Ahí vienen los rusos… ¡despertaron al oso!

En momentos de reacomodos geopolíticos y militares, parece que el tiempo corre muy rápido y los acontecimientos se aceleran modificando las siluetas de los momentos históricos y de los sujetos participantes. Los padrinos sustituyen a los ahijados, los tíos a los sobrinos y, en el discurso y en los organismos internacionales, los culpables sustituyen a las víctimas.

Sin embargo, también se aceleran las transformaciones, las bombas ya van para el otro lado, los agresores empiezan a correr, los poderosos son derribados, el engaño y los chantajes son sustituidos por enfrentamientos reales y la verdad. Los pueblos deciden sobre las élites.

Estas convulsiones despertaron al oso y elevaron el conflicto hasta el cielo.

Ya lo anunciaron, tanto el presidente ruso Vladimir Putin, como el ministro de defensa Serguei Shoigu, de la misma república. Ellos, se dirigieron a la nación rusa en sendos discursos, este miércoles 21 de septiembre, después que las repúblicas Donetsk, Luganks y las regiones de Zaporiyia y Jersón, anunciaran celebrar referendos del 23 al 27 de este mes, para unirse a Rusia.

El presidente Putin firmó un decreto para la movilización parcial de los reservistas con el objetivo de defender la soberanía y la integridad del país. El ministro de defensa dio los detalles del decreto.

Declaró Choigu que movilizaran 300,000 reservistas para proteger 1,000 km de frontera y garantizar la protección de la población. Agregó también que ya están en combate contra la alianza militar occidental y contra su sistema informativo espacial compuesto por 200 satélites civiles y más de 90 satélites militares que hacen los acercamientos de las posiciones, movimientos y de los depósitos de munición rusos.

En su balance militar reconoció las casi 6,000 bajas mortales del ejército ruso. A tres días de cumplir los 7 meses de combate, se contabiliza, la destrucción total del arsenal soviético heredado a Ucrania y de muchas armas nuevas de la Otan, agregado a esto, la aniquilación de la mitad del ejército ucraniano y unos 2 mil mercenarios y lo más importante es, que las zonas liberadas de nacionalistas y uniformados ucranianos, como son Jersón, Zaporozhie, Donetsk y Luganks, han decidido ser parte de la Federación Rusa.

Con relación a los resultados de los referendos, ya están echadas las cartas. Rusia pasa a reconfigurar sus fronteras. Pero la cuestión es que, esta reconfiguración geopolítica, cobra importancia estratégica, porque surge como desenlace victorioso de una etapa de la operación militar especial y como apertura a una conflagración militar mundial contra occidente, a partir de un potente fortalecimiento geográfico y militar en las nuevas fronteras.

Dado que, Washington y la Otan están utilizando a Ucrania como el campo de batalla de esta contienda. Putin y Choigu definieron las medidas necesarias a tomar y acorde a la amenaza.

lo dijeron de esta manera: "El objetivo de occidente es debilitar, dividir y en última instancia, destruir nuestro país. Ya dicen abiertamente que fueron capaces de dividir la Unión Soviética en 1991, y que ahora ha llegado el momento de que la propia Rusia se desintegre en una multitud de regiones y zonas que se enfrentarán en una guerra mortal." Dijo Putin en su discurso a la nación y agregó, "En esta situación considero que es necesario tomar las siguientes decisiones, que son apropiadas ante las amenazas que enfrentamos. Para defender nuestra patria, su soberanía e integridad territorial, para garantizar la seguridad de nuestro pueblo y de la gente en los territorios liberados considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor de llevar a cabo una movilización parcial."

Agregó Putin, "utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para defender a Rusia, a nuestro pueblo. Y esto no es un bluf."

Por su parte el ministro de defensa Serguei Choigu expresó, "estamos en guerra contra occidente, colectivo."

Pero quien bien anticipa el problema ruso, es el vicepresidente del partido social demócrata de Eslovenia Lubos Blaha, miremos sus expresiones: "el anuncio de la movilización es una prueba clara de que Rusia no cederá ni un milímetro y las sanciones no servirán de nada. Por el contrario, la política agresiva e imperialistas de occidente conduce a una escalada del conflicto que solo significaría una cosa: habrá 10,000 muertos más."

Tomando en serio las preocupaciones de Rusia, sostuvo que, "es una potencia nuclear. Siente el peligro que supone la expansión de la Otan. Si queremos paz, el odio no nos ayudará. Y si occidente quiere una tercera guerra mundial, está haciendo lo mejor que puede para lograrlo."

Como dijo Lavrov, "Estados Unidos y sus aliados están listos para sacrificar Ucrania para lograr sus metas geopolíticas." Es por ello que, la movilización de 300,000 reservistas, formados y reentrenados, sitúa a Ucrania en desventaja de 3:1. Y con todo lo necesario para defender a Rusia. "No es un bluf," dijo Putin, la guerra va en su tono real.

Occidente despertó al oso. Y no hay que ser un vidente o experto en estrategia militar para deducir, que mientras los líderes occidentales odien a los rusos de forma racista, los ucranianos morirán y Europa se enfrentará a una crisis energética. Rusia va a la guerra contra occidente colectivo.

Como sucedió antes de la operación militar especial, Putin agotó los términos perentorios para advertir el inicio del conflicto. Kiev y la Otan menospreciaron la posición preventiva rusa, desecharon el diálogo y le entraron a la continuidad de los bombardeos, la represión y el terrorismo sobre el Donbáss.

Ahora, en esta nueva fase de la guerra, Rusia ha venido denunciando los ataques ucranianos a la población y la infraestructura civiles, los bombardeos a la planta nuclear de Zaporozhie, los misiles contra los reclusorios de los prisioneros de guerra ucranianos, los montajes propagandísticos anti rusos y la cultura ruso fóbica racista. Mientras la ONU, su secretario general y la OIEA, se hacen del ojo pacho.

Por lo tanto, ahora, sin propaganda, sino con acciones militares agresivas y medidas políticas efectivas, el oso ruso estornudó y se levantó, para que nadie lo siga jodiendo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 958 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad