Directv, un ícono neoliberal

Todos los imperios tienen sus estrategias e instrumentos, tanto concretos como subliminales, para subyugar a los pueblos. Los primeros, incluyen las armas y la ley, los segundos, aquellos que les permiten influenciar sobre la conciencia para dominar una parte del cerebro y por consiguiente, el comportamiento de las personas. El cristianismo es un ejemplo de esto, teniendo presente que este fue una doctrina, no solo religiosa, también económica, basada en el feudalismo y política, dado que durante muchos siglos ejerció el poder de manera hegemónica (recordar el sacro imperio germánico romano).

En un principio, cuando la mayoría de la gente era analfabeta, el cristianismo utilizó el arte, específicamente la pintura, para influir en los pueblos. Para esto utilizó la figura del mártir, aquellos personajes que supuestamente murieron defendiendo la causa de Cristo. Por lo general, los artistas que los plasmaron nunca conocieron de los sufrimientos, injusticias y muertes violentas en manos de sus enemigos, dado que los pintaron muchos siglos después. Es por eso que las representaciones de aquellos inmolados por la causa no son más que el producto de la imaginación de aquellos virtuosos. Resultado de todo esto es el culto que se les debe a esos mártires que murieron asaeteados, apedreados, con la cabeza en una bandeja servida a una maniática, comido por los leones, entre tantas consternaciones inventadas por el autor de la obra.

Evidentemente, la pintura sirvió por muchos siglos para influir sobre las personas temerosas de dios y de las armas del imperio cristiano. Pero no solo el arte sirvió para mostrar el desgarramiento de los sufridos, posteriormente convertidos los mártires en santos, también de aquel arte se sirvieron para representar escenas sensibleras como el mural de la "Última cena", con la certeza que Leonardo da Vinci no estuvo como invitado en esa comilona (la cual se concibió 1498 años después del nacimiento de Jesús). Estoy seguro que Miguel Ángel tampoco ayudó a María a cargar el cuerpo exánime de Cristo para que posara en esa hermosa escultura "La piedad", culminada 1499 años después del nacimiento de Chucho. La pintura y posteriormente la escultura se convirtió durante aquellos períodos de oscuridad en los perfectos íconos por medio el cual el cristianismo vendió sus bondades y sus amenazas. Como aquellos artistas quienes pintaron los sufrimientos de los pecadores en el infierno, un lugar que nadie conocía. No cabe duda, todas esas representaciones artísticas fueron producto de la imaginación de aquellos excelentes artistas.

La pintura y la escultura, por muchos siglos, ejerció gran influencia sobre la psiquis de las personas. Es por eso que los museos de Europa numerosas paredes están tapizadas con escenas religiosas de la época del imperio bizantino: alguno que otro papa gordinflón, refinados príncipes, adustos arzobispos, duques locos, reyes borrachos, infantas horrorosas, entre los más selectos de la época. Para esto contaban con los mejores pintores como Durero, Ticiano, Belline, Lazzarine, Clouet, Tintoreto y otros, dado que eran los jerarcas de la iglesia y la nobleza quienes tenían el abundante dinero y podían contratarlos. Es el caso de Goya, este genial pintor fue el encargado de plasmar en los lienzos lo vagos de la corte de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII.

Cuando los burgueses aprenden a leer y a escribir, además de la pintura y la escultura, la música y la literatura se convierten en íconos de la realeza. Estas se utilizarán como medios para vender el estilo de vida de los nobles. La música se aprovechará, empleando a los juglares, para hacerles propaganda a los caballeros que andaban por el mundo matando moros (musulmanes). Aparecen los poemas del Mío Cid, donde se pregonan las actuaciones del militar castellano Rodrigo Díaz de Vivar, muy bueno en eso de asesinar a los hijos de Alá. Así mismo, tenemos la obra maestra de la literatura medieval "Amadis de Gaula", en cuyo argumento también se resalta la mortandad de moros como un oficio de caballeros. Crean estimados lectores, no exagero cuando expreso que matar moros era un oficio. Se sabe que, en muchos de los países europeos, entre ellos España, la labor que desempeñaba un artesano, a la postre derivó en apellido. Así tenemos Zapatero, Pastor, Tintorero, Mesonero, Molinero, Herrera, entre tantos y del trabajo de matar moro, procedió el apellido Matamoros.

La aristocracia debía vender la vida de la corte y cuando los nobles aprendieron a leer y a escribir, ya que la mayoría eran analfabetos, aparecen las novelas de caballería. Era importante mostrar la vida de los caballeros (los mata moros) como el Cid Campeador (en España), Ricardo I (Ricardo Corazón de León, en Inglaterra), Godofero de Bouillón (duque de la baja Lorena), Behemundo de Tarento (normado), Raimundo IV de Tolosa (actual Francia), entre tantos, cuyo oficio era joderle la vida a los moros. En fin, los escritores de la época, al igual que los pintores y escultores, pusieron su talento al servicio de la corte. Los mejores representantes de este estilo (cortesano o jalabola) son William Shakespeare, cuyas obras de teatro están ambientada en la corte inglesa, en los hermosos alcázares de los hidalgos. Lo mismo ocurre con el español Miguel de Cervantes, cuyo libro cumbre "Don Quijote de la mancha", narra la vida de Alonso Quijano un caballero tapa amarilla quien recorrió La Mancha en un macilento caballo llamado Rocinante. En esta novela aparece su compañero, un gordinflón refranero, el ingenuo Sancho Panza, quien cabalga un burro rucio, dado que el escudero o paje no tenía derecho de cabalgar un caballo, este animal solo lo podían montar los nobles de la corte, de allí deriva la palabra caballero.

El tiempo es inexorable y siempre discurre, por suerte, hacia adelante y nunca hacia atrás. Ya en los tiempos modernos no se habla de aristócrata, o nobles y mucho menos caballeros andantes, modernamente de habla de burgueses, capitalistas, ricachones y neoliberales, que al igual que los anteriores continúan jodiéndole la vida a los pobres. Para esto necesitan, además de la pintura, escultura, música y literatura, utilizar nuevos elementos de la tecnología para hacer su trabajo, es decir vender un estilo de vida, mejor dicho vender ilusiones o mentiras para joder a los pendejos.

Cuando se descubre el celuloide (1870) un material plástico muy flexible para ser utilizado en la fotografía y el cine, los ricos encontraron un nuevo medio para vender su estilo de vida. Aparece la industria del celuloide o la industria del cine y con esto la industria del entretenimiento, es decir, Hollywood y los diferentes productores de cine: MGM, Universal Estudios, TNT, Columbia Pictures, Warner Brothers, en EEUU y otras más en Europa. Lamentablemente, por eso del que tiene más capital y armas poderosas, las empresas de USA inundaron el mercado del cine tanto de Américas, como en Asia y en Europa.

EEUU a través del cine exhiben en el mundo el estilo de vida de la clase rica, haciéndoles creer a los consumidores de filmes que todos los estadounidenses viven como los vecinos de Beverly Hills, con una casa en Malibú para pasar las vacaciones de verano y conducir el Ferrari para ir al club de golf para relajarse; además, un chalet en Vermont para esquiar en las vacaciones de invierno y un Cadillac para asistir, con ropa y joyas de marca, a las recepciones, matrimonios y eventos especiales.

Pero la industria cinematográfica no solo sirve para exhibir el estilo de vida capitalista, también se aprovecha para mentir descaradamente en las películas. Se utiliza para falsear insolentemente los hechos, por ejemplo, que el ejército de USA fue el que ganó la Segunda Guerra Mundial, así mismo la guerra de Corea, la de Vietnam y otra más, vendiendo los soldados y a los marines de EEUU como triunfadores en todos los eventos de este tipo. No solo vende la imagen vencedora del heroico soldado gringo, evidentemente desvirtuada, también las cintas de Hollywood son racistas. Insiste en sus películas en calificar a los italianos e irlandeses de mafiosos, a los rusos de tratantes de mujeres, a los colombianos de narcotraficantes, a los negros de ladrones y criminales, a los chinos de sucios, a los árabes de terroristas, a los latinoamericanos de flojos y desordenados, a los mexicanos de ilegales y bandidos, a las rumanas y a las chicas europeas orientales de prostitutas. En fin, la industria cinematográfica estadounidense se ha dedicado por muchos años y actualmente se dedica, a vender imágenes falseadas de la realidad.

Con la llegada de la tv por cable el imperio coronó por fin. Las cableras se convirtieron el mejor medio de los EEUU para vender un estilo de vida y publicitarlo, además de influir en la mente de millones de seres humanos regados por todo el globo terráqueo. El entretenimiento se globalizó. Con una ventaja, lograron meter todas las empresas cinematográficas en un solo paquete para que durante 24 h del día y durante todo el año, los habitantes del planeta tengan en su hogar el ambiente y las mentiras de la vida gringa.

A lo anterior debo agregarle otras estrategias de la publicidad estadounidenses. También por el la tv por cable los yanquis introducen en las casas el deporte rentado, además, las noticias o "desinformación" y las modernas teleculebras llamada series. Ahora, con la globalización de la televisión el Departamento de EEUU puede controlar la mente de miles de millones de personas para exponer sus productos y el estilo de vida.

EEUU vende a través de la TV por cable el deporte rentado, a tal manera que hizo de la pelota se convirtiera en parte de la vida de millones de personas. Creando así héroes ficticios, solo por el hecho de lanzar una bola fuera de un estadio, o meter una esférica dentro de una cesta o un arco, o lidiar con una bolita con una raqueta durante horas para que un público voltee la cara, como un idiota, cada vez que la esferita vaya de un lado para otro de la red. De igual modo, para que un personaje narre un juego de fútbol, explicándoles a los televidentes lo mismo que están viendo en la pantalla y los invite en su casa a gritar "goooool", tal como lo hacen unos gafos fanáticos dentro del estadio. Dándole la categoría de héroe al goleador que le pagan millones de dólares por hacer su trabajo, mucho más de lo que gana un médico que salva vidas.

La tv por cable tiene incorporada programas de noticias para vender Fake News (en mi época juvenil: mojones, de la que se deriva mojonero el que mete la mentira y mojoneado, el que las cree) toda una estrategia de engaños para influir sobre la mente de las personas. Una forma de desvirtuar todo lo que hacen los gobiernos que no se arrastran ante el poder de la hegemonía imperial. Indudablemente, las series "made in USA" continúan vendiendo las mismas mentiras de los filmes hollywoodenses.

Creo y por mi forma de ver la vida y tal como nos lo mostró el comandante Chávez, Directv (cuyo dueño es AT&T) es un instrumento del imperio, una forma de influenciar sobre millones de venezolanos, un medio que muestra un mundo de mentiras y perversidades. Más bien debemos contentarnos por la desaparición de esta señal de nuestro espectro electromagnético. Ya basta de engaños y mentiras y Directv es el mejor agente trasmisor.

Debo recalacar, que lo indispensable no es pedir que regrese a nuestro espectro la señal de Directv, sino crear nuestras propias cableras, capaz de mostrarle a los televidentes un mundo más humano, un mundo donde un niño recuerde el inventor de la vacuna contra la poliomielitis y no el de un jugador de fútbol, quien gana millones de dólares dando patadas a una bola. Sin embargo, este jugador como buen lacayo del capitalismo, se rebusca haciendo publicad de productos de dudoso beneficio para la salud.

Ya basta de engaños y de fake news. No es por la vía de las enseñanzas de Directv que el mundo va a estar mejor informado y de seguro, no son las películas, ni las series de este nauseabundo y comprometido medio lo que un joven necesita para ser un mejor ser humano. Emulando a mi comandante Chávez: Directv, pal carajo. Tuvo razón el escritor británico Terry Pratchett cuando afirmó: "Una mentira puede recorrer el mundo antes que la verdad tenga las botas puestas". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 647 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor