Constitucionalismo intacto

El capitalismo va a estar u rato largo por ahí nos guste o no. Es
cierto que está herido de muerte. Pero atribuirle que morirá pronto
como sinónimo de mañana, es iluso. Y como revolucionarios estamos
llamados a no creer en cantos de ballena porque sencillamente, tenemos
un estado de derecho que proteger para que se reproduzca y nos lleve
por el sendero de la emancipación política y social prometido. El
pueblo venezolano mayoritariamente consciente de su trascendencia en
lo que al estado democrático y social de derecho y de justicia se
refiere, sabe que la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela es el objetivo político y militar de la canalla. Chávez y
Maduro son tan solo un pretexto. Es la constitución la que indica las
reglas del juego: vivienda, educación, cultura, participación, salud,
oportunidades para todos sin discriminación es la corriente
gubernamental. Quien asuma, o cambia a plomo limpio las reglas del
juego democrático, o se apega al nuevo estado de derecho.  Dudas? No
vale. 20 años lleva la oposición canallesca sin dar pié con bola. No
solo son un mal ejemplo para el mundo. Sino que tampoco lo son
aquellos países en donde son gobierno: Ecuador, Colombia, Argentina,
Perú, Chile, Francia, España, Estados Unidos, Canadá y toda una larga
lista que sin guerra ni bloqueo económico el capital solo rinde
tributo a las minorías, dejando migajas a las grandes y
tradicionalmente obligadas mayorías. Naciones y conglomerados
comerciales que moribundos abierta y mediáticamente se confabulan para
torpedear nuestra economía, secuestrar nuestros recursos,  someter a
las más horrorosas penurias a nuestro pueblo ante la mirada de la
multipolaridad internacional.

Con hambre, carestía, devaluación de la moneda, sin medicinas,
especulación, remarcaje, ausencia de autoridad,  irrespeto a la
institucionalidad, corrupción indómita, y todos esos viruses IV
republicanos, no vamos a aguantar una invasión. Mucho menos el pueblo
mayoritariamente se inmolará para proteger la gordura, zapatos,
relojes y el modus vivendi de un sector minoritario de la clase
política dirigencial de aquí y ahora.  Mi pana, camarada y Prof. de
matemáticas,  Yamel me indica que con el 10% de lo robado por cada ex
bolivariano ido, Venezuela saldría a flote en un santiamén. La salida
es a todas luces la dignificación de la profesionalización. Tiene que
tener algún sentido más allá que el de la majestad de ser profesional,
el fundar una familia, llevar los hijos al kínder, colegio, liceo y
universidad. Cada día nuestros salarios lucen más y más menguados. Por
momentos pareciese que comenzáramos a mejorar. Urge enseriarse
laboralmente con todos los sectores. Pero la parte profesional debe
ser apetitosa a los fines de erguirse en estímulo para todos. De este
modo estimularíamos la investigación universitaria, el orgullo por el
desarrollo del agro y la producción nacional, entro otros. Así
estaríamos sembrando la participación y el protagonismo, regándolo con
la doctrina bolivariana para que crezca y florezca el árbol del estado
democrático y social de derecho y de justicia.

 

anatera@usb.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a281062.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO