Terrorismo e injerencismo yanqui

Simón Bolívar, Libertador de nuestra Patria, a quien se ha reivindicado como el precursor de los movimientos políticos, desde el social-revolucionario hasta la independencia latinoamericana, también ha sido pregonado como el verdadero fundador del Panamericanismo. Además, es el primer profeta previsor que advirtió a los latinoamericanos a combatir el imperialismo yanqui, cuando el 05/08/1829, señaló lo siguiente: "Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria, a nombre de la Libertad".

U.S.A. inició su expansión territorial no en defensa de la América Latina sino en perjuicio de los países que se habían independizado de la corona española. Los gringos privaron de su independencia a Filipinas, Hawái, Puerto Rico, Haití y República Dominicana; menoscabaron la soberanía de las hermanas naciones de Cuba, Nicaragua, Honduras y Panamá, imponiendo servidumbres políticas, militares o económicas; le segregaron a Colombia su provincia de Panamá; e intervinieron en México ocupando por la fuerza el Puerto de Veracruz y parte de la frontera septentrional.

A mediados de la década de 1990, al desaparecer el bloque soviético (URSS), se creyó que la vigencia del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) había desaparecido con él. Sin embargo, fue lo contrario, la súper potencia que quedaba siguió actuando, y mutaron las formas, pero el fondo es el mismo: violentar soberanías y neo colonizar. En los últimos 100 años, las pruebas son las incursiones militares e injerencismo del imperio yanqui, que se cree el "Amo del Mundo". Recordemos algunos de los casos más emblemáticos:

En 1916, Marines de U.S.A. desembarcan en República Dominicana, y toman el control e imponen un gobierno militar bajo el mando del Contraalmirante Harry Shepard Knapp. La ocupación duró 8 años.

En 1917, tropas yanquis acantonadas en la Base Naval de Guantánamo invaden Cuba para favorecer la reelección del conservador Mario García Menocal y sofocar la sublevación del ex presidente José Miguel Gómez.

En 1918, al final de la I Guerra Mundial, temerosos del bolchevismo, U.S.A. junto a los aliados intervienen en la Guerra Civil rusa al lado de las fuerzas del Movimiento Blanco Anti Bolchevique que antes habían perdido la revolución de octubre de 1917. Ese mismo año, en Panamá la intervención militar de U.S.A. derivó en un decreto del presidente Ciro Urriola que anuló las legislativas de ese año, cuyos resultados no favorecían su mandato.

En 1919, Marines yanquis ocupan puertos hondureños con el argumento de "mantener el orden público y crear una zona neutral" durante la sublevación para derrocar al conservador Rafael López Gutiérrez, defensor de los intereses gringos.

En 1920, tropas yanqui desembarcan en Guatemala para "proteger la vida de los ciudadanos gringos" durante la insurrección popular que derroca la tiranía de Manuel Estrada Cabrera.

En 1921, Washington interviene en el diferendo limítrofe entre Costa Rica y Panamá, animado por las bananeras United Fruit Company y American Banana Company. Posteriormente, U.S.A. impone a Panamá el fallo White, obligando al país centroamericano a ceder parte de su territorio a la vecina Costa Rica.

Desde 1922 y hasta 1941, el imperio yanqui incrementa sus tropas en China. Unos 5.000 hombres permanecen en el país, así como 44 buques navales custodian costas y ríos.

En 1924, desembarcan tropas gringas en Honduras y ocupan Tegucigalpa en medio de un conflicto entre las empresas bananeras United Fruit Company y la Coyumel Fruit, por la concesión de tierras.

En 1925, 600 Marines gringos desembarcan en Panamá para reprimir la "huelga de los inquilinos".

En 1926, Marines yanquis desembarcan en Nicaragua ante la incapacidad del presidente Adolfo Díaz para resistir las "agresiones de los agentes del bolchevismo (que ponen en peligro) los intereses de U.S.A.". Durante 7 años los invasores repelen, con la ayuda de la Guardia Nacional, a los nacionalistas liderados por Augusto César Sandino.

En 1927, U.S.A. realiza el primer bombardeo aéreo en América Latina al atacar la aldea Ocotal en Nicaragua, donde mueren 300 personas. Esta es la respuesta del Capitán George Hatfield a la negativa de Augusto César Sandino de deponer las armas.

En 1929, Marines gringos asentados en Haití bombardean Cayes, con el objeto de sofocar las protestas por la cancelación del proceso electoral previsto para ese año, realizada por Joseph Borno, presidente impuesto por U.S.A. en 1922. Al día siguiente, vuelven a disparar contra campesinos, dejando saldo de 21 muertos y 51 heridos.

En 1932, el desbordamiento popular debido a la cancelación de las elecciones, en las que participa el Partido Comunista Salvadoreño (PCS) provocó la protesta popular para exigir el derrocamiento de la dictadura. La insurrección es brutalmente reprimida por la Guardia Nacional y organizaciones para-militares con apoyo de U.S.A., y es fusilado el líder nacionalista Farabundo Martí.

En 1946, en Irán estalla la primera confrontación de la posguerra entre U.S.A. y la URSS. El imperio yanqui ocupaba el sur del país y la URSS el norte (donde estableció las repúblicas de Azerbaiyán y Kurdistán). Para el presidente gringo Harry Truman, Irán tenía tanta importancia estratégica que amenazó soltar la bomba nuclear si las fuerzas soviéticas no se retiraban. No era una amenaza vacía, pues en 1945, soltó 2 bombas atómicas en Japón. Poco después las fuerzas soviéticas se retiraron de Irán.

En 1947, al finalizar la II Guerra Mundial, militares de U.S.A. e Inglaterra apoyan la monarquía en Grecia y enfrentan el movimiento insurreccional encabezado por la resistencia que había luchado contra el fascismo.

Entre 1948 y 1954, se produce la rebelión de Hukbalahap, organizada por soldados del llamado Ejército Anti Japonés, contra el Gobierno filipino. Esta rebelión comenzó durante la ocupación japonesa de Filipinas La CIA intervino a favor de Japón y el Gobierno filipino.

En 1950, se desata la guerra entre las 2 Coreas, el Norte, apoyado por China y la URSS, y el Sur por U.S.A. El conflicto llegó al término de amenaza nuclear. Ese mismo año, una rebelión popular por la independencia de Puerto Rico, conocida como el "Grito de Jayuya", fue aplastada por U.S.A. El pueblo de Jayuya es atacado por aire y tierra con centenares de víctimas.

En 1954, se produce la operación encubierta de la CIA en Guatemala para derrocar al presidente Jacobo Arbenz por oponerse a los intereses de la United Fruit Company y emprender una reforma agraria.

En 1955, comienza la guerra de Vietnam. El Sur con el apoyo de U.S.A. se enfrenta al Norte, respaldado por China y la URSS. Se calcula que murieron 5.000.000 de personas.

En 1956, la nacionalización del Canal de Suez, vía para el tránsito del petróleo del Medio Oriente, promovida por Gamal Abdel Nasser, provocó una invasión militar apoyada por el imperio yanqui.

En 1958, la VI Flota desembarcó en las costas del Líbano para hacerle frente a un movimiento nacionalista que comulgaba con las ideas promovidas desde la unidad Egipto-Siria (1956) en Oriente Medio por el presidente Gamal Abdel Nasser. Esa visión caló en el Líbano, considerado bastión de los intereses occidentales en la región.

En 1961, exiliados cubanos anti castristas realizan una operación militar financiada y apoyada por U.S.A. para invadir Cuba por Bahía de Cochinos.

En 1962, en plena Guerra de Vietnam, U.S.A. desplegó uno de los bombardeos más brutales de la historia sobre Laos y Camboya. Más de 260.000.000 de bombas de racimo fueron descargadas (½ tonelada por habitante).

En 1963, U.S.A. ocupa la República Dominicana luego de provocar el derrocamiento del presidente Juan Bosch. En 1965, el Coronel Francisco Caamaño lidera una insurrección para reponer el orden constitucional violado en 1963, y Washington lo enfrenta con más de 40.000 marines.

En 1964, Fuerzas del Comando Sur arremeten contra una protesta popular por el izamiento de la bandera de ese país en el Canal de Panamá. El monumento Los Mártires de Colón incluye los nombres de 22 personas asesinadas. Ese mismo año, en Brasil, el presidente brasileño João Goulart es derrocado por iniciativa de U.S.A. Joao Goulart había emprendido una reforma agraria y medidas que exigían a las transnacionales invertir sus ganancias en Brasil. Los militares golpistas iniciaron una cruenta dictadura que se extendió por 21 años.

En 1965, una operación militar de la CIA provoca el derrocamiento del presidente indonesio Ahmed Sukarno. Más de 500.000 personas fueron asesinadas.

En 1966, el imperio yanqui envía armas, asesores y boinas verdes a Guatemala para implementar una campaña "contra-insurgente".

En 1970, tropas de U.S.A. acudieron a Omán, al sur del Golfo Pérsico, para reprimir una insurrección de ideología comunista contra Qabus iban Sa’id Al Sa’id, quien era el Sultán de Omán, después de derrocar a su padre.

1973, el Golpe de Estado del 11/09/1973, promovido por el gobierno de Richard Nixon depuso al presidente Salvador Allende, en Chile.

En 1975, la República de Angola enfrenta una guerra por la liberación de Namibia, con el apoyo de Cuba, contra Suráfrica y Zaire respaldados por U.S.A. e Israel.

En 1979, la acción del Frente Sandinista, apoyado por U.S.A., produce el derrocamiento del dictador Anastasio Somoza. La CIA organiza una oposición armada llamada "Contras" que hundió al país en la guerra civil, acabó con el gobierno sandinista y empoderó a Violeta Chamorro.

En 1980, Washington concretó su injerencia en el conflicto interno de El Salvador, en torno al cual se enfrentaba a la dictadura de Rafael Saldívar, pro-yanqui, con las fuerzas populares del Frente Militar de Liberación Nacional (FMLN).

En 1981, el imperio yanqui derribó 2 naves de la Fuerza Aérea de Libia en las costas del país, que a su vez venía reclamado soberanía sobre aguas del Golfo de Sidra. Washington repitió este tipo de violaciones del espacio aéreo de Libia en 1986 y 1989 con total impunidad.

En 1982, Israel invade el Líbano con el apoyo de U.S.A. para sofocar la re agrupación de factores políticos que habían comenzado a establecer alianzas con la izquierda y la resistencia palestina.

En 1983, después del golpe militar de 1979 en Granada, el movimiento New Jewel llegó al poder. El 17/10/1983, bajo el pretexto de proteger a estudiantes gringos, Ronald Reagan ordenó la "Operación Furia Urgente" de invasión del país.

En 1989, George Bush ordena la "Operación Causa Justa" para mantener el control sobre el Canal de Panamá.

En 1991, U.S.A. y sus aliados lanzan las Operaciones "Escudo del Desierto" y "Tormenta del Desierto" contra Irak, para proteger sus intereses petroleros en Kuwait luego de la invasión.

En 1992, Marines apoyados por la ONU ingresan a Somalia como parte de la Operación "Continuación de la Esperanza" para sofocar la guerra civil.

En 1995, como parte de la guerra de Bosnia, el imperio yanqui y sus aliados de la OTAN intervienen en el conflicto y provocan la disolución de Yugoslavia.

En 1998, la U.S. Air Force bombardeó por "sorpresa" instalaciones en Afganistán y Sudán. El presidente Bill Clinton dijo que era "para bien de sus compatriotas y otros pueblos amantes de la paz".

En 1999, U.S.A. y la OTAN desarrollan la Operación Fuerza Aliada en Kosovo, con la excusa de una "intervención humanitaria" por crímenes de lesa humanidad.

Intervenciones en el siglo XXI

En el siglo XXI, las intervenciones del imperio yanqui por "democratizar" a los países árabes son parte de un nuevo manual de violencia que ha dado paso al surgimiento de grupos terroristas y al mayor caos migratorio de la historia.

En marzo de 2003, las fuerzas encabezadas por U.S.A. invaden Irak desde Kuwait para derrocar a Sadam Hussein, alegando que el gobierno de Irak poseía armas de destrucción masiva. Por lo que despliegan en Irak, 125.000 soldados y marines yanquis para tomar el control del país. El líder fue detenido y enfrentó un juicio por la muerte de 148 personas en 1992, y en 2016, fue ejecutado en la horca.

Después del atentado terrorista de las Torres Gemelas de New York y Pentágono en Washington del 11/09/2001, el imperio yanqui mantiene tropas en Afganistán. De estas acciones se culpó a Osama Bin Laden, líder de la red terrorista Al Qaeda, que posteriormente fue asesinado en una operación de la CIA.

La invasión de Libia fue liderada por mercenarios financiados desde Washington y fuerzas de la OTAN en contra del Gobierno de Muammar Al Gadafi. La ocupación tuvo lugar en 2011 y se concretó con el asesinato del líder libio. En 2016, Barack Obama reconoce que su peor error en materia de política exterior fue invadir Libia.

En marzo de 2011, los Jefes de Estado de Túnez y Egipto son derrocados. Más tarde, los presidentes en Libia y Yemen correrían un destino similar. En la ciudad de Deraa del suroeste de Siria, manifestantes apoyados por occidente elevaron sus protestas para exigir reformas debido a 40 años bajo el gobierno de Hafez Al Assad y su hijo Bashar Al Assad, lo que desencadenó una guerra civil.

Violencia, propaganda y devastación

El uso de los aviones o drones "Predator" (sin tripulación y armados con misiles dirigidos por vídeo) de parte de las Fuerzas Armadas de U.S.A. y la CIA, es asesino silencioso utilizado por el imperialismo yanqui, con coalición internacional y participación de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN), aspecto poco mencionado en la "Operación de Contingencia Global", pero que ha causado miles de muertes en Afganistán, Paquistán, Yemen, Somalia, Irak, Libia y Siria, donde, en muchos casos, muere la población civil como "daño colateral"

Sobre esta "guerra selectiva y secreta con aviones no tripulados" (Game of Drones), en objetivos de interés gringo, la Oficina de Periodismo de Investigación (The Bureau of Investigative Journalism), señaló que entre el 01/01/2007 y el 27/02/2017, se han producido los siguientes bombardeos:

· Afganistán: 1.506 ataques confirmados, 3.261 asesinados y 449 heridos.

· Paquistán: 425 ataques confirmados, 4.003 asesinados y 1.744 heridos.

· Yemen: 206 ataques confirmados, 1.184 asesinados y 293 heridos.

· Somalia: 42 ataques confirmados, 449 asesinados y 43 heridos.

Asimismo, el imperio yanqui con coaliciones internacionales y OTAN ha realizado 18.951 ataques con "Drones", 11.399 en territorio de Irak y Libia y 7.552 en Siria, utilizando en estas incursiones 72.700 bombas, resultando asesinados 2,543 personas, con gran cantidad de civiles, incluyendo niños, mujeres y ancianos.

En la isla de Margarita, estado Nueva Esparta de la República Bolivariana de Venezuela, al culminar la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), agrupación creada en plena "Guerra Fría" contra el orden establecido por las súper potencias, para defender la neutralidad, independencia y autodeterminación de los países, muchos de ellos surgidos luego de cruentos procesos de descolonización.

Golpes de Estados "parlamentarios suaves" de la derecha

El 28/06/2009, militares secuestran al Presidente de Honduras y lo sacan por la fuerza del país. U.S.A. confesó haber prestado su Base Militar de Palmerola, para que los golpistas trasladaran al depuesto Presidente José Manuel Zelaya. Posteriormente, el Congreso de Honduras lo acusa de "violar la Constitución" y levanta un juicio que concluye en Golpe de Estado.

En 2012, el Senado de Paraguay realizó un juicio político "express" al presidente Fernando Lugo destituyéndolo del cargo bajo el argumento de ser el responsable de los enfrentamientos entre campesinos y policías, ocurridos días antes, en la localidad de Curuguaty, con saldo de 17 muertos.

En 2016, los diputados del Parlamento brasileño acusan de corrupción a la presidenta Dilma Rousseff, rompen con la alianza y promueven un juicio político en su contra, el cual la separa de su cargo por 180 días. Luego ejecutan el "impeachment". El Senado de Brasil destituyó formalmente a la presidenta Dilma Rousseff por supuestos "crímenes de responsabilidad" y eventos que tuvieron lugar en administraciones previas a la de Dilma Rousseff. Previa a esta decisión el ex agente de la CIA Edward Snowden, denunció que la Agencia Nacional de Seguridad de U.S.A. espiaba las comunicaciones de Dilma Rousseff.

Finalmente, en la actualidad y con total impunidad U.S.A. y la OTAN se la aplican a pequeños países incómodos o no alineados con los intereses del imperio yanqui. En tal sentido, hasta el 12/07/2018, la ola de violencia en Nicaragua ha dejado 242 personas fallecidas, y sectores de oposición, medios de comunicación privados y la cúpula de la iglesia católica nicaragüense han catalogado como "protesta ciudadana" la participación de grupos violentos dedicados a la quema de instituciones educativas, estatales, saqueos y ataques a las fuerzas del orden público, entre otras acciones. En fin, la línea editorial tendenciosa de las agencias y medios occidentales sobre la violencia en Nicaragua es idéntica a la narrativa tergiversada aplicada en la República Bolivariana de Venezuela en donde entre el 01/04/2017 y el 30/07/2017, con los actos terroristas de guarimbas y destrucción de bienes públicos y privados, donde murieron 163 personas, es decir, los terroristas son héroes de la paz y la democracia. … ¡El mundo al revés!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 602 veces.



Freddy Añez

Jubilado de PDVSA. Anti imperialista. Licenciado en Administración Comercial UCV - 1975

 anez45@yahoo.com

Visite el perfil de Freddy Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Añez

Freddy Añez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a266377.htmlCd0NV CAC = Y co = US