Venezuela nunca será "proveedor seguro" para los Estados Unidos

Recientemente se dieron algunas declaraciones de la directiva de PDVSA donde se expone que con el convenio entre Venezuela y Trinidad Tobago-Shell estamos demostrando ante el mundo que nuevamente nos posicionamos como un proveedor seguro en el suministro de gas. Sin embargo hay que recordarle a los negociadores que por mucho esfuerzos que se hicieron para incluir cláusulas que garanticen la despolitización de este convenio, no fueron aceptadas, porque al final toda este negocio depende de la opinión del tercero en discordia que son los Estados Unidos, quienes al final fueron los que dieron un chance para que se firmara este convenio.

Hay que recordar que esta oportunidad se la dio Estados Unidos a Trinidad y a la Shell, no a Venezuela, por lo que considero que deben recordarse algunos aspectos que en algún momento pueden manifestarse, ojala que no, negativamente.

Estados Unidos tiene una sola posición con Venezuela, a la cual ubica como una aliada permanente con grandes poderes mundiales con los que se encuentra enfrentado, en contradicciones antagónicas, como son Irán, Rusia, China y en América Latina con Cuba y Nicaragua. Ese es el aspecto central de su política y buscara de todas las maneras posibles la destrucción de los gobiernos de esos países y del nuestro y por lo tanto su destrucción como naciones.

También es aliado de Trinidad y debe atender los requerimientos de la Shell, una de las empresas petroleras más grandes por lo que es a ellos a quien les otorga las licencias para que realicen actividades en Venezuela, a quien como ya dije tratara de destruirla en la primera oportunidad. Dos situaciones creo que corroboran esta afirmación como fue por una parte la destrucción de nuestro avión en el aeropuerto de Miami apenas llegó desde Argentina y el otro es la suspensión de la flexibilización del país imperialista para que sus empresas pudieran entablar relaciones comerciales con PDVSA,  suspensión que impide continuar con estas relaciones comerciales, ya que de acuerdo a lo que ellos dicen no es un problema comercial sino de sometimiento de Venezuela a sus requerimientos de dominación:   “A falta de avances entre Maduro y sus representantes y la opositora Plataforma Unitaria, particularmente en cuanto a permitir que todos los candidatos presidenciales compitan en las elecciones de este año, Estados Unidos no renovará la licencia cuando expire el 18 de abril de 2024”. 

Aunque los candidatos cuestionados por Venezuela son personas incursas en delitos, esto no es razón para ellos y que además permite conocer el nivel de conciencia de esa población, ya que Estados Unidos consiente que una persona como Donald Trump, sea candidato presidencial cuando esta convicto y confeso en tribunales de ese país.  Otra muestra de la animadversión contra Venezuela la tenemos en la denominada Ley DeSantis, la cual nos incluye en el grupo de los 7 Países Hostiles China, Irán, Rusia, Venezuela, Cuba, Siria y Corea del Norte.

Podemos en medio de este escenario de persecución histérica y trastornada considerar que esa visión contra nuestro país privará sobre cualquier criterio comercial que nos involucre por lo que debe pensarse con mucho cuidado. Por lo menos por ahora, ya que con la tasa de producción actual Estados Unidos tiene petróleo solo para 15 años. El tiempo dirá. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1033 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: