De los valores y anti-valores venezolanos

La revolución venezolana en este momento histórico apuesta a la consolidación de
un fundamento político y moral de dimensiones históricas cristalizado en la
reforma de la Constitución.

Pero suele pasar que, por estarse forjando importantes realidades, las
esenciales pasen por debajo de la mesa. De ahí una necesaria interrogación:
¿dónde ha quedado la discusión de los valores morales del venezolano contemporáneo?
Si de hecho existen valores morales y políticos que fundamenten el cotidiano del
venezolano, es justo preguntarse hoy día sobre la identidad y aplicación de los
mismos.

Pero hay que aclarar que no hablamos aquí de valores universales, metafísicos o
hipotéticos. Se trata de realizar un esfuerzo fenomenológico y extraer de las
actitudes, acciones y modos de pensar de los venezolanos, los valores que están
debajo de su accionar.

No cabe la menor duda que existe una preocupación generalizada sobre los modos
de actuar de nuestros compatriotas, que parecen asomar la existencia de valores
individualistas como fundamento de sus creencias, deseos y objetivos.
Es imprescindible preguntarse entonces, ¿qué es un valor individualista? Primero
que todo hay que aclarar que valor individualista no es sinónimo de valor
individual. El individualismo sería más bien la dogmatización y perversión de
este último.

El pensador francés Alexis de Tocqueville escribía en su Democracia en América,
justo en los años en que Bolívar emprendía la revolución por el continente, que
el individualismo es algo mucho más profundo, complejo y peligroso que el
egoísmo. Mientras que el egoísmo siempre ha existido, el “individualismo es una
expresión reciente que ha creado una idea nueva: nuestros padres no conocían
sino el egoísmo”. Diríamos entonces con Tocqueville que el egoísmo es un rasgo
natural del hombre que tiende a colocar en primer plano el ego, es decir, el yo.
Por el contrario, el individualismo es un fenómeno y una patología moderna que,
no sólo coloca el propio yo como centro de gravedad, sino que además hace de
esta actitud un valor moral. ¿Qué significa ello?

Hacer del yo un valor moral quiere decir hacerlo un imperativo, elevarlo al
rango de deber ser. Como lo ejemplifica el sociólogo Christopher Lasch en La
cultura del narcisismo, según el individualismo, tú estás llamado a buscar sólo
tus propios intereses; si actúas pensando únicamente en ti, estás haciendo el
bien. He aquí el origen de las teorías de auto-superación o de éxito empresarial
– cuyas publicaciones inundan nuestro país – que colocan como modelo a seguir el
“emprendedor” o “manager” exitoso que piensa únicamente en sus propios
intereses, cueste lo que cueste socialmente.

Figuras que, dicho sea de paso, ilustran y fundamentan el neo-liberalismo y su
instrumento primordial, el capitalismo. El mensaje que se esconde detrás de
dichas posturas invita a la felicidad, goce, bienestar y disfrute exclusivamente
desde el punto de vista individual.

Todo ello, claro está, en franca oposición a los valores sociales – fundamento
de toda revolución – los cuales son vistos como trabas o impedimentos al
desenvolvimiento del propio yo.

El mundo desde esta perspectiva es visto como un campo de batalla donde sólo los
más individualistas han de sobrevivir, ser protagonistas y líderes. En otras
palabras, aquellos que no ahorran energías en ganarse un puesto importante y
mantenerlo, acumular el mayor capital posible en negocios, amistades
influyentes, sueldos desmedidos, favores debidos, desproporcionados bienes, etc.
La pregunta surge entonces espontáneamente: ¿cómo forjar sinceramente y, sobre
todo, empíricamente nuevos paradigmas sociales en Venezuela, si estos están
fundamentados en valores individualistas?

Responder a ello nos dará luces sobre el cómo habrá de encararse, en términos de
valores, la histórica apuesta antes planteada, es decir, la reforma de la
Constitución.

mperez@idea.gob.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 34026 veces.



Miguel Ángel Pérez Pirela

Doctor en Filosofía Política. Escritor. Comunicador. Investigador del www.IDEA.gob.ve. Conductor y Creador de Cayendo y Corriendo (VTV). Autor de la novela Pueblo.

 maperezpirela@gmail.com      @maperezpirela

Visite el perfil de Miguel Ángel Pérez Pirela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a43699.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO