Tanta vaina y Lorenzo Mendoza casi que nos gobierna: Tarcila Crítica de Todo Bello

Jacinto Todo Bello y, su esposa, la señora Tarcila Crítica de Todo Bello, batían involuntariamente las piernas sentados al frente de la casa. Cada uno ensimismado aprovechaba la fresca brisa de la tarde.

Tarcila Crítica salió del embeleso. Miró a Jacinto absorto abanicando las piernas.

-Sí, refrescate bastante a ver si levantáis cabeza – le dijo ella bromeando con la cara seria, sin dejar asomar su irónica sonrisa.

Jacinto Todo Bello reaccionó y no escuchó bien o se hizo el desentendido.

-Traé café con galletas ‘e huevo – le dijo a su esposa.

-Yo creo, porque así será que coma huevo –dijo Tarcila Crítica de Todo Bello-. El marido la miró, pero antes que dijera algo, la señora aclaró: - Me refiero a las posturas de gallina, señor Jacinto Todo Bello, no sea mal pensao.

Tarcila fue a la cocina y regresó con la merienda.

- Ay Jacinto y esto será merienda y cena, no hay pa más.

- ¿Y por qué no me hacéis unas arepitas de harina Pan, ah mija?

- No pude comprar, Jacinto, Lorenzo Mendoza la puso muy cara…

- Que vaina con ese tipo que nunca ha producido nada, lo único que hizo fue chupase too los dólares de este país, porque ese no ha sembrao ni una mata de maíz en Venezuela.

- ¡Ay Jacinto!, pero el Gobierno también de zoquete que le dio los dólares.

- ¡Ya te vais a meter con el Gobierno, mucho te habías tardao, Tarcila Crítica!

- ¡Jacinto, mijo, la verdad hay que decila, es más, te voy a decir argo, ahí hay chanchullo, le dieron los dólares y se los siguen dando, el hombre continúa con el negocio muy tranquilo aumentado y aumentando precios sin que nadie le diga nada!

- Yo solamente sé, Tarcila Crítica, que ese tipo es uno de los causantes de´ste mollejero.

-Y la gente del Gobierno también es culpable, Jacinto Todo Bello, sino cómo pasan por las arcabalas los bachaqueros, de quiénes son esos camiones, esas gandolas que no paran y van llenas de mercancía, y si paran, después las dejan seguir de pelo flechúo pa Colombia.

- ¡No se Tracila Cítica, porque a vos te vienen a decir too aquí a casa, yo lo que sé es que ese vagabundo fue uno de los responsables de producir ese cáncer que son los bachaqueros, porque eso si produce Lorenzo Mendoza, bachaqueros, acaparando la comía y vendiéndoselas a esos delincuentes pa que revienten al pueblo!

- ¡Pero no te pongáis bravo, Jacinto Todo Bello… y eso no me lo dicen, eso se ve ¿o vos no lo veís? Tai ciego entonces!

- ¡Ajá, sí, señora Tarcila Crítica!

- Por cierto, Jacinto, el bicho ese de Lorenzo Mendoza, hace poco dio unas declaraciones en Mayami diciendo como el cuento del señor ese, ¿"El Gabo" no es? Creo que es "El Gabo", que dice una cosa así: "argo muy grave va a suceder en este pueblo", y enseguida eso fue una bullerenga por la prensa y toas las redes sociales.

-Sí, un sector de la oposición lo quiere de presidente. Un empresario criminal como ese que detesta al pueblo de presidente ¡no joda!

- Y no es nada, que Lorenzo Mendoza casi que nos gobierna, vos debéis de sabelo, Jacinto Todo Bello.

- ¡¿Cómo nos gobierna, Tarcila Crítica?! ¡Ahora si se jodió la mujer mía de la cabeza!

- ¡¿Me jodí?! ¡Acordate Jacinto Todo Bello, que cuando el presidente Nicolás Maduro ganó las elecciones, que el Capriles hizo el llamado de arrechera, a los pocos días pidió una reunión con unos comerciantes y empresarios, y el Mendoza muy forondo leyó en público un mollejero de propuestas y casi toas se las aprobó el mismo Maduro!

- ¡Pero ese es un vagabundo, vos muy bien sabéis que es así!

- ¡¿Y pa qué le paran entonces?! Ve que yo me acuerdo de ‘so, Jacinto Todo Bello, y toavía se me revuelven las tripas. Eso salió por la televisión y too. ¿Y qué pasó?, al otro día amanecieron las cosas al doble de caras. Igual como pasa ahorita cuando Maduro aumenta los sueldos.

-Es que Maduro es un señor que cree en la paz, el diálogo, la conciliación.

- ¡Pero esa fue una zoquetá, Jacinto Todo Bello, como se le ocurre hablar con la gente que lo quiere matar! ¡Esos fueron los mismos que tumbaron a Chávez y le terminaron metiendo un cáncer!

- Maduro es de muy buen corazón, pero eso no lo ve nadie, además, esto no es soplar y hacer botellas, señora Tacila Crítica.

- Yo sé, Jacinto Todo Bello, pero aquí lo que había era que poner mano dura desde el principio, mandar a toos esos comerciantes y empresarios a freír monos y más nada.

- ¡Coño que fácil, too lo tuyo es así, Tarcila Crítica!

- ¡Así es, aunque vos no lo creáis! …Ve, Jacinto Todo Bello, al Capriles ese cuando hizo el llamado de arrechera y provocó too esos muertos, había que mandalo preso de una vez y listo, pero que va, no hubo guáramos pa eso. ¡Ajo, se quería quedar con el coroto a lo bravo, ese si es arrestao, pues!

-Mirá, Tarcila Crítica, es que Maduro no se puede tirar a lo buchón, hace eso y enseguida dicen que es dictador.

- ¡Me tienen el cirguelo lleno e pepas con eso, Jacinto Todo Bello, igual lo dicen, mijo! ¡Mandamos pensando en los demás! ¡Ve, Maduro dice: "sí somos dictadores chico", y agarra a esa pila de bandidos, le da una buena pela a cada uno y se acaba la guachafa!

- ¡Pero la experta y asesora gubernamental, la señora Tarcila Crítica de Todo Bello, no piensa en la prensa, en la canalla mediática internacional!

- ¡Buslate, pero vos sabéis que son ellos o nosotros, Jacinto Todo Bello… ahora este estira y encoge es otra de las cosas que nos ha fuñio toos en este país!

- ¡No me toy buslando, señora Tarcila Crítica de Todo Bello!

- ¡Si te buslai, pero ve Jacinto Todo Bello, si fuera yo, llamo a toos los periodistas y les digo: "preparen bien las cámaras y agarro a esos opositores, que si Julio Borges, Freddy Guevara, Ledezma, Leopoldo, Rosales, les abajo los pantalones y les meto una pela hasta que les arranque el cuero de las nalgas, que se acuerden del día que nacieron, pa que vean en toa la bolita del mundo que aquí hay un gobierno que se respeta, pero no, aquí no hacen nada!"

-Ve, Tarcila Crítica…

- ¡Ve, nada, Jacinto Todo Bello, el problema de ustedes los que justifican too lo del Gobierno, es que tienen a uno hasta los tequeteques con su tontería, por eso estamos como estamos!

- ¡Ah coño, ahora soy yo el culpable, que molleja ‘e plan con vos, no joda!

- ¡Sí, ustedes, ustedes los que ven too bonito tienen que poner sus patas sobre la tierra, ver la realidad, chico! ¡¿Hasta cuándo?! ¡Cada vez estamos peor y eso hay que decilo, Jacinto Todo Bello, que Maduro sepa que la gente está arrecha! ¡Que estamos pasando hambre, hambre, coño, ¿no entendéis?! ¡Uno se desgasta too los días pensando en cómo comer, porque ya ni que nos den toos los cobres de chaflán puede uno comprar un coño!

Jacinto Todo Bello se levantó de golpe, le dio contra el suelo al pocillo ya sin café y salió para adentro de su casa mascoteando: "Que falta me hace a mí un revolve en la cintura, ¡no joda!", pero su esposa, la señora Tarcila Crítica de Todo Bello, ya no alcanzó a escucharlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 22899 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a274599.htmlCd0NV CAC = Y co = US