"He dejado de comer por pagar el colegio": Madres zulianas batallan para graduar a sus hijos

Credito: VF

22-01-24.-Comprar comida o pagar la mensualidad del colegio. Esa interrogante siempre ha estado presente en la mente de Neyla Primera, madre de una niña de 7 años y un joven de 20, graduado como técnico medio en administración de salud. Ella pese a las dificultades económicas no permitió que sus dos hijos dejaran de estudiar.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, la representante ha hecho todo lo posible para brindarle una buena formación académica a sus hijos, una tarea que no ha sido nada fácil.

Muchas veces no tenía nada que darles de comer porque había que pagar la mensualidad del colegio. Otras veces dejaba de enviar a la niña a la escuela porque no tenía para darle desayuno, pero a pesar de todas esas cosas siempre hice hasta lo imposible para que tuvieran todos sus útiles y pudieran ir a clase", dijo.

Primera es madre soltera y desde hace 5 años se desempeña como obrera de una institución educativa. El sueldo de 98 bolívares quincenales que percibe, equivalente a 4 dólares es insuficiente; sin embargo, eso no fue impedimento para que su hijo terminara el bachillerato hace unos años, un logro que la hizo sentir muy orgullosa.

Bono de guerra para comprar los útiles

Costear los útiles escolares de su hija menor, que actualmente cursa segundo grado, fue un dolor de cabeza para Neyla. Los altos precios de algunos materiales no le permiten comprar la lista completa, por lo que da prioridad a las cosas más importantes.

Debido a que su salario no le alcanza para cubrir todos los gastos, los bonos asignados por el Gobierno nacional a través del sistema patria y la colaboración de familiares cercanos se ha convertido en un salvavidas que le permite comprar los materiales necesarios para que su hija asista todos los días al colegio.

Lo que hago para comprar los útiles de la niña es esperar que caiga el pago de la cesta ticket o el bono de guerra y con eso compro los zapatos, con el siguiente pago compró que si tres cuadernos, y así voy comprando poco a poco lo más esencial, no puedo comprarle todo de una vez porque no me alcanza y un libro de lectura puede costar hasta 19 dólares", explicó.

Para la mujer de 39 años, la educación de sus hijos siempre fue una prioridad, a pesar de las tantas dificultades que tuvo que enfrentar cree que todo su sacrificio ha válido la pena, por lo que espera que su hija pueda continuar con su aprendizaje hasta convertirse algún día en una profesional.

Siempre hay que hacer sacrificios para que nuestros hijos sigan adelante. Yo no tuve esa dicha de poder estudiar y quiero que mis hijos si logren lo yo no pude tener con el favor de Dios", puntualizó.

Tres trabajos para subsistir

Otra persona que se ha esforzado por darles una buena educación a sus hijas es Mariana García. Ella es madre de dos niñas de 14 y 5 años que asisten a una escuela situada en una barreada de la parroquia Luis Hurtado Higuera de Maracaibo.

Al igual que Neyla, Mariana también es madre soltera; y ha tenido que desempeñar tres actividades para poder cubrir las necesidades básicas de su familia ante la crisis económica que golpea el bolsillo de los venezolanos.

Ella inicia su jornada laboral a las 8:00 de mañana cómo secretaría en un plantel educativo, donde finaliza sus labores a las 3:00 p. m. Una vez que deja las instalaciones del colegio se dirige hasta su casa en un trayecto que le toma unos 20 minutos en transporte público. Ya en su hogar, la mujer dicta tareas dirigidas a un grupo de niños del sector donde vive de 4:30 a 6:30, y sí tiene tiempo se desempeña como manicurista, para poner fin a una jornada que resulta ser muy agotadora.

Me he tenido que ver en la tarea de tener varios trabajos a la vez, me ha tocado maniobrar para poder pagar tanto los gastos del hogar, como de la escuela y no ha sido fácil", detalló.

Dificultad para cubrir los gastos escolares

Sobre la educación de sus hijas, manifestó que la joven de 14 años estudia tercer año de bachillerato, mientras que la menor asiste al preescolar. Admite que como representante le ha costado cubrir con algunos materiales requeridos por la institución a la hora de realizar ciertas actividades. Sin embargo, pese a las dificultades siempre encuentra la manera de que sus hijas cumplan con sus obligaciones en el colegio.

Me cuesta mucho comprar algunas cosas necesarias para la escuela de mis hijas, a veces necesitan llevar materiales para una exposición o una actividad especial, incluso de vez en cuando es difícil darles dinero para las meriendas. Por mucho que uno se quiera esmerar para nadie es un secreto que los sueldos no alcanzan, por eso he tenido que buscar otras fuentes de ingreso para costear todas esas cosas", mencionó.

Para Mariana, que sus hijas puedan estudiar es lo más importante, ella considera que más allá de la difícil situación que enfrenta el sector educativo en el país, la única manera de salir adelante es a través del conocimiento.

Deserción escolar

En una encuesta realizada por la ONG Fundaredes en octubre de 2023 se dio a conocer que en los niveles de primaria y bachillerato se registró un 55 % de ausentismo al inicio del año escolar 2023-2024 debido a la falta de recursos económicos y los pagos irrisorios a docentes.

Por su parte, los resultados publicados por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) determinó que aproximadamente unos 190 mil estudiantes venezolanos abandonaron las aulas entre 2021 y 2022 en una época marcada por la pandemia, los problemas económicos y la falta de profesores.

La deserción estudiantil es preocupante, se encuentra alrededor del 20 %. Vemos cómo los alumnos por problemas económicos están dejando de ir clases, unos porque están migrando, otros están en la calle buscando una manera de sobrevivir o trabajando para ayudar al ingreso familiar, lamentablemente la deserción escolar es muy grave en el país”, expresó en su momento el profesor Frank Andrade, secretario nacional del Colegio de Profesores de Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4108 veces.


La fuente original de este documento es:
VF (https://versionfinal.com.ve/ciudad/he-dejado-de-comer-por-pagar-el-colegio-madres-zulianas-batallan-para-graduar-a-sus-hijos-ii/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter