En la ULA la sombra vence la Casa de la Autonomía, la democracia y a la comunidad universitaria

Engalana este artículo una frase del Himno de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que en su segunda estrofa dice: "Esta casa que vence la sombra con su lumbre de fiel claridad, hoy se pone su traje de moza y se adorna con brisa del mar", para exponer lo que significa que la Universidad de los Andes (ULA) haya tenido una sombra rectoral que ha ensombrecido por más de una década el camino al pleno predominio de la autonomía, la democracia universitaria y carácter soberano de la comunidad universitaria. Sombra que oscurece el ejercicio de los máximos principios y valores que en lugar de ser estandartes expuestos a la luz que identifican la Universidad Autónoma, Democrática y Popular han sido colocados en espacios donde impera la oscuridad y ensombrece su futuro. En su lugar, están aquellos propósitos y anti valores que marcan el derrotero de la anti universidad y en lugar de adornarse "con brisa del mar" hay quienes la llevan por senderos donde impera y reinan intereses y espíritus ocultos, subalternos impregnados de la peor muestra de oscuridad.

Asimismo podemos tomar del himno de la Universidad de Los Andes lo que dice hermosamente: "Santuario de ideales donde la lucha esgrime. Sus portentosas armas con fin derrocador. Donde el sudor es sangre y el corazón no gime. Para alcanzar la cima con paso vencedor". Santuario de ideales para la lucha que vence la sombra con paso vencedor. Así deberíamos unir ambos Himnos Universitarios en una legítima y democrática lucha por la autonomía, la democracia donde sea la comunidad universitaria la que coloca en la cima a "Esta casa que vence la sombra": la Universidad.

Muy lejos estamos en la ULA donde imperen ideales simbolizados y recogidos en esta selección hecha de ambos himnos. Uno puede preguntarse qué clase de sombra es esa, de dónde proviene, por qué ha permanecido tanto tiempo ahí, qué efectos ha causado. Sombra significa muchas cosas según definición del Diccionario de la Real Academia Española, pero tomemos algunas de sus más significativas acepciones.

"Oscuridad, falta de luz, más o menos completa (…) Las sombras de la noche (…) Proyección oscura que un cuerpo lanza en el espacio en dirección opuesta a aquella por donde viene la luz. Imagen oscura que sobre una superficie cualquiera proyecta un cuerpo opaco, interceptando los rayos directos de la luz (…) Espectro o aparición vaga y fantástica de una imagen (…) Oscuridad (falta de luz y conocimiento (…)". Obscuridad intelectual dice el Diccionario Pequeño Larousse.

No es la sombra de un árbol que da frutos, es una sombra humana afianzada en un poder usurpado que se expande como nube movida por el viento que opaca y adormece a los seres humanos más despiertos y abiertos a las luchas victoriosas por el predominio de la autonomía, la democracia y participación protagónica de la comunidad universitaria, en atención al pueblo y como casa que vence las sombras (la Universidad como institución pública) guía a la Nación venezolana hacia los mejores destinos que se plantea y propone ejecutar como República libre, soberana e independiente.

Uno puede perfectamente continuar simbolizando la acción rectoral de estos últimos años en la Universidad de Los Andes a partir de expresiones de estos himnos y lo que significa cuando una sombra domina espacios de la casa precisamente destinada a vencerla. Pero no obstante a esto, debemos unir lo que puede considerarse es el ser simbólico de estos himnos cuyas letras son producto de autores inspirados en una lucha históricamente librada por quienes fueron protagonistas y forjadores fundamentales para crear y desarrollar la Universidad Autónoma Republicana, democrática y popular en Venezuela que a lo largo de un periodo que nació en 1827 aun en pleno 2024 persiste la lucha para lograr su plena vigencia, su defensa y predominen los principios y valores consustanciales a su existencia histórica; puesto que son poderosos los intereses, fuerzas e individuos que pululan al interior de la Universidad que junto a otros Poderes del Estado o gobierno se unen para actuar contra la autonomía y la democracia universitaria no solo en la ULA sino en todas las Universidades autónomas del país. Para ello, pues, nada mejor que en esta historia de lucha, creación y desarrollo de la Universidad Republicana, autónoma, democrática y popular que colocar a los procesos históricos que dieron luz a su existencia y a quienes con su obra y trayectoria universitaria fueron los más importantes líderes y ejecutores fundamentales.

La Universidad Republicana, autónoma, democrática y popular en Venezuela (1827-2013)

-Universidad Autónoma Republicana (1827)

La Universidad Republicana fue creada con los Estatutos Republicanos de la Universidad Central de Venezuela mediante decreto emitido el 24 de junio de 1827 por nuestro Libertador Simón Bolívar Presidente de Colombia en su última visita que hizo a Venezuela y ciudad de Caracas. Estatutos dirigidos a reformar la vieja Real y Pontificia Universidad de Caracas fundada en 1721 por el papa Inocencio XIII en la Bula Apostólica e inaugurada el 9 de agosto de 1725; que era una Universidad colonial, elitista y eclesiástica. El Libertador en estos Estatutos redactados junto al Dr. José María Vargas creó las bases legales de una nueva institución republicana, abierta, tolerante y científica que acompañara el proceso emancipador republicano y estableció la elección del Rector por el Claustro Pleno, por dos tercios de los votos presentes o por mayoría absoluta según fuese o no catedrático el candidato (Boletín del Archivo Histórico de la UCV, 1988, Tomo II, p.40).

En estos Estatutos el Libertador no solo otorga autonomía a la Universidad para elegir sus autoridades sino también le dio autonomía financiera "que determinaba las rentas propias que debían servir de sustento económico a la institución, consistente en propiedades territoriales como las haciendas de Chuao, Cata y Tácata" (Fundación Polar, 1997, Tomo 4, p.125). Los Estatutos Republicanos se anexan en el libro escrito por Graciela Soriano De García Pelayo Sobre La Autonomía Universitaria (2005-UCV).

Luego, el Dr. José María Vargas como Rector de la UCV (1827-1829) dirigió toda su voluntad y acción a construir la Universidad Republicana, científica y autonómica obra escrita por Ildelfonso Leal en Historia De La Universidad De Caracas 1721-1827 (2014-UCV), igualmente está resaltada en Pensadores y forjadores de la universidad latinoamericana, de Carmen García Guadilla (ed) (2008-UNESCO CENDES-UCV).

Como una información importante a resaltar aquí, es que el Congreso Constituyente que proclamó la Independencia de Venezuela el 5 de julio de 1811, "El presbítero Manuel Vicente de Maya diputado por La Grita y rector de la Real y Pontificia Universidad de Caracas, fue el único diputado que se opuso a la declaración de independencia en el Congreso aunque firmó el acta" (Manuel Guevara Baro Venezuela en el tiempo Cronología desde la Conquista hasta la Fundación de la república (2007) Los Libros De El nacional (p.46).

Esta Universidad Republicana y autónoma en lugar de ser fortalecida va ser permanentemente perseguida y enfrentada por todos los gobiernos de corte militar existentes en Venezuela desde el año 1849 hasta finales del siglo XIX y continuo siéndolo en las tres primeras décadas del siglo XX (Eleazar Narváez Autonomía universitaria en Venezuela Vicisitudes, aportes a la democracia y rendición de cuentas (2009-UCV).

-Universidad de Plena Autonomía: Ley de Universidades (1958)

La Universidad Republicana y autónoma decretada en 1827 por el Libertador Simón Bolívar tendrá su pleno renacer a raíz de otro hecho histórico fundamental para la democracia en Venezuela como fue el 23 de enero de 1958.

El 28 de enero de 1958 el Dr. Julio De Armas siendo Ministro de Educación (del 23-01-1958/28-05-1958) de la Junta de Gobierno de la República de Venezuela constituida a raíz del proceso que culmina el 23 de enero de 1958 con derrocamiento del dictador general Marcos Pérez Jiménez por la acción protagonista del pueblo venezolano, nombró la Comisión Universitaria de la UCV presidida por Dr. Francisco De Venanzi e integrada además por los doctores Fernando Rubén Coronil, José Luís Salcedo Bastardo, Ismael Puerta Flores, Jesús María Bianco, Raúl García Arocha, Marcelo González Molina, Ernesto Mayz Valenilla, Héctor Hernández Carabaño y Br. Edmundo Chirinos, con el fin concreto de reestructurar la Universidad y "elaboración de un proyecto de Ley que contemplara la autonomía universitaria (Claudia González Gamboa; Oscar Bataglini Suniaga 40 Años de autonomía (2000-UCV).

Esta Comisión Universitaria culminó en ocho meses su trabajo con la redacción y entrega del anteproyecto de Ley de Universidades al nuevo Ministro de Educación, Dr. Rafael Pizani (del 28-05-1958/13-02-1959) para su revisión y se lo dio al Dr. Edgar Sanabria, Presidente de la Junta de Gobierno (14-11-1958/13-02/1959) quien lo aprobó y promulgó en Decreto Ley de Universidades emitido el 5 de diciembre de 1958. Hay que decir que el Dr. Pizani fue Rector de la UCV en 1943-1944, el Dr. De Armas Rector en 1948-1951 y el Dr. Sanabria profesor de Derecho en esta misma Universidad.

En el acto solemne de proclamación de la Autonomía Universitaria realizado el 18 de diciembre de 1958 en la Aula Magna de la UCV el Dr. Sanabria en su discurso expresó: "En el conjunto de beneficios que depara la Ley de Universidades vigente pueden destacarse algunos aspectos fundamentales. Por una parte se concede a las Universidades Nacionales la más absoluta y plena autonomía, no solo jurídica y académica, sino también económica, y esta autonomía económica se asegura con la asignación básica y permanente que se le otorga en la Ley Nacional de Presupuesto y el traspaso, a la Universidad Central de Venezuela, de las edificaciones y dependencias de la Ciudad Universitaria, con lo cual obtiene un cuantioso patrimonio, enriquecido con recientes construcciones, ejecutadas durante el presente año, como por ejemplo el edificio de la Facultad de Odontología, el de la Facultad de Farmacia, próximo a concluirse, las ampliaciones de la Escuela Técnica Industrial y un conjunto de instalaciones deportivas que incluye el Gimnasio de entrenamiento y un estadio cubierto para 7.000 espectadores" (Narváez, Op.cit).

Este Decreto Ley de Universidades en su Artículo 8 otorga autonomía plena a las Universidades, como lo dijo en su discurso el Dr. Sanabria, en siguientes términos: "Las Universidades son autónomas, de acuerdo con lo establecido en la presente Ley", cuya normativa esencial está definida de la siguiente manera.

En el Título III De las Universidades Nacionales Capítulo I De la Organización de las Universidades Sección Del Consejo Universitario, el Artículo 23 expone: "La autoridad suprema de cada Universidad reside en su Consejo Universitario, el cual ejercerá funciones de gobierno por órgano del Rector, Vice-Rector y Secretario, conforme a sus respectivas funciones". Luego el Artículo 24 expresa la conformación de este Consejo Universitario integrado por el Rector, quien lo presidirá, el Vice-Rector y el Secretario, además de los Decanos de las distintas Facultades, un Delegado del Ministro de Educación y un representante de los egresados y tres representantes estudiantiles. Las Secciones continuas de este Título III están referidas al Rector, del Vice-Rector y del Secretario; De las Facultades; De las Asambleas de Facultades; De los Consejos de Facultades; De los Decanos; De las Escuelas y sus directores; De los Institutos y sus directores; Del Personal Docente y de Investigación; y De los Alumnos; y De los Egresados (Sección XI); y luego continua con otras dependencias de la Universidad hasta la Sección XV.

Una vez Decretado y Promulgada la autonomía y nueva Ley de Universidades en la Aula Magna de la UCV el 18 de diciembre de 1958 a partir de 1959 se procede en las Universidades Nacionales a elegir sus propias autoridades. De esta manera en la UCV se eligió en segunda vuelta en junio de este año al Dr. Francisco De Venanzi, Rector, al Dr. Jesús María Bianco Vice-Rector y al Dr. Ismael Puerta Flores Secretario, para el periodo 1959-1963; en la ULA al Dr. Pedro Rincón Gutiérrez electo en 1959 a 1970; en la Universidad del Zulia se eligió de manera sucesiva al Dr. Antonio Borjas Romero (1958-1970). En su discurso en el Acto De Toma De Posesión De Las Autoridades Universitarias Electas En Los Comicios De Junio De 1959 el Dr. De Vananzi dijo: "En particular quien os habla desea reconocer con toda humildad la desproporción entre la magnitud de la distinción que significa ser objeto de la primera elección rectoral realizada desde hace casi siglo y medio y sus escasos merecimientos" (Boletín del Archivo Histórico (…) 1988, Tomo II, p. 52).

El Dr. Jesús María Bianco fue electo por primera vez como Rector de la UCV en 1963 y reelecto en elecciones celebradas en 1968 para el periodo 1968-1972 que no concluyó al ser removido de su cargo el 29 de octubre de 1970 por una Resolución intervencionista contra la autonomía universitaria emitida por Consejo Nacional de Universidades Provisorio (CNUP), organismo especialmente creado dependiente del Ministerio de Educación para cumplir función tan lamentable; aspecto éste que será desarrollado más adelante. Lo mismo quiso hacerse con el Rector de la ULA Dr. Pedro Rincón Gutiérrez pero allí predominaron otras razones que lo impidieron.

-Universidad con autonomía universitaria restringida: Ley de Universidades de 1970

En 1970 el Congreso Nacional de ese entonces con los votos mayoritarios de los partidos Copei (gobernante) y Acción Democrática (AD) bajo la primera presidencia de la República de Rafael Caldera (1969-1974) decidieron hacer una Reforma Parcial a la Ley de Universidades de 1958, tal como sucedió en septiembre de 1970. Reforma parcial dirigida estratégicamente a eliminar la autonomía plena de las Universidades y convertirla en una autonomía restringida, puesto que se creó el Consejo Nacional de Universidades (CNU) como máximo organismo de poder y decisión sobre las Universidades según las atribuciones asignadas a este organismo en el Artículo 20 de esta reforma de Ley.

La primera decisión que adopta este CNUP es remover del cargo de Rector al Dr. Jesús María Bianco mediante Resolución tomada por supremo organismo y publicada en el Boletín del Archivo Histórico Tomo II Universidad Central de Venezuela Homenaje al Dr. Jesús Ma. Bianco En El X Aniversario De Su Muerte Caracas, 1987, que dice: "Ministerio De Educación Resolución Por La Cual Se Dispone Remover Del Cargo De Rector De La Universidad Central De Venezuela Al Doctor Jesús María Bianco, Suspendido Por Este Consejo Nacional De Universidades Provisorio En Resolución De Fecha 29 De Octubre De 1970 (…) Firman Héctor Hernández Carabaño Presidente, Ernesto Mayz Vallenilla, Simón Gómez Malaret, Enrique Castillo Pinto, Eduardo Vásquez, y César Acosta H., Secretario".

Para completar esta acción contra la autonomía universitaria este CNUP en 1971 decide destituir y nombrar a autoridades interventoras al Vice-Rector, Secretario, Decanos de las distintas Facultades de la UCV que permanecieron en sus cargos hasta la realización de las nuevas elecciones celebradas en la UCV en 1972 de acuerdo a la nueva normativa impuesta en la Ley de Universidades de 1970 (Reforma Parcial a la Ley de Universidades de 1958).

Como un elemento histórico importante interesa describir ahora el proceso del por qué el CNUP destituyó al Dr. Bianco como Rector de la UCV y decide su completa intervención removiendo de sus cargos a legítimas autoridades. Para ello se exponen las razones que llevaron a Copei y AD que controlaban mayoritariamente al antiguo Congreso Nacional a cumplir esta tarea y modificar la Ley de Universidades de 1958. Se hace esta descripción a fin de recordar e informar a quienes no conocen las fuerzas que siempre fueron contrarias y combatieron a la Ley de Universidades de 1958 promulgada por Decreto del Presidente de la Junta de Gobierno, Dr. Edgar Sanabria, que concedió plena autonomía a las Universidades Nacionales; proceso que cómo se afirmó anteriormente continua teniendo sus enemigos y detractores para destruir la autonomía y la democracia universitaria.

El proceso al cual se hace breve descripción se refiere a la lucha sociopolítica y de violencia que confrontó Venezuela en la década de los años sesenta del siglo pasado que se dio entre los gobiernos de AD, de los Presidentes Rómulo Betancourt (1959-1964) y Raúl Leoni (1964-1969) y de Copei, Rafael Caldera (1969-1974) y los partidos de izquierda que en aquella época eran los más importantes: Partido Comunista de Venezuela (PCV), Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) junto a la Fuerza Armada de Liberación Nacional (FALN) y otras agrupaciones menores que además de la lucha popular de calle decidieron asumir después en esos años la acción guerrillera. Proceso de confrontación sociopolítica de violencia, represión estudiantil y popular gubernamental, de lucha populares de calle que vivió durante esta década Venezuela y en la que las Universidades Nacionales, UCV, ULA, Universidad de Carabobo (UC) y Universidad del Zulia (LUZ), se vieron involucradas con protestas y manifestaciones universitarias protagonizadas principalmente por el sector estudiantil. En este mismo contexto a finales de los sesenta se emprendió en la UCV el proceso de Reforma Universitaria que se expandió posteriormente al resto de las Universidades. Este proceso de Reforma Universitaria fue abortado por la intervención y reforma que hizo el Congreso Nacional en 1970 a la Ley de Universidades de 1958, el gobierno de Caldera y todo lo que ocurrió posteriormente por las decisiones adoptadas por el CNUP.

En efecto, en diciembre de 1958 Rómulo Betancourt candidato presidencial de AD ganó las elecciones Presidenciales y asumió la Presidencia de la República el 13 de febrero de 1959. Una vez en el cargo de Presidente, Betancourt declara una línea política anticomunista marginando al PCV del pacto político conocido como Pacto de Puntofijo firmado por los partidos AD, Unión República Democrática (URD) y Copei acordado entre Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera máximos dirigentes de estos partidos (Ramón J. Velásquez en Grijalbo Venezuela Moderna Medio siglo de Historia 1926/1976 (1993), pp.202-203-204).

Esta decisión del presidente Betancourt lleva al PCV a que a finales de 1960 a definir una política de autodefensa de pre-insurrección violenta contra dicho gobierno. Esta respuesta del PCV se expresa en un principio como una lucha armada urbana (aparatos urbanos) y se profundiza a finales de 1961 con la conformación de los primeros focos guerrilleros rurales; proceso que continua en 1962 (Boletín del Archivo Histórico, UCV, Tomo I, 1988, pp. 283-284); (Blanco Muñoz, Agustín, La Lucha Armada Hablan 5 Jefes (…), 1980, Teodoro Petkoff, pp. 198-199; Guillermo García Ponce, pp. 346-349-350).

El 6 de abril de 1960 se produce la primera división de AD con la salida de la mayoría de los jóvenes que controlaban el Buro Juvenil de ese partido. El 13 de abril de este mismo año se constituyó el Comité Nacional de Izquierda, y luego en el mes de julio en Convención reunida en Caracas decide adoptar el nombre de Movimiento de Izquierda Revolucionaria (Simón Sáez Mérida La Otra Historia De AD Homenaje a Silvestre Ortiz Bucarán (2008). A partir de 1960 el PCV y el MIR impulsaron los movimientos insurreccionales contra el gobierno del Presidente Betancourt que desembocarán en la lucha guerrillera de los años 1962-1966, a la que también se incorporó la organización Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

Los gobiernos de Rómulo Betancourt y Raúl Leoni frente a estas luchas del PCV y el MIR y otros sectores de izquierda emprendieron una tenaz acción anti-insurreccional y antiguerrillera, utilizando todo tipo de métodos de represión, persecución, de inteligencia y allanamientos en los hogares donde vivían los militantes de izquierda así como en las Universidades.

El primer allanamiento contra la UCV fue ordenado por el presidente Rómulo Betancourt el 2 de diciembre de 1963, el segundo y tercero el 15 de mayo y el 14 de diciembre de 1966, respectivamente, por el presidente Raúl Leoni. El allanamiento del 14 de diciembre de Leoni duró dos meses y con él se eliminaron las residencias estudiantiles en la UCV y Presidente Leoni aprobó un Reglamento Parcial restrictivo de la autonomía universitaria contenido en el Decreto 753 del 14 de febrero de 1967.

En 1968 el Dr. Jesús María Bianco en su calidad de Rector reelecto de la UCV juntó al Consejo Universitario declaró el inicio de la Renovación Universitaria que a partir de marzo de 1969 se intensificó y extendió a esta casa de estudios y resto de las Universidades Nacionales. Movimiento de Renovación Universitaria que fue violentamente interrumpido por los allanamientos cometidos contra la UCV ordenados por el Presidente Caldera, tal como se expone a continuación.

Luego esta política represiva policial, militar y anti autonómica que inició AD y gobiernos de Betancourt y Leoni fue continuada por Rafael Caldera al asumir la Presidencia de la República el 11 de marzo de 1969. Política que estuvo enfocada de manera particular contra las protestas y manifestaciones estudiantiles, con el resultado de numerosos estudiantes muertos, heridos y detenidos (Elia Oliveros Espinoza La lucha Social Y La Lucha Armada en Venezuela (2012), contra el Rector de la UCV Dr. Jesús María Bianco y contra el Movimiento de Renovación Universitaria.

Para cumplir con esta política de represión el presidente Rafael Caldera ordenó el allanamiento contra la UCV y cierre policial y militar en dos oportunidades: el primero denominado "Operación Kanguro" lo cometió el 31 de octubre de 1969 con una duración de un mes, que también implicó el cerco militar a la ULA, a la LUZ y UC. Asimismo el gobierno le quitó el Jardín Botánico a la UCV y mediante un reglamento lo transfirió al Ministerio del Ambiente convirtiéndolo en Parque Nacional custodiado por un comando de la Guardia Nacional. Igualmente, el gobierno interrumpió e impidió con este allanamiento la continuación del proceso de Renovación Universitaria.

El segundo allanamiento policial y militar de este gobierno de Caldera fue cometido el 25 de octubre de 1970 siendo el más largo con una duración de un año, el más violento y agresivo, con las peores consecuencias para la UCV y demás Universidades autónomas de los perpetrados por estos gobiernos de AD y Copei contra estas instituciones universitarias (Graciela Soriano De García Pelayo Op.cit); Luís Cipriano Rodríguez, Silvio Villegas y Arminda Reyes La UCV Medio Siglo De Historia 1950-2000 (2000-UCV).

Cometido este allanamiento y durante el tiempo que esta acción duró y cerrada la UCV el Congreso Nacional con los votos mayoritarios de AD y Copei asumió la tarea de hacer la reforma parcial a Ley de Universidades de 1958, con la cual se creó el CNUP que permitió lo siguiente: la destitución al Dr. Bianco como Rector y demás autoridades universitarias, intervenir y designar autoridades interventoras en la UCV durante un año y expulsar a profesores. Estas autoridades interventoras interinas permanecieron en sus cargos hasta la realización de las elecciones realizadas en 1972 en la UCV y bajo la nueva normativa contemplada en la Ley de Universidades de 1970 (Boletín del Archivo Histórico, UCV, Tomo II, 1987, pp. 152-174); (Luís Cipriano Rodríguez, Silvio Villegas y Arminda Reyes (Op.cit, p. 30).

-Universidad democrática y popular con autonomía universitaria como principio y jerarquía constitucional (1999)

El 6 de diciembre de 1998 gana las elecciones presidenciales Hugo Rafael Chávez Frías e inmediatamente después de haber asumido la Presidencia de la República el 2 de febrero de 1999 convoca al Proceso Constituyente y elegir una Asamblea Nacional Constituyente para redactar la Constitución Nacional que sustituyera a la Constitución Nacional aprobada por Congreso Nacional en 1961. El Proyecto de Constitución de la República Bolivariana de Venezuela fue redactado y aprobado por la electa Asamblea Nacional (25-06-1999) y presentado al pueblo venezolano para su aprobación o rechazo en Referéndum Nacional que se realizó el 15 de diciembre del 1999 y en el que el pueblo le dio mayoritariamente su aprobación con el 71,78% de los participantes en este Referéndum. En esta Constitución en el Artículo 109 se consagra la autonomía universitaria como principio y jerarquía en los siguientes términos:

"Artículo 109. El Estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a profesores, profesoras, estudiantes, egresados y egresadas de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio espiritual y material de la Nación. Las universidades autónomas se darán sus normas de gobierno, funcionamiento y administración eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que a tales efectos establezca la ley. Se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión. Se establece la inviolabilidad del recinto universitario. Las universidades nacionales experimentales alcanzarán su autonomía de conformidad con la ley".

En este sentido, con base a este artículo constitucional y de acuerdo a la Ley de Universidades de 1970 las elecciones universitarias para elegir sus autoridades se realizaron normalmente y de manera continua entre los años de 2000-2008. Pero desde el 2008 hasta el presente año 2024 se interrumpió y violentó este proceso normal y legal de elecciones universitarias y en la única universidad donde ellas se han realizado luego de un largo tiempo sin elecciones ha sido en la UCV en 2023. Por qué ha ocurrido semejante anormalidad institucional, anti autonómica y anti democrática de no realización de elecciones se expone a continuación de acuerdo al siguiente proceso histórico.

- Universidad anti autonómica y anti democrática (2012-2024)

Esta situación analizada de universidad anti autonómica y anti democrática como se ha expuesto no solo existe en la ULA sino que de manera global se presenta (con sus diferencias) en las universidades nacionales que no han realizado desde 2012 hasta el presente las elecciones universitarias para elegir sus autoridades; violándose así flagrantemente toda la normativa existente sobre la autonomía universitaria establecida en la CRBV y la LOE. Entre las causas de esta situación se pueden señalar preferentemente las siguientes:

1.El 13 de agosto de 2009 la Asamblea Nacional aprobó la Ley Orgánica de Educación (LOE) y el presidente Hugo Chávez F. le dio el ejecútese el 15 de agosto de este mismo año. En su Artículo 34 del Principio de Autonomía se reconoce "En aquellas institución de educación universitaria que les sea aplicable, el principio de autonomía reconocido por el Estado se materializa mediante el ejercicio de la libertad intelectual, la actividad práctica y la investigación científica, humanística y tecnológica (…) La autonomía se ejercerá mediante las siguientes funciones:

(…) 3. Elegir y nombrar sus autoridades con base en la democracia participativa y protagónica y de mandato revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de los integrantes y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y los egresados y las egresadas de acuerdo con el Reglamento. Se elegirá un consejo contralor conformado por los y las integrantes de la comunidad universitaria (…)".

2. Luego los Rectores y Rectoras de las Universidades UCV, ULA, LUZ, UC, Universidad Centro Occidental (UCLA), Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) y Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) posterior al ejecútese dado a la LOE por el presidente Chávez en 2009 introdujeron ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un documento de impugnación a esta Ley Orgánica de Educación al considerar que el Artículo 34, Numeral 3, de la LOE contravenía al Artículo 109 de la CRBV en cuanto a la integración de la comunidad universitaria.

3. A esta impugnación sin entrar al fondo de la misma el TSJ en sentencia parcial No. 0324 resolvió convocar a elecciones de autoridades universitarias en un plazo de seis (6) meses contados a partir de la publicación del referido fallo (Sentencia cautelar del Tribunal Supremo de Justicia del 27 de agosto de 2019). Aun así, a pesar de este dictamen, las elecciones universitarias, a excepción de la UCV, no han podido realizarse producto de múltiples causas entre las cuales están, en primer lugar: las impugnaciones hechas ante la Sala Electoral del TSJ por personas miembros de la comunidad universitaria a las elecciones convocadas en las Universidades que se así lo hicieron. Tal como ocurrió hace años en la UNET, en la UC el año pasado en que la anti justicia Sala Electoral días antes para realizarse este proceso electoral lo suspendió y hasta ahora no han podido efectuarse a pesar de la protesta mayoritaria de su comunidad universitaria. Igual papel de prestarse a impugnaciones la inefable Sala Electoral del TSJ cumplió ante impugnación hecha por un abogado profesor jubilado de la ULA al todavía no aprobado Reglamento Electoral Transitorio por el Consejo Universitario de la ULA y esa dichosa Sala el 20 de marzo de 2024 decide suspender las elecciones universitarias convocadas la primera vuelta para el 30 de abril de este mismo año. Hasta ahora estas elecciones en la ULA son una incertidumbre y la única fuerza que puede reclamarlas y realizarlas es mediante acción efectiva y protagonismo mayoritario de su comunidad universitaria.

En segundo lugar, a la evidente y notoria displicencia con que organismos competentes del Estado y del gobierno han asumido esta grave y violatoria situación contra la autonomía universitaria, la democracia protagónica y participativa y contra los derechos de la comunidad universitaria para elegir sus autoridades y participar en los asuntos de su Universidad establecidos en el Artículo 109 de la CRBV y el Artículo 34 de la LOE. En este sentido, vale decir que existe una extraña complacencia y aceptación gubernamental para que tanto en la ULA y demás universidades autónomas esta situación de elegibilidad y deslegitimación institucional por la existencia de autoridades rectorales y universitarias se sostenga al infinito e incertidumbre; de por si inaceptable su continuación para una comunidad universitaria que desde hace tiempo viene reclamando su legítimo derecho constitucional de elegir y renovar sus autoridades.

Rectores con su obra y trayectoria universitaria han dado brillantes y perenne luz a la casa que vence las sombras

Esta parte está dirigida a resaltar la obra y trayectoria universitaria que con su voluntad y disposición abierta y sin ningún rasgo de mezquindad y mediocridad humana, científica e intelectual asumieron la difícil tarea de creación, transformación, desarrollo y plena defensa de la Universidad Republicana, autónoma, democrática y popular en Venezuela. Proceso que como se ubicó anteriormente nació en 1827 en la Universidad de Caracas (UCV) con el Decreto del Libertador Presidente de Colombia de los Estatutos Republicanos de la Universidad de Caracas, junto al Dr. José María Vargas y que hemos extendido al presente año de 2024.

Período histórico que tiene procesos y hechos de creación, transformación, desarrollo y consolidación de la Universidad autónoma, democrática y popular; y hechos y procesos contrarios a este tipo de Universidad para ir contra la autonomía universitaria bien para eliminarla o reducirla significativamente por la acción intervencionista de distintos gobiernos a partir de 1849 hasta la actualidad; y que anteriormente se señaló pero que en esta parte se mencionan brevemente.

De esta manera en primer lugar se destaca:

Rectores que vencieron la sombra anti universitaria y anti autonómica y dieron luz y brillantez a la casa que vence la sombra

Los Rectores de las Universidades Nacionales que destacaron y se ubican históricamente como forjadores y defensores no solo de la Universidad Republicana y autonómica de Venezuela sino a nivel latinoamericano, están José María Vargas, Francisco De Venanzi, Jesús María Bianco y Pedro Rincón Gutiérrez a quienes se dedica a cada uno de ellos una breve reseña de su obra y trayectoria universitaria en favor de la autonomía y democracia universitaria, como se expone a continuación.

-Dr. José María Vargas (1786-1854). Fue el primer Rector médico de la Universidad de Caracas de 1827 a 1829, y junto con el Libertador Presidente de Colombia Simón Bolívar redactó los Estatutos Republicanos de la Universidad de Caracas que el Libertador los decretó en 1827 para esta Universidad. Al decir de Ildelfonso Leal fue: "Uno de los más altos valores científicos venezolanos en el Siglo XIX. Se especializó en Europa en Anatomía, Cirugía, Química y Botánica. Vargas fue el primer médico en desempañar el Rectorado de la Universidad de Caracas en los años 1827-1829, el primero en fundar la cátedra de Cirugía y Partos (1832), la cátedra de Química (1842), el primero en redactar y publicar textos para la enseñanza de estas disciplinas, y el primero en explicar, es su propia casa, nociones de Botánica y Geología a algunos jóvenes de especial relevancia en los estudios (…) Vargas fue también el único Rector en donar su patrimonio económico a la Universidad por vía testamentaria y el primer educador en establecer escuelas en los cuarteles y el primero en abogar por la fundación de escuela municipales para los obreros (…) Reorganizó los estudios universitarios y ocupó la Presidencia de la República en 1835 (…) Lo mejor que le pudo acontecer a Venezuela y la Universidad de Caracas es que uno de los más sobresalientes egresados de la Facultad de Medicina, el Dr. José María Vargas, sintiera la necesidad de especializarse en Europa en los mejores centros científicos para afinar su mente y su espíritu y regresar después con las credenciales académicas más distinguidas a auxiliar a sus compatriotas (…)" Ildelfonso Leal (Op.cit,pp. 431-434).

-Dr. Francisco De Venanzi (1917-1987). Gran parte de la obra y trayectoria del Dr. De Venanzi está reseñada en los libros publicados (dos tomos) por la Universidad Central de Venezuela Boletín del Archivo Histórico Homenaje a De Venanzi en el I aniversario de su muerte Ediciones De La Secretaría De La UCV Caracas/Venezuela, 1988, y en el libro de Sonia Hecker Francisco De Venanzi (2007) Volumen 51 Biblioteca Biográfica Venezolana El Nacional BANCARIBE.

En el Boletín (…) Tomo I, se lee: "Doctor Francisco Antonio De Venanzi (…) Doctor en Medicina (1942). Diploma de Master of Sciencie en Bioquímica, Yale University (…) Ostentó una meritoria hoja de servicios como científico, como docente universitario y como hombre de letras. Fue designado presidente de la Comisión Universitaria de la UCV el 28 de enero de 1958 y como Rector de la Universidad Central de Venezuela en enero de 1959 y en junio de 1959 es electo Rector de la UCV. Sobre el Dr. De Venanzi escribió en este Boletín Homenaje el Dr. D.F. Maza Zavala lo siguiente: "Ha caído un viejo roble, que desafió tormentas y se agigantó en las dificultades. Libró hermosas luchas en el frente universitario y en el de la ciencias y las humanidades. Todo lo hizo con serena entereza, con la sonrisa tranquila a flor de labios, la palabra justa, el empeño inquebrantable. La universidad es creada y recreada por sus mejores servidores y Francisco De Venanzi lo fue en el grado más alto. El dominio del saber fue compartido en él con la firmeza de la acción (…)".

El Dr. De Venanzi fue designado el 28 de enero de 1958 por el Dr. Julio De Armas, Ministro de Educación, de la Junta de Gobierno de 1958, junto con otros profesores de la UCV, ya mencionados, integrante de la Comisión Universitaria para reestructurar a UCV y elaborar una Ley de Universidades. Esta Comisión lo designó por unanimidad su Presidente, junto al Dr. José Luís Salcedo Bastardo como Vicepresidente, Ismael Puerta Flores como Secretario y como vocales a los doctores Rafael Pizani y el resto de integrantes de esta Comisión, que culminó su trabajo con la redacción del Proyecto de Ley de Universidades, aprobación y por Decreto del Presidente de la Junta de Gobierno, Dr. Edgar Sanabria del 5 de diciembre de 1958 dio su aprobación; tal como se describió anteriormente. El 7 de enero fue designado Rector de la UCV y luego el Dr. De Venanzi fue electo Rector de la UCV en junio de 1959 de acuerdo a la Ley de Universidades de 1958. Su vasta obra y trayectoria científica, humanística y universitaria como se informó está en la publicación que hizo la Universidad Central de Venezuela en el Boletín citado como también en el libro de Sonia Hecker Francisco De Venanzi (2007) Volumen 51 Biblioteca Biográfica Venezolana El Nacional BANCARIBE.

Una cita del Dr. De Venanzi revela la dimensión de su pensamiento y obrar universitario, que tiene entera vigencia y constituye un ejemplo de cómo hay que dirigir y liderar una gestión rectoral:

"En nuestro criterio, es evidente que para que las instituciones superiores del saber cumplan sus labores en la mejor forma, no pueden estar bajo el control de grupos sectarios que tratan de mediatizar la enseñanza o la investigación en función de los intereses políticos, económicos o religiosos determinados. La dirección universitaria debe ser esencialmente respetuosa del libre juego del pensamiento, interpretando en su mejor forma el significado del sistema autónomo. También es de mucha importancia, que funcionen mecanismos de provisión de los cargos que aseguren efectivamente la prevalencia de las condiciones académicas en la selección del personal" (Op.cit).

-Dr. Jesús María Bianco (1917-1976). Rector electo de la UCV en 1963 y reelecto en 1968. Su amplia trayectoria universitaria está escrita como se dijo en el libro de la Universidad Central de Venezuela Boletín del Archivo Histórico Tomo II Homenaje al Dr. Jesús María Bianco En El X Aniversario De Su Muerte Ediciones De La Secretaría De La UCV Caracas/Venezuela, 1987, y en La UCV Medio Siglo De Historia 1950-2000 de Luís Cipriano Rodríguez, Silvio Villegas, Arminda Reyes (2000). Fue uno de los Rectores de la UCV más perseguido y vilipendiado por los gobiernos de Raúl Leoni y Rafael Caldera al término que por su clara y decidida defensa de la autonomía y la democracia universitaria en los años que ejerció el Rectorado de la UCV en 1970 fue destituido por el CNUP, tal como se describió anteriormente.

Fue miembro de la Comisión Universitaria de 1958 que redactó el proyecto de Ley de Universidades de 1958. Electo como Vice-Rector Académico en la fórmula electoral en la que fue electo el Dr. Francisco De Venanzi en 1959. Anteriormente durante el Rectorado del Dr. Julio De Armas (1948-1951) se desempeñó por un año como Vice-Rector Académico. Dr. en Farmacia de la UCV en 1941. Fue Decano de la Facultad de Farmacia por tres periodos consecutivos entre 1942 y 1951. Del Dr. Bianco se escribe: "Estabilizar las diversas estructuras organizadas entre 1959 y 1963 y por otra parte, iniciar sus propias concepciones y planificación constituyeron un reto formidable, máximo que como Rector 1963/68 y luego como Rector re-electo, enfrentó feroces allanamientos de los gobiernos de turno campañas publicitarias de desprestigio, ahorcamientos económicos, actos de sabotajes, en fin un ambiente y un quehacer profundamente hostil que dio inicios en las postrimerías del régimen de Betancourt, se expandió con Leoni y concluyó diabólicamente con la mortal combinación del socialcristianismo calderiano y la "pacificación" de los grupos de izquierda y en particular importantes sectores del Partido Comunista (…) Siempre estuvo estrechamente vinculado a los principios y las prácticas autonomistas, desde los tiempos iniciales de la modernización universitaria en 1946-47. Luego, a partir del rescate de la democracia nacional el 23 de enero de 1958, la autonomía fue el principal motivo de su praxis ucevista. Fue una de las grandes banderas educacionales que enarboló y alrededor de ella fue un líder clave que logró unificar las fuerzas progresistas" (Cipriano Rodríguez, Villegas, Reyes (Op.cit, pp. 80-81).

Del Dr. Bianco citemos: "Mi único delito es el haber sido consecuente con mis principios en defensa del régimen autonómico, el derecho de la juventud al estudio, y la posibilidad del desarrollo nacional independiente en busca de una patria libre en lo económico, en lo político y en lo cultural" (Boletín del Archivo Histórico (…)".

-Dr. Pedro Rincón Gutiérrez (1923-2004). En libro Pensamiento universitario latinoamericano Pensadores y forjadores de la universidad latinoamericana de Carmen García Guadilla (ed) (2008) el escritor César Nieto Torres escribió del Dr. Rincón Gutiérrez:

"Su actuación universitaria se inicia en Mérida a partir del año 1958, a la caída de la dictadura y comienzo del periodo democrático; siendo postulado como independiente por los sectores políticos del momento para ocupar el cargo de rector de la universidad emeritense con carácter provisorio, y posteriormente en febrero de 1959, es elegido por el claustro universitario para el primer periodo rectoral hasta 1972. Luego opta en votaciones sucesivas para los periodos 1976-1980 y 1984-1988, totalizando 22 años al frente del rectorado. Cómo médico muy destacado en la comunidad junto a su maestro el doctor Antonio José Uzcátegui Burguera, forma la escuela de obstetras y al mismo tiempo inicia su amplia y fructífera labor docente en la Facultad de Medicina" (p.548). Luego este autor continúa relatando la obra de creación y desarrollo de Facultades, Escuelas, Institutos de Investigación, Culturales, Núcleos Universitarios, y dotación de terrenos en toda la ciudad que hoy son patrimonio de la ULA, para su crecimiento desarrollo académico y universitario.

El Dr. Rincón Gutiérrez fue miembro y presidió la Comisión Universitaria de 1958 en la Universidad de Los Andes. Como tal fue uno de los Rectores que junto con el Dr. De Venanzi en la UCV y Antonio Borjas Romero, Rector de la LUZ (1958-1963) (1963-1967), además de Jesús María Bianco, están entre los rectores forjadores, ejecutores y defensores de la Universidad autónoma, democrática y popular de Venezuela en la década de 1960; tan compleja, de tanta conflictiva y contra su consolidación y desarrollo de esta Universidad autonómica, tal como se caracterizó anteriormente.

En su discurso en el Aula Magna de la UCV el 18 de diciembre de 1958, en acto solemne de proclamación de la autonomía universitaria, junto a los discursos del Dr. Edgar Sanabria, presidente de la Junta de gobierno de 1958, del Ministro de Educación Dr. Rafael Pizani, y del Dr. Francisco De Venanzi, Rector de la UCV, el Dr. Rincón Gutiérrez como Rector de la ULA dijo:

"Hoy honramos a Venezuela, honrándonos nosotros mismos. Hoy desagraviamos a la Patria, reivindicando a su más alta expresión cultural y científica y la dignificamos, al ennoblecer con este acto la jerarquía moral de sus Universidades (…) Ninguna ocasión más propicia que la de hoy, para demostrar al Continente americano, que la cuna de Bolívar, Bello, Acosta y Toro, vuelve por sus fueros civiles y republicanos, para sentar la misma cátedra de austeridad republicana, de libertad sin ofensa, del magisterio del Bien y la Justicia, que en el siglo pasado dio nombre y cariño continental a Venezuela" (Narváez (Op.cit, p.198).

Sombras gubernamentales y sombras rectorales de anti universidad y anti autonomía y democracia universitaria

En esta parte, primero, vamos a citar las más importantes acciones contra la UCV y la autonomía universitaria dictadas y cometidas por los gobiernos militares desde 1849, pasando por los dictadores Juan Vicente Gómez (1909-1935) y Marcos Pérez Jiménez (1952-1958) puesto que las correspondientes a presidentes Betancourt, Leoni y Caldera ya fueron expuestas; en segundo lugar, exponer la sombra de los rectores de las universidades autónomas que han oscurecido con su actuar desde 2008 hasta el presente el pleno ejercicio de la autonomía y la democracia universitaria.

-Sombras gubernamentales contra la autonomía y la democracia universitaria (1849-1958)

Comenzamos esta parte citando a Eleazar Narváez que expresa: "Si bien los Estatutos Republicanos rigieron la vida universitaria del país hasta el año 1843, cuando fue dictado el primer Código de Instrucción Pública, bajo la presidencia de Carlos Sublette y del rectorado del doctor José María Vargas hay que decir que sus contenidos –incluidos el principio de autonomía universitaria- fueron conservados en ese Código, hasta que años más tarde los gobiernos personalistas –casi todos de corte militar- van a reservarse el privilegio de designar y remover las autoridades de la Universidad y su personal docente, y bajo la presidencia de Antonio Guzmán Blanco se obligará a las Universidades a enajenar sus propiedades, dejándolas así económicamente dependientes del Presupuesto General de Gastos de la Nación (Ideldonso Leal: 1981:147).

Esta vulneración de la autonomía universitaria se evidencia desde el año 1849 hasta finales del siglo XIX y continua en las tres primera décadas del siglo XX" (Narváez: Op.cit, p.32).

La referencia de vulneración de la autonomía universitaria a la que refiere Narváez se expone haciendo una síntesis histórica en tal sentido.

1.General José Tadeo Monagas (1847-1851)(1855-1858). En medida dictada por el gobierno de José Tadeo Monagas el 7 de agosto de 1849 declara que "No podrán proveerse las cátedras en propiedad, ni en itineraria en personas desafectas al Gobierno republicano o sospechosas de su amor al espíritu democrático del sistema de Venezuela…" (ídem: p.33).

2. General Julián Castro (1858-1859). Con base en el decreto del mes de marzo de 1858 de Julián Castro decreta la reorganización del cuerpo de profesores de la Universidad, en la que se declararon vacantes todas las cátedras de ésta (idem).

3. General Juan Crisóstomo Falcón "se reservó…el nombramiento de funcionarios, catedráticos, rector, vicerrector y miembros de la Junta de Inspección y Gobierno y Tribunal Académico de la Universidad. El rector y vicerrector durarían tres años en sus funciones y estaban obligados a prestar juramento ante el Presidente de la Federación venezolana (Leal: 1981: 162)" (idem).

4. General Antonio Guzmán Blanco (24-12-1863/24-01-1864). Encargado del Poder Ejecutivo, era Vicepresidente Provisional de la Federación Venezolana) (18-03-1865/07-06-1865) (1870-1877) (1878-1879) (1879-1880) (1880-1884) (1886-1888).

"Después de asumir el Gobierno en 1870 Guzmán Blanco se reservó inicialmente el derecho de designar a las autoridades y catedráticos de la Universidad, al considerar ésta como "un nidal de godos" (Leal, 1981). Un atentado a la autonomía, que si bien en el año 1880 el mismo autócrata intenta dejar a un lado para darle a la Universidad autonomía plena (11), se convierte posteriormente en la eliminación de la autonomía universitaria, cuando por decreto del 24 de septiembre de 1883 se reorganiza toda la instrucción superior y científica en Venezuela: …" (idem: pp. 33-34).

El mismo Narváez citando a Manuel Caballero expone sobre el alcance que tuvo la autonomía plena durante el gobierno de Guzmán Blanco y que dice lo siguiente:

"Acerca de esa autonomía plena, de muy efímera existencia, afirma Caballero (1974) Guzmán Blanco publica un decreto –el No. 2253, de fecha 16 de noviembre de 1880- mediante el cual le otorga a la Universidad Central de Venezuela la más plena autonomía que hasta entonces se tenga noticias, al establecer que:

La Universidad Central de Venezuela será en lo sucesivo enteramente independiente del Ejecutivo Nacional, y queda facultada para constituirse y organizarse, resolver sus asuntos contenciosos, administrativos y disciplinarios, administrar sus bienes y rentas, dar inversión a sus ingresos, así como también resolver cuanto le sea particular, de la manera que lo tenga a bien. Tal decreto es derogado y sustituido inmediatamente por otro –el No. 2253- a, de fecha 7 de diciembre de 1880…" (Op. cit, p.34).

5. En 1883 el Presidente Guzmán Blanco decretó lo siguiente: "Decreto Del Presidente Antonio Guzmán Blanco Ordenando La Venta De Varias Propiedades De La Universidad Central De Venezuela Y De La Universidad De Mérida El Congreso De Los Estados Unidos De Venezuela Decreta (…)" (Leal: Op.cit, p. 450).

6. General Cipriano Castro (1899-1909). Con el gobierno de Castro se produce el cierre de la Universidad del Zulia, creada el 15 de mayo de 1891, y reabierta el 15 de junio de 1946 por la Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt (1945-1948). El 20 de septiembre de 1903 se cierra también la Universidad de Carabobo, creada el 15 de noviembre de 1892, y se reabre el 21 de marzo de 1958 por la Junta de Gobierno de 1958 presidida por Wolfgang Larrazábal.

7. General Juan Vicente Gómez (1909-1935). Se dictó durante su gobierno la Ley de Instrucción Superior y Especial de 1924 que tenía un capítulo sobre las universidades y cuyas autoridades eran el rector, vicerrector y secretario, nombrados por el Ejecutivo Federal, que derogó la Ley de Instrucción Superior de 1915 y estuvo vigente hasta 1940.

8. Coronel Carlos Delgado Chalbaud (1948-1950). Siendo presidente de la Junta Militar de Gobierno el Coronel Carlos Delgado Chalbaud quien junto al Coronel Marcos Pérez Jiménez habían derrocado mediante golpe militar al presidente Rómulo Gallegos el 24 de noviembre de 1948, el Decreto 25 del 23 de diciembre ratifica la aplicación del Estatuto Orgánico de las Universidades Nacionales de 1946 con la finalidad de que se continúe con el proceso de ordenamiento legal de estas instituciones.

9. General Marcos Pérez Jiménez (1952-1958). Siendo presidente el general Marcos Pérez Jiménez el Congreso de la República de Venezuela el 5 de agosto de 1953 decreta la Ley de Universidades Nacionales que derogó el Estatuto Orgánico de las Universidades Nacionales de 1946 y ratifica al Consejo Nacional de Universidades como el órgano encargado de fijar e interpretar la doctrina, elaborar planes y supervisar las actividades universitarias e integrado por el Ministro de Educación quien lo presidirá, los rectores nacionales y un decano por cada una de ellas, elegido por el respectivo Consejo Académico (Artículo 2).

Durante el periodo de la dictadura militar de Pérez Jiménez se realizó toda una persecución contra la UCV, expresándose con toda su fuerza en 1951 con la supresión de la autonomía universitaria y la clausura de la Universidad. No obstante esta postura dictatorial el general Marcos Pérez Jiménez terminó de construir el proyecto de la Ciudad Universitaria aprobado e iniciado durante el gobierno del general Isaías Medina Angarita (1941-1945).

-Sombras contra autonomía, democracia y comunidad universitaria en universidades autónomas y en la ULA (2008-2024)

Las últimas elecciones para elegir autoridades universitarias rectorales en las universidades autónomas se realizaron en 2008 para el periodo 2008-2012. En la ULA 2008 se hicieron, además, las correspondientes a Decanos/as, Vice-Rectores de Núcleos Universitarios de Táchira y Trujillo y Representantes Profesorales al Consejo Universitario, proceso que más delante se expone.

Esta situación irregular de no realización de las elecciones universitarias ha provocado en las universidades nacionales graves daños institucionales, académicos y universitarios que cada universidad y respectiva comunidad universitaria en su oportunidad deben evaluar, expresar y diagnosticar. En esta ocasión solo caracterizaré y sintetizaré globalmente (de su conjunto) cuál es el factor que considero ha sido el más determinante y decisivo para que esta situación exista, que nos retrotrae a procesos protagonizados por gobiernos mencionados, junto con sectores de las mismas universidades que han actuado contra la Universidad Autónoma, Democrática y Popular para afectarla, disminuirla y eliminar su pleno ejercicio y vigencia bajo los términos establecidos legal y constitucionalmente en Venezuela; conquista lograda luego de una larga y tenaz lucha histórica librada en tal sentido.

En este contexto de vulneración, obstaculización y falta de interés para hacer un llamado y realización de elección de autoridades universitarias desde el 2012 están implicados todos los rectores de las universidades autónomas del país, que indica claramente que su actuación ha sido ir contra pleno ejercicio de la autonomía y la democracia universitaria a la cual tiene legítimos derechos la comunidad universitaria para asumir con un papel participativo y protagónico.

Sombras en las universidades autónomas

En la ULA en 2008 se realizaron dos procesos electorales que se describen a continuación.

Uno para elegir Rector, Vice-Rector Académico, Vice-Rector Administrativo y Secretario de la Universidad. De estos están en su cargo el Rector, la Vice-Rectora Académica y el Vice-Rector Administrativo. El Secretario desde hace varios años se ausentó de sus funciones y fue sustituido en su momento por un profesor como Secretario encargado mediante proposición hecha por el Rector al Consejo Universitario. Recientemente el Secretario electo presentó su renuncia irrevocable a este máximo organismo, cuya sustitución está por resolverse y el procedimiento ha de hacerse con base a Ley de Universidades. El otro proceso electoral realizado fue el de Decanos de las Facultades y Vice-Rectores del Núcleo del Táchira y el Núcleo de Trujillo donde se eligieron 11 Decanos y 2 Vice-Rectores y en la actualidad solo quedan cuatro Decanos electos, los demás se ausentaron o renunciaron a los mismos sustituidos por Decanos/as encargados/as a través de proposiciones hechas por Rector al Consejo Universitario de acuerdo al momento de cada caso. Producto de esta situación reiterada de renuncias o separación de cargos de Decanos y Vice-Rectores de los Núcleos de Táchira y Trujillo se ha dado el caso donde varias veces autoridades designadas como encargados han sido sustituidas por profesores/as distintos/as y toda esta sucesión de designaciones del Consejo Universitario de acuerdo a proposiciones del Rector que las hace según sus propios intereses y conveniencias particulares o grupales para manejar la Universidad de Los Andes a su libre albedrío.

Esta situación postelectoral en la ULA junto a la sentencia del TSJ autorizando que en universidades permanezcan en sus cargos autoridades universitarias hasta realización de elecciones y a las designaciones hechas por el Consejo Universitario mencionadas anteriormente, ha provocado que este organismo de cogobierno de manera absoluta haya sido y esté controlado por el Rector que dispone y decide sobre asuntos y administración universitaria según sus propios y particulares intereses contrarios al pleno ejercicio de la autonomía y democracia universitaria. Estableciendo una práctica el Rector donde autoridades universitarias o miembros del Consejo Universitario que tienen, hayan asumido posiciones distintas o contrarias a su orientación y dirección son objeto de descalificación, amenazas, subestimación y sus proposiciones permanentes negadas. Se da el caso que autoridades universitarias electas han estado impedidos de nombrar sus propios directores de dependencias o de servicios que competen a su responsabilidad académica y administrativa ante reiteradas intervenciones del Rector lo que constituye evidentemente una práctica anti-democrática para dirigir a la Universidad.

Esta cuestionada práctica Rectoral en la ULA cuenta con el apoyo de sectores políticos-partidistas e individualidades que lo respaldan y protegen en sus intereses y se han opuesto por distintas vías a la convocatoria y elección de nuevas autoridades universitarias. Por esta situación decimos que en la ULA hay una sombra que vence a la autonomía, la democracia y comunidad universitaria.

La descripción hecha en los términos expuestos en esta última parte sobre los rectores que gobiernan en universidades autónomas desde 2008 y el caso particular de la ULA demuestra cuán distante y contradictoria están con relación a la trayectoria universitaria cumplida y desarrollada por los ilustres Rectores aquí analizados que siempre estuvo dirigida a forjar, impulsar y fortalecer la autonomía y democracia universitaria enfrentando y venciendo todo tipo de sombras. Para revelar la distancia infinita que existe en este sentido por la labor cumplida por dignos personajes históricos y por quienes hoy ostentan iguales cargos sin ninguna luz que alumbre y venza la oscuridad, se expone como síntesis qué hechos y procesos de sombras vencieron cada uno de ellos en su respectivo momento histórico:

Dr. José María Vargas que bajo la égida del Libertador Simón Bolívar se propuso fundar, forjar e impulsar la Universidad de Caracas para vencer la sombra del colonialismo, elitismo, racismo y dogmatismo religioso.

Dr. Francisco De Venanzi, junto a la Comisión Universitaria de la UCV, a los ministros de Educación de la Junta de Gobierno de 1958, Doctores Julio De Armas y Rafael Pizani, y finalmente el Presidente de esta Junta Dr. Edgar Sanabria quienes supieron vencer la sombra de la universidad autoritaria de la dictadura de Pérez Jiménez y se creó la Universidad con autonomía plena mediante Decreto Ley de Universidades (1958) convirtiéndose en forjadores, impulsores y defensores de la autonomía y la democracia universitaria.

Dr. Rector Jesús María Bianco que en su primer rectorado continuó la gestión universitaria de crecimiento y fortalecimiento de la UCV del Dr. De Venanzi y supo defender y proteger firmemente la autonomía y democracia universitaria, pero que reelecto para el periodo 1968-1972 en 1970 fue arteramente destituido por las fuerzas más reaccionarias que siempre fueron adversarias del proyecto de Universidad autónoma, democrática y popular establecida en la Ley de Universidades de 1958.

Dr. Pedro Rincón Gutiérrez que por su amplia y fructífera trayectoria y obra universitaria Rectoral supo encaminar, impulsar, desarrollar y llevar adelante la Universidad autónoma, democrática y popular de la ULA, elevándola de ser una universidad local a una Universidad nacional e internacional de primer orden; dándole brillantez, luz a los estudios e investigaciones del quehacer universitario.

La historia expuesta de la Universidad autónoma, democrática y popular venezolana en los términos analizados demuestra que este proceso tuvo varios momentos históricos claramente definidos y aquí analizados: el primer momento que es cuando nuestro Libertador Presidente de Colombia Simón Bolívar decreta en 1827 los Estatutos Republicanos de la Universidad de Caracas; el segundo momento cubre un largo periodo de 1849 al 23 de enero de 1958 en que los gobiernos militares existentes en Venezuela se abocaron con fuerza a eliminar, reducir y enfrentar a la autonomía y democracia universitaria; el tercer momento con el decreto Ley del 5 de diciembre que otorgó autonomía plena a las universidades; el cuarto momento que es el periodo 1958-1970 de enfrentamiento entre gobiernos de Venezuela y la Universidad (1959-1974) que concluyó con la reforma parcial en 1970 de la Ley de Universidades de 1958; el quinto momento está en que la autonomía universitaria en 1999 con la CRBV aprobada en Referéndum Nacional por el pueblo adquiere rango constitucional como principio y jerarquía; el sexto periodo 1970-2012 a pesar de la reforma parcial de 1970 y de los conflictos y situaciones ocurridas de diversa índole en las universidades autónoma de acuerdo a los lapsos legales se realizaron las elecciones de sus autoridades y cogobierno; y el último periodo histórico 2012-2024 que comprende la no realización de elecciones universitarias con las consecuencias de orden académico, institucional y universitario que este proceso ha provocado en las Universidades autónomas.

La única forma que se rompa con esta pesadumbre de sombra indefinida anti universitaria, anti autonómica y anti democrática en contra de la universidad y comunidad universitaria es que se realicen lo antes posible (en este año) de manera perentoria y urgente las respectivas elecciones universitarias. Para que este proceso se cumpla se requiere inexorablemente la participación protagónica de la mayoría de su comunidad, no solo en la ULA sino en todas las universidades autónomas.

Como conclusión de esta realidad histórica analizada podemos decir que a partir de un proceso perverso iniciado en 2012 las Universidades Autónomas cuya autonomía y democracia universitaria se originó por el impulso y reconocimiento nada menos y nada más que de nuestro Libertador Simón Bolívar y Dr. José María Vargas en 1827 en la UCV, establecido este régimen autonómico tan solo con la Ley de Universidades 1958 producto del esfuerzo, lucha y trayectoria de los ilustres Rectores aquí analizados y modificada en 1970, luego elevada y consagrada como principio y jerarquía en Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) y por Presidente Hugo Chávez F., lamentablemente (a pesar de estos antecedentes históricos) hoy son Universidades sin AUTONOMIA Y DEMOCRACIA UNIVERSITARIA. Como tampoco existe en las denominadas Universidades Experimentales del país.

¡Esta última afirmación en tan significativa como si en Venezuela no existiera la democracia participativa y protagónica…!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



Amado Moreno Pérez

Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de la Universidad de Los Andes. Dr. En Ciencias Humanas.

 amadoula@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Moreno Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: