Discurso de Netanyahu en Washington: la ruptura de tabúes ahora se permite

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Hubo una vez una época en que cualquier crítica a cualquier dirigente israelí por parte de un dirigente político norteamericano elegido, era un tabú, acto que aseguraba una rápida sentencia de muerte política. Aquellos que aunque de manera suave criticaran las acciones de Israel o de cualquier primer ministro israelí, tenían garantizado en la próxima elección a un opositor bien financiado, cortesía del Comité EE.UU.-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC sigla en inglés).

Luego que el Primer Ministro israelí, Binyamin Netanyahu conspirara con el vocero republicano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, para que el primer ministro israelí pronunciara un discurso en una sesión conjunta del congreso –por tercera vez, distinción que Netanyahu comparte solo con el Primer Ministro británico, Winston Churchill—y sin el conocimiento del gobierno de Obama, ahora cayeron todos los tapujos.

Nunca antes en la historia de Estados Unidos un político extranjero había sido invitado para censurar a un presidente norteamericano en ejercicio, desde el mismo púlpito en que el presidente norteamericano pronuncia el tradicional discurso El Estado de la Unión.

Lo que Netanyahu exigió ante el Congreso fue nada menos que un total cambio de régimen en Irán. Netanyahu puso énfasis en que él no quiere ningún tipo de acuerdo nuclear con el actual gobierno de Teherán y desea que las sanciones más bien se incrementen y que no se reduzcan. Netanyahu entiende que la influencia de sus amigos sionistas que controlan Hollywood, sobre el público norteamericano, comparó a Irán con "El Juego de los Tronos" en referencia a una serie fantasía de HBO acerca de siete reinos en guerra. Netanyahu también señaló que en lo concerniente al conflicto de Irán con el Estado Islámico "el enemigo de su enemigo, es su enemigo". Refiriéndose a la actual guerra de Estados Unidos con el Estado Islámico, Netanyahu distorsionó lo que cualquier observador sensato del actual estado de los asuntos del Medio Oriente, dice que Estados Unidos e Irán son aliados naturales contra el Estado Islámico y la consigna operativa sería "el enemigo de su enemigo es su amigo." Netanyahu de manera cómica trató de hacer una comparación entre el Estado Islámico e Irán ya que "Irán se denomina República Islámica y el E sl se autodenomina Estado Islámico."

Netanyahu indicó que Irán y el EI están compitiendo como los reinos en guerra de la película "Juegos de Tronos" para ver quien se queda con la corona. Netanyahu ignoró el hecho que las guerrillas yijadistas del EI sostienenque son Suni mientras que Irán es Chiíta. En cuando al nombre oficial de Irán, Netanyahu bien pudo comparar al Estado Islámico con Mauritania, Paquistán y Afganistán todos los cuales emplean la denominación "República Islámica en sus nombres oficiales.

Netanyahu sugirió de manera escandalosa que era más importante impedir que Irán tenga armamento nuclear que derrotar al Estado Islámico. Netanyahu se confió en los extractos de bajo coeficiente intelectual que abundan en las redes de propaganda tales como Fox News y en las páginas editoriales del Wall Street Journal.

Ya que un cierto número de senadores y representantes demócratas anunciaron que ellos evitarían el discurso de Netanyahu, tal movida habría normalmente redundado en una cacofonía de gritos de crítica de parte del cabildeo israelita. Durante una entrevista exclusiva con Reuters, el presidente Obama dijo que el discurso de Netanyahu fue un error. Obama, en respuesta al comentario anterior de la consultora en seguridad nacional, Susan Rice, comentó que el discurso de Netanyahu era "destructor del tejido" de la relación de Estados Unidos con Israel y estuvo de acuerdo en que el discurso de Netanyahu ante el Congreso, dos semanas antes de una elección israelí, era una "distracción" aparte de ser un error.

El lenguaje más bien diplomático de Obama esconde la furia en la Casa Blanca por las actividades partidistas del embajador israelí en Estados Unidos, Ron Dermer, ex ciudadano norteamericano y Boehner. La visita de Netanyahu se produjo luego que altos funcionarios de la Casa Blanca fueron anónimamente citados en los medios de prensa tildando al primer ministro israelí como un "cobarde" y un "cagón".

Tal vez ningún otro gobierno norteamericano ha tenido relaciones más tensas con Israel desde que John F. Kennedy advirtió al Primer Ministro de Israel, David Ben-Gurion en una carta el año 1963 que a menos que inspectores norteamericanos fueran autorizados en la planta nuclear de Dimona, Israel perdería la ayuda norteamericana y se encontraría diplomáticamente aislado. En el año 1961 Kennedy se negó a recibir a Ben-Gurion de visita en la Casa Blanca, pero aceptó recibirlo en una reunión casi sin publicidad en el Hotel Waldorf-Astoria de Nueva York.

