No puedo creer que el Gobierno no sepa por qué la abstención, que este pueblo lo que está es arrecho

Ya comenzaron con la estupidez de intentar suavizar la escandalosa abstención en las elecciones a concejales creyendo que la gente es imbécil; qué difícil es para este Gobierno entender que no es mentira que la gran mayoría del pueblo tiene hambre, y que muchos de sus familiares y amigos mueren en los hospitales por falta de medicamentos.

Creo que los sesudos analistas, principalmente del Gobierno revolucionario, más bien deben dedicarse a investigar las causas del por qué la gente les dio la espalda en estos comicios, si las cosas avanzan tan bien como ellos generalmente dicen por Venezolana de Televisión.

Entiendo la guerra económica, creo en la guerra económica, ahí están las sanciones del presidente Donald Trump en contra del pueblo venezolano castigando el estómago de todos nosotros y que, por consiguiente, en una actitud sumisa al imperio que representa, apoyan los países europeos y del Grupo de Lima.

Entiendo las medidas de recuperación económica a largo plazo, entiendo al presidente Nicolás Maduro recibiendo en Venezuela a su homólogo de Turquía, lo entiendo con los chinos, lo entiendo viajando a Rusia; aunque muy poco en la parte técnica, comprendo el Petro, como moneda alternativa que nos intenta liberar del yugo y la hegemonía del dólar con el presidente Trump, que en política exterior solo piensa en sanciones y bloqueos. Yo lo comprendo y creo que la mayoría del pueblo también lo entiende.

Lo que no entiendo, y estoy casi seguro que mucha, muchísima gente tampoco, es que enfrenten a un monstruo como el imperio gringo con todo ese poder en el mundo, y entonces no son capaces de controlar a los comerciantes y empresarios especuladores criollos que tienen en sus narices, ni a esos vulgares "bachaqueros" de las esquinas que igual apuestan al hambre del pueblo como estrategia desestabilizadora.

No pueden con los comerciantes e industriales de la carne, del pollo, del cochino; no pueden con los del arroz, la pasta, el azúcar, no pueden con la gente de los granos, de las verduras, no pueden con los panaderos, no pueden con el vendedor de guarapo de caña, no pueden con el vendedor de limones, no pueden con nadie. No pueden con la industria farmacéutica, de los desinfectantes. ¿O es que toda esta gente tiene razón y especulan obligados? ¿O es que Maduro solo no puede y no hay quien lo ayude? ¿Qué hacen los alcaldes y gobernadores, o no pueden hacer nada? ¿O tienen razón los alcaldes y gobernadores y el problema es el Gobierno nacional? ¿Tiene ciego a Maduro ese grupito que lo rodea?

Tampoco entiendo los paliativos, los bonos, todos esos mecanismos que el Presidente ordena, para ayudarle a soportar la carga económica al pueblo, mejor dicho, si lo entiendo, lo que no entiendo es por qué tan complicado entonces llevarle una caja de comida a cada familia venezolana, aunque sea mensual, por qué tan difícil llevar un pernil a un hogar ahora que según ellos mismos dicen, llegaron al país.

De la misma forma, no entiendo, por qué hablan y se dan golpes de pecho con los Clap, si hay una buena cantidad de familias como en nuestro caso, que en el 2018 solo recibimos dos cajas de alimentos. ¿No sabe Maduro eso? ¿Engañan a Maduro? ¿O pretenden engañar al pueblo? ¿Será eso? ¿Será que quieren decirle a la gente cuando amanece sin comida que ese ardor y esa molestia que sienten en el estómago vacío es mentira? ¿No puede este Gobierno con esos malandros infiltrados en el reparto de los Clap que delinquen haciendo negocios con ese beneficio?

Allí es donde tienen que hurgar los sesudos analistas, que estudian la falta de interés del elector en estos últimos sufragios, ya basta de andar buscando números y mostrando gráficos, para justificar que la abstención ahora no fue alta, porque en el año tal o cual, resultó de tanto por ciento. Tengan muy en cuenta, además, que, en estos comicios, hubo electores que votaron solo por miedo a que les quiten los beneficios, de lo contrario, no sufragan y créanme que la abstención hubiese sido mucho mayor.

¿Es muy difícil entender que la gente no votó porque está arrecha? ¿Ni siquiera este Gobierno entiende eso? Me perdonan, pero yo no puedo digerir que este Gobierno no sepa por qué tanta abstención en estas elecciones a concejales. No pudo creer que no sepa, por ejemplo, que después del anuncio presidencial de aumento de sueldo, los especuladores se lo tragaron en unas 48 horas. Y no pasó nada, salvo que la gente siga teniendo dificultades para comprar la comida.

Otra cosa con la que deben terminar de una vez es con ese cuento de que la única forma de expresión es el voto, no señor, ya eso no lo cree nadie; en esa abstención, en ese rechazo a la revolución, hay un mensaje, ahí está la gente hablando, gritando su descontento, su indignación, la injusticia en su contra, la ineficiencia de este Gobierno...Háblenle claro al pueblo, este pueblo aprendió con Chávez, ya a este pueblo no lo pueden engañar muy fácil. No pierdan más el tiempo. Y aprendan la lección por el amor a Dios ¡coño!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3271 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a272905.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO