciéndolo pensar en cualquier tontería, promoviendo la estupidez social a través de una programación carente de sentido formativo y apuntalada por la exaltación a toda clase de antivalores: era necesario que el pueblo no pensara en sus problemas ni en la verdadera causa de estos, lo mejor -para ellos- era que nosotros nos quedáramos viendo todo el día las chicas en traje de baño "Bienvenidos" y la "Radio Róchela" al tiempo que nos deleitábamos mirando las peliculitas gringas de acción, mientras el ejercito de época asesinaba estudiantes dentro de las universidades.

- La MUD es guerra y confrontación

Ya para la segunda parte de la década de los 90, era claro que el modelo político de la IV era insostenible. Ya Chávez estaba en la calle y se perfilaba un liderazgo nuevo en el horizonte. El gran capital y el gobierno de los Estados Unidos, siempre pensando a futuro, impulsaron nuevos canales de TV  para las pantallas venezolanas, uno de ellos fue Globovision.

Apenas obtuvo Chávez la victoria, la televisión venezolana y los medios privados en general cambiaron. Pasaron de promover la estupidez social a promover la critica permanente contra el gobierno. Términos nunca utilizados para referirse al gobierno de turno aparecieron, términos como "oficialismo", el cual brinda una especie de connotación militarista, apelando a la memoria colectiva sobre las antiguas dictaduras latinoamericanas.

Por primera vez en la historia de Venezuela, esos mismos medios que durante décadas se dedicaron a silenciar los crímenes de los anteriores gobiernos y distraer al pueblo, ahora promovían la beligerancia política: por primera vez un importante sector adormecido durante décadas habló de política... pero la política vista por la óptica de sus opresores del pasado. Esa parte del pueblo venezolano que nunca supo todo lo que pasó aquí, ahora se dedicaba a repetir todo lo que le decían los "expertos" y "analistas" de la TV privada.

14 años tuvimos que aguantar toda clase de descalificaciones contra el gobierno mas democrático de la historia. La MUD jamás aceptó la legitimidad del gobierno del Comandante Chávez. Atacaron la constituyente, luego lanzaron un golpe de estado. Después vino un paro petrolero y comunicacional al que después siguió un referéndum revocatorio. Siempre perdieron pero siempre dijeron que este gobierno hacia "trampa" y que era "ilegitimo".

Mención especial merece el paro petrolero realizado en plenas fiestas decembrinas, época en la cual los medios no transmitieron su acostumbrada programación relativa a la navidad para dar paso a una programación necrofilica, plagada de color negro y películas relativas a dictaduras y masacres. Ni siquiera por los niños de Venezuela fueron capaces de hacer otra cosa.

Durante todo este tiempo, desde que ganó Chávez por primera vez en el 98, la derecha venezolana y sus medios de comunicación se han dedicado a promover la zozobra como pan de cada día. Cada semana un nuevo rumor, cada semana un nuevo conflicto. Sea por la razón que sea el pueblo venezolano no ha tenido paz desde que Chávez ganó.

Nos acostumbraron a vivir en un clima de tensión permanente porque su objetivo era derrocar este gobierno a como diera lugar: Siempre condicionaron lo que llamaron la "paz" y la "reconciliación" al hecho de que Chávez abandonara la presidencia, ahora hacen lo mismo con Maduro.

Ellos nunca van a descansar porque Venezuela no tiene una "oposición" como normalmente se entiende: Capriles y toda la MUD no son mas que operadores políticos de los Estados Unidos. No lo dicen porque saben el descrédito que tal praxis generó en nuestro país y en toda América Latina, pero hay que ser demasiado ingenuo, caído de la mata e ignorante de la historia latinoamericana para no ver que Estados Unidos está detrás de Capriles y de la derecha de este país... y de toda Latinoamérica.

Ahora, nuevamente buscan desestabilizar al gobierno al costo que sea. Es una guerra permanente de operaciones psicológicas contra nuestro pueblo. Ese concepto de guerra existe y se llama "Guerra de IV Generación" que es el empleo de los medios para minar la moral de un pueblo y generar el caos: la MUD es el caos.

- El pueblo lo que quiere es paz

No puede ser que porque un grupo de personas ha jurado tumbar a este gobierno entonces todo nuestro pueblo debe vivir en permanente zozobra para siempre. Ellos no piensan en nuestras familias, porque ellos tienen dinero y propiedades en el extranjero donde esperar tranquilos mientras aquí ocurre un desenlace violento que a nadie le conviene.

Ni al pequeño empresario, ni al comerciante ni a nadie le conviene la desestabilización permanente y el caos, y es que la incertidumbre política también genera inflación.

Si Capriles Radonski no quiere cumplir sus funciones como gobernador bien por él, pero que al menos dejen trabajar a quienes si queremos trabajar por nuestro país. Mientras ellos sabotean vemos a un gobierno trabajando, tratando de resolver los problemas que en gran medida ellos crearon. Si este gobierno es tan malo como dicen pues esperen 3 años, si realmente es así la derecha ganaría un eventual referéndum. Pero mientras tanto el pueblo venezolano, sin distingo de tendencia política lo que quiere es paz. El pueblo venezolano merece paz. No mas guerra y caos, la MUD es guerra, confrontación y caos.

@ronaldmcaracas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1631 veces.



Ronald Muñoz

Comunicador y escritor.

 el_iniciado@yahoo.com      @ronaldmcaracas

Visite el perfil de Ronald Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a166506.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO