Las FARC tiene que quitarse el título de terrorista, el mismo que tiene el gobierno republicano de EE UU

Hace aproximadamente dos meses, el Pdte. Cdte. Y Tnte. Cnel. Hugo Rafael Chávez Frías, invitó a la comunidad internacional a reconocer a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) como fuerza beligerante a raíz de las muestras de dicha fuerza en liberar a los dos primeros rehenes.

Sabemos que la intención es tratar de dar garantías a estas fuerzas para que se motivaran en liberar más rehenes y pudieran a su vez ser protegidos por el amparo de los acuerdos internacionales; sin embargo, hay muchos más prisioneros civiles inocentes en poder del grupo mencionado, y eso viola el Acuerdo Internacional de Ginebra, donde los prisioneros deben ser militares mas no civiles y menos si son inocentes.

Ciertamente, la mano peluda del mayor vendedor de armas y consumidor y distribuidor de drogas del mundo, no está interesada en la paz de Colombia; y presionó al gobierno de Colombia a hacer un ataque con un misil estadounidense a un campamento de las FARC donde estaba en ese momento el número dos (Raúl Reyes) de las FARC clandestinamente en territorio ecuatoriano, que luego terminaron de eliminar con cazas que se introdujeron 10 KM al norte de Ecuador para disfrazar el impacto del misil y tratar de hacer ver que el ataque vino de territorio ecuatoriano.

Sin lugar a dudas, existe un doble juego del gobierno colombiano, porque cuando ya se llega se está a punto de llegar a la paz en Colombia, el gobierno de ese país activa ataques militares para impedir la liberación y sacar de la frontera colombiana a los campamentos rebeldes para después justificar ataques a otros paises violando la soberanía de éstos y crear una guerra en Latinoamérica que la pueda dividir, atacan a los propios negociadores de las FARC, revocan a los intermediarios como la Senadora de Colombia Piedad Córdova, y el Presidente de nuestra Nación, Hugo Chávez, etc., es decir, el gobierno de Colombia crea toda una tensión para echar atrás lo adelantado para la paz.

A pesar de todo esto, necesario es que las FARC tenga presente que no debe dejarse vencer por el gobierno colombiano manipulado por el gobierno terrorista republicano de los Estados Unidos de América. Si Iris Betancourt muere, Francia y demás países europeos e incluyendo a muchos de América Latina, jamás le quitarán el título de Terrorista a las FARC y nunca entrará entre los acuerdos de Ginebra. Recuérdese que Iris Betancort de ser liberada y de postularse candidata presidencial nuevamente, sería sin lugar a dudas, la nueva presidenta del Gobierno de Colombia. Eso le interesa a Francia, casi todos los países Suramericanos y a las FARC misma.

Actos de Terrorismo son:

1. Atentar contra su propia Nación, como lo hizo Estados Unidos el 11 de septiembre sin dejar dudas.

2. Destruir a un País con pruebas forjadas y desmentidas por la propia CIA, matando a niños y provocando cáncer y mal formaciones al detonar armas con plutonio y uranio empobrecido en Vietnam, Afganistán e Irak.

3. Torturas por asfixias simuladas avaladas por leyes perversas.

4. Civiles inocentes secuestrados a los que se les daña su vida familiar, profesional y su hermosa libertad que es un derecho de nuestro Padre Celestial y que ningún ser humano tiene el derecho de privar, pues de lo contrario padecerá tanto en esta vida como para siempre. Las palabras de Jesucristo son Ley, el que a hierro mata, a hierro muere. Es más honorable que un prisionero sea militar colombiano, norteamericano o de otra nacionalidad por tratarse de un prisionero de guerra el cual si está a la altura de ser canjeable por prisioneros de las FARC, que inocentes civiles. Eso es un acto cobarde y está calificado como un acto terrorista. Siempre, en toda la historia de las guerras, pequeñas o grandes; el ataque o secuestro de un civil ha sido siempre abominable. Al mundo le da asco y rechaza las cárceles de Gantánamo, Abu Ghraib, los campos de concentración naci, las masacres israelíes a civiles palestinos y el cautiverio de personas civiles inocentes enfermándose injustamente en una selva durante años perdiendo a sus familiares y hasta su amor propio.

5. El crimen horrendo y las torturas morbosas del 26-02-1995 propinadas por el ELN (Ejército de Liberación Nacional) a ocho de nuestros soldados en un puesto de control ubicado en Cararabo, estado Apure en nuestro País, cuyas imágenes dolorosas y monstruosas fueron mostradas en el programa de televisión “José Vicente Hoy” en el cana venezolano Televen.

Esto por nombrar solo algunos ejemplos de terrorismo. En conclusión, las FARC deben aprovechar la negociación de Francia, Ecuador, Brasil y Venezuela para entrar en los acuerdos de Ginebra urgentemente para asegurar sus derechos como fuerza beligerante y poder participar en las elecciones de Colombia una vez restablecida la paz. Esto significaría la última y más terrible derrota del terrorismo del gobierno estadounidenses y de sus lacayos colombianos.

pradamiranda2004@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2126 veces.



Alberto Prada Miranda


Visite el perfil de Alberto Prada Miranda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad