UCV: Sombras Nada Más…

Así reza una vieja canción interpretada por Felipe Pirela, el bolerista de América, pero la sombra a la que nos referimos hoy, es a una que no ha podido ser vencida por esta universidad.

El ambiente que predomina en la UCV, se ha hecho inhóspito. El clima que se respira en sus pasillos, en sus cubículos y en sus departamentos, está impregnado de egoísmo, por un individualismo que tiene su orientación en el rechazo y distanciamiento a las necesidades básicas del país. Quienes se han apoderado de este centro de estudio, consideran los problemas existentes como “flagelos” (insolucionables) y cuestionan la presencia del Estado, aún cuando las universidades forman un subsistema, que depende del Estado. Sin duda alguna, la UCV pierde su esencia.

La UCV se ha puesto a la orden de un pensamiento totalitario, cuya expresión es un academicismo que apunta a valorar como aceptable las prácticas del pensamiento neoliberal y a cuestionar la disidencia.

En las últimas décadas, en las escuelas ucevistas, se ha formado una logia constituida por partidos de la extrema derecha, descendientes de la vieja guardia de AD y COPEI, cuyos miembros entre pasillos, afirman ser independientes. Bajo tales esquemas justifican las prácticas privatizadoras, la venta de cupos, las desviaciones de recursos para construir enormes centros comerciales, el derroche y el estímulo a la fuga de cerebros. La UCV transfigura su papel como centro de formación y globaliza la dependencia

En las dependencias de la UCV, quien no promulgue con el pensamiento neoliberal, es cuestionado y descalificado. En muchos casos, tales cuestionamientos tienen su origen en conductas de odio emitidas por coordinadores de departamentos, ante cualquier indicio que refleje una expresión distinta al pensamiento neoliberal. La elaboración de tesis de grado, como parte de la producción de conocimiento, en el caso que tenga algún indicio con los problemas de las instituciones públicas del Estado venezolano, son consideradas “inviables” y catalogadas como “chavistas”, a lo cual seguidamente deviene en entretelones, una horda de descalificaciones con los graduandos que plantean temas que han sido ”sensurados” por la mencionada logia, siendo posteriormente sometidos a prácticas dilatorias, hasta ser excluidos con la aplicación de sanciones administrativas.

vielmajota4@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2445 veces.



José Miguel Vielma López


Visite el perfil de José Miguel Vielma López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: