Geopolítica y geoestrategia, tres consideraciones y una reflexión

La Geopolítica desde el punto de vista práctico de la historia humana como acontecimiento constituye un hecho espacial y, en el plano teórico, de la historia como conocimiento, o ciencia, tiende a la síntesis; dado que se vincula a otros acontecimientos propios de la "gestión antrópica", es decir, la acción de los hombres en el espacio y el tiempo, así como las "huellas ecológicas" por los signos de las sostenibilidad o riesgos implicados en la misma, como se diría parafraseando a los historiadores de la escuela histórica francesa de los Annales:

Marx Bloch (Lyon, 6 de julio de 886-Saint-Ddier-de-Formans, 1944) en su obra "Apología de la historia o el oficio del historiador" (Lola Betancourt de Fuenmayor, Fundación Buría, Caracas Barquisimeto,1986) y Pierre Vilar (Francia, Forntignan, 3 de mayo de 1906-Donapaeut, 7 de agosto de 2003) en su obra "Iniciación del Análisis del Vocabulario Histórico (Ariel, Barcelona, 1999).

De lo anterior se tiene entonces que la Geopolítica como hecho espacial se vincula por tanto a la Geografía, a la tierra y a los territorios de los estados nacionales; como disciplina, disciplina esta última que según cultores de la misma como el profesor Ramón Tovar (Venezuela, Puerto Cabello, 1923-Caracas, 2018) es una "Ciencia de Síntesis"; de hecho, así se titula unos de sus libros más importantes, junto a su obra "El Enfoque Geohistórico", porque enuncia las interrelaciones que establecen los grupos humanos a través de los estados nacionales en la modernidad occidental por las vías del comercio, la política y la cultura, principalmente, asunto que también lo destaca Siso Quintero (2010) en el artículo "¿Qué es la geografía?" donde explica que permite tener una visión general de los eventos más relevantes de la actualidad:

La incorporación de los sistemas de información geográfica, que trabajan con data referenciada espacialmente (p.e.: coordenadas geográficas) y que permiten capturar, almacenar, recuperar, manejar, analizar, modelar, exhibir, organizar, modificar y actualizar información, o transformarla a formas gráficas bi o tridimensionales, seguirá perfeccionándose y revolucionando las formas de representación cartográfica. A ello habría que añadir la tecnología GPS (Global Positioning System) 49 , sistema de navegación satelital que permite determinar con gran precisión la ubicación de objetos, personas, vehículos y otros elementos sobre la superficie terrestre .

Finalmente habría que considerar el papel relevante que corresponderá a la geografía, dado su carácter multidisciplinario o multidimensional, en la tendencia mundial hacia la incorporación de la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad como nuevas categorías de concepción científica, y que le permitirán incorporar el análisis geográfico a la postmodernidad y al pensamiento ((http://ve.scielo.org › scielo).

También la Geopolítica busca establecer una síntesis de la multiplicidad d relaciones de los grupos humanos a lo largo y ancho de la tierra, o globo terráqueo y sus regiones por áreas de influencia, manejado por diferentes interés antagónicos y alineados según bloques de poder hegemónicos o emergentes, hay que tener presente también que como disciplina representa un "estudio teórico y la Geoestrategia es la forma en la que los actores aplican sus conocimientos geopolíticos para conseguir ventajas en el conflicto" (https://www.lisanews.org>cuales).


Más precisamente, Gómez (2022) en su texto "Qué son las relaciones internacionales": "La Geopolítica es la disciplina que estudia cómo se dispone el
espacio y qué impacto tiene éste desde el punto de vista político y geográfico. Es decir, abarca desde el estudio de las fronteras hasta la importancia de ciertos recursos naturales para las relaciones exteriores de un país" (ídem). Las referencias más concretas, volviendo a Gómez son del tipo siguiente:
No obstante, la geopolítica también tiene al menos otros dos significados. El primero la concibe como la visión a través de la que una entidad política ve
el mundo y su lugar en él, que tiene un impacto en sus acciones y estrategias. Así pues, un ejemplo sería la política de la Unión Europea hacia sus vecinos del este. En segundo lugar, la geopolítica también hace referencia a las teorías o discursos que se construyen para entender y explicar el mundo aunando geografía y política. Un ejemplo de esto es la teoría del heartland, de Halford Mackinder, que divide el mundo en diversas zonas, siendo el área pivote o heartland la que hay que controlar para dominar el globo.

En este sentido, la Geopolítica es una cuestión que se ubica más allá de la simple definición del Diccionario de la Real Academia Española de la
Lengua, que la entiende como la "ciencia que pretende fundar la política nacional e internacional en el estudio sistemático de los factores económicos y raciales", un concepto bastante desactualizado, dado que hoy las ciencias sociales ya no usan la categoría "raza", sino etnia; así como tampoco se considera que tangan validez los principios del determinismo geográfico y se recurre más bien a la categoría "influencia relativa" de la geografía física en los eventos humanos.

Por otra parte, si bien la Geopolítica tiene una vinculación con la Geografía Humana, esta disciplina se dedica más a las dinámicas socio- espaciales que al estudio de las estrategias políticas de los estados nacionales en la actualidad. Por lo que la conferencia del invitado en la Unidad Curricular Geopolítica y Geoestratégica abrió muchas posibilidades de reflexión, por ejemplo debilidades en la argumentación, particularmente al afirmar que la Doctrina Monroe no es más que una simple declaración de James Monroe en Congreso Norteamericano el 2 de diciembre de 1823, estableciendo su política exterior, que reaccionaba frente a la amenaza de Rusia en Alaska, además de reaccionar ante la acción de la Santa Alianza para reducir la obediencia a la colonias españolas. Todo expuesto de manera "inocente" y sin detenerse a reflexionar en las implicaciones geopolíticas, precisamente, de tal doctrina; como no existe tal ingenuidad, se debe considerar que quien expone un tema tan delicado de esa manera aparentemente "neutra", es parte del pensamiento y la actitud colonial, todo porque las fuentes que se citaron no fueron las adecuadas, como los estudios más recientes de la decolonialidad como Walter Mignolo, Enrique Dussel, Juan José Bautista, Álvaro García Linera, entre otros, sino que el ponente se atuvo al DRAE,
aunque de muy buena voluntad y muy agradable disertación de un experto en Derecho penal y Criminalística, mas no en Geopolítica en la perspectiva decolonial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 816 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: