Democracia de colegios, Elecciones de colegios y Presidente de colegios

En los recientes días, de este mes de noviembre 2020 hemos estado presenciando, la mentira de la verdad. En el país, que se ufana de tener la mejor democracia del mundo.

Por, largo tiempo se encargado de repartirle democracia a muchos países, y quienes se niegan a recibirla se la imponen a fuerza, con golpes de estados, invasiones y guerras fratricidas entre otras prácticas imperiales. De igual manera, este mismo país junto con los distintos personajes que lo han gobernado, le exigen a medio mundo y más allá, elecciones libres, transparentes y democráticas.

Pero, a lo interno del mismo, esas reglas no se cumplen. Adoleciendo, de un sistema electoral que permita que las grandes mayorías, con el voto popular secreto y universal, decidan quién, es el ganador de dicho proceso electoral. Que, su presidente o presidenta no sea, producto de la decisión de un colegio electoral. Además, dichos colegios fueron escogidos desde épocas coloniales de manera selectiva, es decir no existe paridad e igualdad en los mencionados colegios.

Unos, colegios electorales que, hasta la fecha conservan el poderío colonial y esclavista de esa sociedad. Que se niega a dejar atrás ese pasado, ahora expresado en los colegios electorales. Unas elecciones para escoger presidentes con las mismas condiciones del colonialismo y la esclavitud, en tiempos disque modernos.

Entonces, no estaríamos hablando de un presidente electo, bajo las reglas universales de los procesos electorales clásicos, donde las grandes mayorías populares deciden, sino más bien de un presidente electo y nacido de unos colegios electorales sin igualdad, ni mucho menos paridad.

En resumen, esa democracia es el resultado, de lo que se decida, en esos colegios. Esas elecciones no son libres, ni trasparentes, los votos residen en los colegios. El presidente electo nace de la voluntad, expresada en los minoritarios y exclusivos, para no decir excluyentes colegios electorales.

Y la guinda, que le faltaba al pastel se la pone el propio emperador de los estados unidos de AmeriKKKS. Denunciando un fraude masivo en los centros electorales. Echando, por tierra y de un plumazo, la paranoia de la interferencia e intervención Rusa y China en las pasadas elecciones presidenciales, donde él resulto ganador. De esta, manera nacionaliza el fraude, ya no son los hacker de países extranjeros, los trupmposos son unos demócratas gringuitos.

Esas, afirmaciones nuevamente desvían el debate, para no permitir decir la verdad que el mundo entero conoce. Como la desvergüenza política, electoral y democrática. Donde, los votos, o la posibilidad de elegir, realmente en una sociedad multirracial, no son reconocidos. Es decir, los sectores más vulnerables a ese viejo y colonial sistema electoral. Como los afroamericanos, los indígenas, los migrantes, los grupos sociales y los connacionales de muchos países que viven allí, no son respetados ni recocidas sus luchas por los cambios expresadas a través del voto.

En fin, este espectáculo al estilo de Hollywood, pone al descubierto la podredumbre de esa decadente democracia y su sistema electoral. De aquí, en adelante con qué cara, con que moral, le va exigir a otros pueblos y naciones sobernas, elecciones, libres transparentes y democráticas. Así pues, como van las cosas, de los colegios electorales pasan a la corte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 739 veces.



Jorge Guerrero Veloz

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas. Autor del libro La presencia africana en Venezuela

 jorgeguerreroveloz@hotmail.com      @guerrero_veloz

Visite el perfil de Jorge Guerrero Veloz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: