!Por Piedad!

La realidad nos lleva y nos traslada a reconocer el gran esfuerzo de una mujer afrodescendiente o afrocolombiana, que no es más que otra que la senadora Piedad Córdoba, que como en el pasado expresa los más grandes y sagrados principios, de los valores de la filosofía de vida de la cultura africana y su espiritualidad.

Esta afrosenadora y cimarrona del pueblo hermano de Colombia, también es hija de Benkos Bioho, Manuel Zapata Olivella y como Ana Nzinga, Nat Turner, Nani, Argelia Laya y otras cimarronas que dieron su vida a favor de los mas necesitados y en Pro de la libertad, desigualdad, pobreza, justicia social y étnica. Ha realizado un gesto de desprendimiento, dejando a un lado las comodidades que ameritan el alto cargo de responsabilidad parlamentaria de su país, lejos de reproducir practicas de la derecha liberal o como en estos días suenan los narcopara-senadores o narcopara- política, asumió el compromiso histórico de intermediar en la solución del conflicto armado colombiano por una de los caminos mas difíciles para muchos como es buscar el entendimiento político de las partes en cuestión las FARC y el gobierno de su país. Uno de los pasos inteligente que la cimarrona Piedad dio cuando saco el problema de pueblo y lo puso en el campo internacional, primero solicitando la ayuda solidaria de Venezuela como país hermano en la figura del presidente Chávez con autoridad moral y política para mediar y ser un interlocutor valido frente a estos grupos alzados en armas, como resultado la inclusión de algunos países de la región entre ellos Brasil, Argentina, Nicaragua, Cuba, Ecuador y Bolivia con el apoyo de la cruz roja internacional, con estos garantes de alta credibilidad y respeto, se dio el proceso del Intercambio Humanitario. Esto puso en evidencia el fracaso del plan Colombia impulsado por el presidente Bush que tenia con fin único el asesinato de afros, indígenas, campesinos todas aquellas personas supuestamente vinculadas con los grupos en armas para muestra los mal llamados falsos positivos, practica apoya, asesorada y financiada por el imperialismo yanqui en detrimento de los mas humildes e inocentes.

Los primeros frutos de esta noble misión fue la liberación de Clara Rojas y otras personas retenidas, también la internacionalización del caso de Ingrid Betancourt siempre dándole apoyo a la madre, los hijos y la familia de la excandidata presidencial a su vez francolombiana. Ha soportado todo tipo de humillaciones y acusaciones de la derecha rancia y racistas de su país, además de haber pasado ella misma por secuestro por parte de los paramilitares donde estuvo a punto de la muerte. Esto no ha hecho mella en la convicción de esta cimarrona en seguir trabajando por la paz para su país y la región andina, cuando todo el mundo se había olvidado de los retenidos por la FARC, ya que después de la libertad de la Betancourt dejaron de ser importantes y noticia estos seres humanos para los sectores politicos-mediáticos, la afrosenadora logra otras nuevas liberaciones unilaterales con su esfuerzo e insistencia en el dialogo político muy a pesar del saboteo de parte del gobierno del Uribe y el ejercito. Lo que nos llama mucho la atención es que estas nuevas liberaciones producto del intercambio humanitario como herramienta política principal para los acuerdos de paz no ha tenido el mismo impacto cuando la excandidata francolombia esta de por medio.

Es decir parece ser que este grupo no tiene el mismo peso político internacional que el de la susodicha Betancourt que hasta premio ha recibido. Y entonces nos preguntamos que premios le van a dar la cimarrona, afrosenadora Córdoba. Aunque sabemos que la labor que ella esta llevando cabo no es por buscar ningún premio o reconocimiento mediatico, como lo ha dicho, afirmado por diversas vías, ella solo busca la Paz para Colombia. Pero también debo señalar que no me queda duda, que cuando el presidente Chávez y la senadora Córdova estaban a la cabeza de estas labores humanitarias el racismo se impuso para sacarlos de juego, porque los racistas no iban a permitir que un presidente con características fenotípicas afroindigenas y una mujer afrodescendiente estuvieran liderizando uno los procesos de paz mas importantes del mundo como el conflicto armado colombiano además con la posibilidad del Nobel de la paz para ellos. Nos queda a todos y todas las cimarronas y demás colectivos e individualidades que luchan contra todas las formas de opresión, racismo, discriminación racial, que buscan la libertad, justicia social, equidad y la vida. Hacer una propuesta colectiva la de elevar a la afrosenadora y cimarrona Piedad Córdova como símbolo de la Paz Mundial y como una buena señal que nos pongamos donde quiera que nos encontremos un Turbante en la cabeza en solidaridad con la lucha que la cimarrona esta dando a favor de la paz. Suerte estimada, cimarrona camarada revolucionaria que nuestros ancestros, los Nkisis, los Orishas la acompañen y protejan. Y cuente con nuestro respaldo y apoyo. Felicitaciones por su trabajo incasable permanente y comprometido con su pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2652 veces.



Jorge Guerrero Veloz

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas. Autor del libro La presencia africana en Venezuela

 jorgeguerreroveloz@hotmail.com      @guerrero_veloz

Visite el perfil de Jorge Guerrero Veloz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: