Carta del libro para Marialcira

¡Hola Marialcira! antes de desarrollar esta especie de tertulia entre tu y yo o mejor, entre nosotros y tú, porque aunque el título este en singular, esta carta la suscribimos miles de textos.

Fíjate, gracias a tu voluntad hoy no somos invisibles sino que nos volvimos héroes en manos de tantos defensores de las letras. En Guárico, por ejemplo, ya no son nueve o quince los que leen por comunidad, ahora son miles los que se adentraron al maravilloso mundo de nuestras páginas.

Ahora bien, queremos que estas líneas las tomes como muestra de todo el amor que sentimos por el trabajo que desde hace tanto vienes desarrollando junto a gente maravillosa que dedica un minuto para leer y es que, ese minuto del que tanto hablas, lo logras convertir en un minuto para toda la vida.

Disculpa que te tuteé, pero es que entre tú y nosotros no hay protocolo, no hay diferencias ni desconfianza. Sencillamente hay una bonita relación entre lo humano y la libertad, por esa razón es que cada vez que vienes a curiosear entre nuestras páginas sentimos que formamos parte de tu vida y nosotros de la tuya.

Recordamos que empezaste a leer muy chiquita y para ese entonces era poco lo que entendías y creías además, que todo lo que estaba escrito sobre nuestras páginas era “verdad” y fue quizás desde ese entonces cuando inició tu afán de convertirte en periodista y entendiste entonces que todo se puede tergiversar. Hoy por hoy te hiciste una buena defensora de la verdad y la crítica.

Marialcira, gracias por hacer cambiar en tantas personas el lema de: ¡¿Libros?! Que fastidio! por ¿Libros? Qué alegría. Así que, lograste convertirnos en un elemento natural en la vida de los niños y de los jóvenes, comenzando por la casa, acercándonos a las comunidades y llevándonos a las escuelas. Ese era el reto.

¡Ah! interrumpo para decirte que a este saludo se le suman los grandes de la literatura: Gallegos, Márquez, Carpentier… quienes también se llenan de orgullo ver tus manos sobre sus páginas vivificando  y recreando junto a los jóvenes el amor por la lectura, ese cariño que perdura y recrea.

Querida amiga, en esta oportunidad tú eres la protagonista, porque tanto tiempo promocionándonos significa que ha valido la pena y ahora nos toca a nosotros recomendarte para que los más jóvenes y los no tan jóvenes sigan tu ejemplo; interactúen, indaguen, investiguen y maticen dentro de nuestras hojas.

Pero también, es la invitación para que como tú se atrevan a crear, imaginar y a desarrollar en el fascinante mundo de las letras; ese territorio de magia, de alegrías, aventuras y amor, que hace la vida de la humanidad un espacio para soñar. Todo lo anterior te ha delineado como una mujer preocupada, pero a la vez interesada de propiciar la importancia de leer, de ir más allá de un titular y de la alineación capitalista.

Finalmente y para no extendernos más, porque estamos seguro que la Librería Mediática te espera, queremos reafirmar nuestro sublime amor por la labor emprendida, que estas líneas sirvan para seguir encausando  a este noble país por las sendas maravillosa de la lectura. Nosotros por lo tanto, estaremos vigilantes para cuando en esta hora hermosa de Venezuela se escriba e inscriban los numerosos nombres de tantas personas que nos ayudaron a multiplicarnos, desde ya, tu nombre tiene un puesto seguro.

Atentamente;

Masita, en nombre de todos.

 

boligraforevolucionario@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1440 veces.



Ramón Centeno

Comunicación Social. Guárico.

 boligraforevolucionario@gmail.com      @elboligrafo

Visite el perfil de Ramón Centeno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ramón Centeno

Ramón Centeno

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a193020.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO