Cuba y Venezuela rechazan informes sobre DDHH emitidos por el Departamento de Estado

Cuba y Venezuela rechazaron este martes el más reciente informe sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos (EE.UU.) mientras denunció que Washington usa el tema de los DD.HH. como herramienta de conveniencia política.

Venezuela expresó su rechazo categórico al más reciente informe sobre los Derechos Humanos (DDHH) emitido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos (EE.UU.), informó este martes el canciller de la República, Yván Gil.

A través de su cuenta en Twitter, el Canciller indicó que "a pesar de mantener una agresión permanente contra los derechos del pueblo venezolano, pretende calificar la actuación de otros gobiernos".

Un país que invade a otros, "pretende cínicamente dar lecciones de cómo salvaguardar derechos humanos al resto de la humanidad", recalca el comunicado que acompaña el mensaje del Canciller de la República.

"El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza el más reciente informe sobre DDHH del Dpto. de Estado de los EEUU, país que, a pesar de mantener una agresión permanente contra los derechos del pueblo venezolano, pretende calificar la actuación de otros gobiernos", publicó el Canciller acerca del informe de DDHH.



A continuación se presenta el comunicado íntegro que publicó la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el más reciente informe sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, país que, a pesar de mantener una agresión permanente contra los derechos del pueblo venezolano, pretende calificar la actuación de otros gobiernos.

Un Estado que hace exactamente 20 años emprendió una de las invasiones más brutales en la historia de la humanidad contra el pueblo iraquí, causando centenares de miles de muertes, implementando métodos de tortura y utilizando armamento de guerra contra civiles, pretende cínicamente dar lecciones de cómo salvaguardar derechos humanos al resto de la humanidad. Esto solo demuestra que, para el gobierno de los Estados Unidos, los derechos humanos son simplemente una herramienta que utiliza para su conveniencia política, en base a narrativas distorsionadas.

Una vez más, se publica este informe para atacar a países soberanos, cuyas decisiones no se toman con el consentimiento de Washington, mientras que Estados Unidos, a lo interno, no logra contener la creciente pobreza, no logra mitigar la brutalidad del racismo policial institucionalizado, no logra abandonar medidas arbitrarias de privación de libertad de migrantes indocumentados y no deja de aplicar medidas coercitivas ilegales y unilaterales contra al menos 30% de la población mundial.

Mientras descalifican a otras naciones, Estados Unidos no ha firmado o ratificado importantes acuerdos como: la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; el Estatuto de Roma; el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares; la Convención sobre los Derechos del Niño; la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, entre otros. Mientras tanto, los principales artífices de guerras criminales, como la de Irak, gozan de total impunidad.

El Gobierno Bolivariano, a pesar de las agresiones permanentes de los Estados Unidos y sus cómplices, continúa defendiendo los derechos económicos, políticos y sociales de toda la población y continuará cumpliendo con sus compromisos multilaterales para garantizar la vida digna de todas y todos sus ciudadanos.


Cuba denuncia calumnias de EEUU en su informe

Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció que son inaceptables las calumnias contra su país en el informe sobre Derechos Humanos 2022 del Gobierno de EE.UU.

Añadió en su cuenta en Twitter que con el historial vergonzoso de violaciones y abusos a sus propios ciudadanos, la nación norteña debería abstenerse de estigmatizar a otros.

"Intenta en vano disfrazar su conducta intervencionista e injerencista", agregó el canciller de la isla.

El informe estadounidense alude que en "Cuba los tribunales han dictado sentencias de cárcel draconianas a cientos de personas por protestar por sus derechos".

Aunque, paradójicamente, el informe de Naciones Unidas de 2022 en esta materia, explica que Estados Unidos sigue sin cumplir sus compromisos en materia de derechos humanos, sobre todo en el ámbito de la justicia racial, y eso se refleja en la incapacidad del país para acabar con el racismo sistémico vinculado a los legados de la esclavitud.

Asimismo, EEUU continúa registrando las tasas de encarcelamiento penal más altas del mundo, con casi dos millones de personas recluidas en cárceles y prisiones estatales y federales en un día cualquiera.

La mitad de los departamentos de policía de EEUU se niegan a informar sobre el uso de la fuerza, lo que hace necesaria la recopilación y el análisis de datos no gubernamentales. Solo en 2022, la policía estadounidense mató a más de 400 personas. En términos per cápita, mata tres veces a más personas negras que blancas.

Además, un elevado número de niños sigue siendo encarcelado cada año, con más de 240 000 casos de detención documentados en 2019, según un informe de Sentencing Project.

Un informe conjunto de Human Rights Watch y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles documenta cómo los sistemas de bienestar infantil en ese país responden con demasiada frecuencia a las circunstancias de pobreza con castigos, acusando a las familias de negligencia y separando a los niños de sus padres en lugar de proporcionarles apoyo para ayudarles a mantener unidas a sus familias.

Con información de Prensa Latina / Últimas Noticias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7679 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter