Además de una ley orgánica de cultura como garantía del nuevo sujeto social

La necesaria Industria Cultural Socialista

La necesaria Industria cultural  socialista  constituida en vital Red de Arte  nacional e internacional para el  estimulo impulso fomento  y fortalecimiento del originario espirítu cultural del pueblo,  conformada  en  redes interconectadas con el objetivo de la producción planificada sistemática  y metódica de conocimientos y objetos  acabados de arte, pertenecientes a  la cultura nacional, -con su valor agregado,- para su promoción, intercambio-transacción comercial dentro del sistema economico político socialista venezolano es un anhelo mayoritario que debe concretarse en Venezuela.

Primeramente, a nivel nacional dentro de las políticas culturales socialistas del Estado, de proyección internacional para  las relaciones culturales a bien suscritas entre las distintas partes; distintas expresiones, étnias, comunidades, pueblos, regiones y países del el resto del mundo, representados por  sus sectores autóctonos; etnias, artesanos, profesionales, artistas y académicos, colectivos e individualidades,  importar en MERCOSUR, ALBA,UNESCO, paises andinos y otros convenios o  proyectos suscritos  en esta materia,   destinados a la integración cultural,  establecidos así constitucionalmente en convenios entre las respectivas administraciones culturales de cada pueblo participante. 

Enfoque metodológico por área de acción 

Proyecto  Industrial en Redes Culturales, el cual, entre otras, implementaría perfiles de aprendizaje con diseños curriculares para el aprendizaje in situ, básico -las comunas-  para su inicio (talleres didácticos), para ser dirigidos e impartidos a la colectividad  como estimulo y fomento para su  desarrollo e integración sociocultural.

Se diagnosticara, y dará respuesta,  -(orientara recursos y    dirigirá acciones, previa planificación y programación)- a las necesidades y expresiones autóctonas, naturales y legitimas, con el claro objetivo de la promoción de los valores  humanos, ética y moral es el camino  y, la educación como instrumrnto según la Ley orgánica al servicio de la  cultura. 

De una clara  referencia  ética fundada en el enunciado  bolivariano “moral y Luces,” para una correspondiente acción sociocultural definida; cultura, arte, sociedad  y Estado Docente en  el contexto del socialismo del siglo XXI. Por cuanto, en la actual transición del fenómeno cultural nacional en curso, se requiere de acuerdo a su diagnostico un tratamiento adecuado y pertinente, estipulando para tal efecto el esclarecimiento de los siguiente  tópicos: 

¿Qué se quiere lograr?  ¿Dónde se quiere lograr? ¿Cómo se quiere lograr? el adquirir valores humanistas-socialistas. 

Es desde la legislación de una pertinente ley organica de la cultura para la  participación popular, el estimulo, fomento, promoción, comercialización, programación,  desarrollo conservación y preservación, es decir, lograr la incorporación,  eficiente y productiva de las más diversas,  variadas y múltiples expresiones culturales  emanadas de todo el territorio nacional de acuerdo a los siguientes ejes temáticos. 

Espíritu cognitivo, de los talleres. (Su carácter inspirativo.) 

Ejes didácticos  

1-En lo antropológico y  arqueológico. 

Las etnias, etnohistória y su expresión sociocultural.   

Técnicas ancestrales y/o tradicionales en la producción artesanal. 

2-En lo económico-político, jurídico social. 

Construcción de un nuevo perfil de las relaciones comerciales y artísticas. Intercambio y comercialización, incorporando a los creadores comunitarios.  

3-En lo filosófico educativo. Arte sociedad e ideología. 

La producción artesanal y la creación artística en el actual marco jurídico legal. 

Exportación e importación.

La educación ecológica ambiental y la educación artística. 

Montaje de exposiciones y exhibiciones artesanales. 

Mantenimiento y conservación de las obras artísticas.  

Petróleo ecología  y sociedad 

4-En lo religioso 

8-La religión  en el arte o el arte en la religión

Identidad histórica-religiosa en el arte. Lo ancestral, lo mítico    religioso. 

Dialéctica de  su constitución: 

Constituidos para la investigación, extensión y el enriquecimiento cognitivo a través del proceso  “mayéutica” de enseñanza y aprendizaje,  con el fin   de obtener productos resultantes para su  participación en salones de arte, exposiciones, edición de textos, foros abiertos, debates, encuentros vecinales-comunales y para la promoción intelectual  y comercial de los objetos de arte, surgidos de la prolija y  múltiple diversidad cultural. 

Es conveniente y necesaria la incorporación participativa y  activa del cooperativismo cultural nacional  constituido para ello, estimular y fomentar a través de las cooperativas en cada región las acciones educativas que  imperativamente deben  prevalecer, desde una visión practica, objetiva, precisa y clara para hacer más  factible la conducción a la socialización, masificación de los bienes y  servicios culturales. 

Su difusión; promoción, presentación, publicación… 

Para ser presentados inicialmente como arte funcional-utilitario además de la reproducción en galerías y museos, (fotografías), instalaciones  funcionales, fijas y perennes- arte funcional a escala urbana- en  el entono o el medio de los sistemas de transporte colectivo, (sistemas de metros y buses) andenes, viaductos, pasajes, parques recreacionales, universidades, escuelas, es decir, en la  arquitectura de nuestra urbe nacional apropiada para las  artes visuales e imágenes. (arquitectura, artesania, escultura, pintura...) 

Y la amplia difusión de estas estampas en  postales  artesanía, fotografía,  industria textil, almanaques, agendas, portadas de textos escolares con las obras de los participantes, de los talleres dictados en las distintas comunidades, además de la  memoria descriptiva intelectual plasmada en una ilustrada guía metodologica  con la explicación de realización de cada género tendencia-arte utilizada por cada instructor, la expedición publicación de la trayectoria artística del participante, el proceso didáctico del taller cultural impartido en la comunidad, y lo que significa como recurso para generar inversiones, involucrar a la administración del turismo,  la administración de la vivienda,  parques, los movimientos ecológicos, las cooperativas culturales entre otras 

Incorporando con ello a través de la refracción  y el remozamiento no solo estético sino  con el arte-funcional, que brinde  bienestar común a la urbanidad, reconfortante en civismo y eticidad en las fachadas y paredes publicas, con el acabado en imágenes muralisticas en los desarrollos  sociales habitacionales; con monumentos-esculturas resultantes  de los  talleres;  generando ocupación cultural, el quehacer cultural, promover diversidad como unidad de las diferencias, que apunta hacia el arte funcional en beneficio de las multitudes “comunidades”, y la participación  entre las distintas expresiones culturales  en beneficio y bienestar del habitante, del ciudadano. 

La comercialización  socialista de la artesanía. 

La artesanía  es la  manifestación más visible de la diversidad cultural, los objetos finales o productos acabados reflejan creatividad, de allí su valor agregado, inherente a la cultura autóctona y legitima de los artesanos intelectuales, y no intelectuales, pues es el grupo social de pertenencia, que va desde lo urbano,  (pueblos y ciudades en su espíritu colectivo) hasta lo étnico ancestral. 

Y es  a través de .un modelo de negocio superador, remunerador del esfuerzo, sin que sea excluyente, en vista de que el intercambio económico y sociocultural como se puede  lograr en esta área es a través de su comercialización. 

Industria cultural: La visión socialista  XXI. 

A esta altura se percibe la necesidad de reconsiderar el papel de las industrias culturales en el desarrollo venezolano debido a las transformaciones tecnológicas recientes y a las modificaciones en su desempeño socioeconómico y en su régimen de propiedad social. La internacionalización de los mercados, vuelve necesario internacionalizar las estrategias e integrar los objetivos nacionales en el interior de grupos más grandes, o regionales, para crear las mejores condiciones para una inclusión  productiva 

Para alcanzar una mayor interconexión entre nuestras culturas, y crear mejores condiciones para la producción endógena, debemos repensar -de acuerdo con la actual etapa de desarrollo tecnológico y económico- cuáles son las medidas necesarias y el tipo de coordinación regional. Políticas culturales estatales y cooperación entre actores estatales, privados y  comunitaristas, garantizando con ello el edecuado y pertinente transito hacia el socialismo y la justicia social.  

arteawao2003yahoo.es 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6580 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N Y ab = '0' /educacion/a92868.htmlCd0NV CAC = Y co = US