Una encuesta realizada por CNN demostró que la opinión del público norteamericano sobre Israel está cambiando, un 63 por ciento de norteamericanos consultados no está de acuerdo con la invitación de Boehner a Netanyahu para dirigirse al Congreso. Pero los oídos sordos de la AIPAC a cuya conferencia anual en Washington asistió Netanyahu el día anterior a su discurso en el Congreso, erróneamente creen que tienen el apoyo del pueblo norteamericano en circunstancias que solo tienen el apoyo de los judíos viejos, los denominados cristianos sionistas y de los halcones neoconservadores que son parte de la base militar-industrial de Estados Unidos. Incluso el 31 por ciento de los judíos norteamericanos, según la citada encuesta de CNN, no tiene ninguna afinidad con las metas de Israel.

Obama y el vicepresidente Joe Biden decidieron no hablar con el AIPAC este año. En su lugar, la Casa Blanca envió a Susan Rice y a la embajadora ante la ONU, Samantha Power, para dirigirse a la muy pro-republicana y derechista agrupación. Durante la preparación de su discurso al Congreso, Netanyahu le señaló al AIPAC que "Durante dos mil años, mi pueblo, el pueblo judío, no tuvo país, estuvo indefenso y sin voz." Cualquiera que estuviese familiarizado con la historia del sistema financiero del Imperio Romano o de los barones Rothschild de las finanzas y la industria en Europa, no alegaría que los judíos estuvieron totalmente "indefensos" o "sin voz" durante los últimos dos mil años.

Muchos judíos en Estados Unidos y otras partes, resienten los repetidos alegatos de Netanyahu en el sentido que representa a la totalidad del pueblo judío. De manera desvergonzada frente el Congreso, trató de comparar al actual Irán con la Alemania Nazi y a la antigua Persia. Refiriéndose a Persia, Netanyahu dijo "Hoy en día, el pueblo judío enfrenta otro intento por un nuevo potentado persa dispuesto a destruirnos." Netanyahu estaba citando a la esotérica mitología del Viejo Testamento contenida en las páginas del Libro de Ester.

Lo que irritó aun más a la AIPAC fue el hecho que el Secretario de Estado John Kerrry rechazó su invitación para poder reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, ZavadJarif, en las discusiones del P5+1 en Ginebra. Kerry también de manera enfática advirtió a Netanyahu de no revelar detalles secretos de las negociaciones nucleares del P5+1 en el Congreso. No obstante, quedó claro que el socavamiento de Obama y Kerry por parte de Netanyahu durante las delicadas negociaciones en Ginebra apuntaba a que un posible acuerdo nuclear naufragara e impedir cualquier reducción de las sanciones contra Irán. Netanyahu declaró de plano ante el Congreso que cualquier acuerdo nuclear del P5+1 con Irán "pavimentaría el camino" para el armamento nuclear de Irán. No solo la CIA ha descartado semejantes planes de parte de Irán si no que varios funcionarios de inteligencia israelí han dicho lo mismo: Irán no tiene capacidad en este momento para producir armamento nuclear.

Los seguidores de Netanyahu lograron reclutar al presidente checo, Milos Zeman, al ex primer ministro de España, José María Aznar y al ex ministro de relaciones exteriores de Canadá, John Baird para aplaudir los comentarios de Netanyahu en la AIPAC. Los tres ex funcionarios extranjeros, por omisión, también demostraron falta de respeto por el gobierno de Obama al asistir a un evento partidario a un día de realizarse un evento partidista mayor.

Aunque senadores demócratas tales como Patrick Leahy, Elizabeth Warren (se rumorea como posible candidata presidencial para el 2016) Brian Schatz, Sheldon Whitehouse, Tim Kaine y Al Franken y los veteranos representantes demócratas John Lewis, Jim McDermott y Jim Clyburn como también el representante republicano, Walter Jones, anunciaron su boicot al discurso de Netanyahu, otros demócratas, incluyendo a la presidenta del Comité Demócrata Nacional, Debbie Wasserman-Schultz y la líder de la Minoría de la Cámara, Nancy Pelosi, estuvieron presentes. Los curules vacíos en la Cámara fueron ocupados por personal republicano pro-Netanyahu, quienes junto a los asistentes a la reciente conferencia de la AIPAC, lograron llenar la Galería de Visitantes de la Cámara dándole a Netanyahu un estruendoso aunque desorientador aplauso y gritos de apoyo.

Era de esperar que el discurso de Netanyahu fuera elogiado por la pro-sionista CNN y por el jefe de su oficina en Washington, Wolf Blitzer, quien nunca admite con toda franqueza que durante un tiempo fue vocero de relaciones públicas de la AIPAC.

Ahora Netanyahu se enfrentará con la oposición política en Israel en una elección pautada para el 17 de este mes. Aunque Netanyahu haya logrado modestos puntos políticos con el ala derecha y aun con los colonos de extrema derecha, el daño que ha causado a las "relaciones especiales" de Estados Unidos con Israel perdurará por mucho más tiempo que los resultados de la elección venidera.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /internacionales/a204241.htmlCd0NV CAC = , co = US