Pero los cacerolazos no se detuvieron

(VIDEO) Brasil: Bolsonaro al fin recula y comienza a admitir la gravedad del coronavirus

01.03.20 - La curva de casos y muertos por coronavirus crece día a día en Brasil, razón por la cual se conviritó en el país de la región donde más se propagó el coronavirus Codvid-19. La política asumida por el presidente Jair Bolsonaro de minimizar el virus, tratarlo de “gripecita” y negarse a tomar medidas sanitarias más drásticas sumaron una crisis política a la crìtica situación sanitaria.

Si en otras ocasiones el mandatario comparó la enfermedad con una "gripecita" y un "pequeño resfriado", en su nuevo mensaje a la nación ha reconocido que "estamos enfrentando el mayor desafío de nuestra generación", y ha asegurado que su preocupación "siempre ha sido salvar vidas".

Aunque por un lado, Bolsonaro aceptó que hay que “ser cautelosos con todos, especialmente con los ancianos y las personas con enfermedades preexistentes”, por el otro insistió en la necesidad de “salvar vidas sin olvidar los empleos” y de no comprometer la actividad económica con las medidas que se tomen. “El efecto secundario de las medidas para combatir el coronavirus no puede ser peor que la enfermedad misma”, afirmó al respecto en sintonía con su par estadounidense Donald Trump que día atrás declaró algo similar.

"El efecto secundario de las medidas para combatir el coronavirus no puede ser peor que la enfermedad misma", aseveró el mandatario.

Por otra parte, el ministro del Supremo Tribunal Federal (STF), Marco Aurélio Mello, solicitó a la Fiscalía General analizar un pedido para apartar de su cargo a Bolsonaro durante 180 días, por haber cometido diversas acciones que pusieron al país en riesgo ante la emergencia sanitaria del Covid-19.

Esta no es la primera vez que recibe una acusación por la misma razón, ya que hace poco recibió una orden de una jueza federal de Río de Janeiro quien exigió suspender una campaña publicitaria que promovía desde la presidencia no respetar a la cuarentena social.

A su vez, este martes a la noche, bajo el lema “Fora Bolsonaro”, miles de personas golpearon sus ollas y cacerolas desde sus ventanas y balcones en diferentes ciudades del país en protesta por la forma en la que el Ejecutivo viene manejando la crisis abierta por la llegada del coronavirus. “Homicida de los ancianos”, fue otra de las frases que más se escucharon en los balcones de ciudades como San Pablo, Río de Janeiro , Brasilia y Recife, entre otras.

En línea contraria al Ejecutivo Nacional, 26 de los 27 gobernadores advirtieron que seguirán fieles a las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS). Recientemente, el gobierno de Bahía impulsó la creación de un comité científico formado por médicos, físicos e investigadores, con el objetivo de ayudar a los demás Estados del nordeste a tomar decisiones sobre acciones para combatir la pandemia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3889 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter