La vida de un revolucionario, entre la rabia y la ternura. Manuel Vera Vive

"Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor"…,

…"Hay que endurecerse sin perder jamás la ternura"

El Che

Abrazar una causa superior al reducido alcance de nuestra propia vida, una que difícilmente podremos disfrutar la gloria de verla completamente materializada pero que motoriza cada paso que damos y que nos hace profundamente felices entre lagrimas y rizas y que nos determina a morir "parao", luchando y amando, es de soñadores utópicos pero si esta causa es en defensa de las grandes mayorías pobres es de revolucionarios.

Todo revolucionario se debate entre la rabia que endurece el alma ante las injusticias y la ternura que nos da nuestro amor al prójimo aun por encima de nuestra propia existencia. Es así como llegamos a ofrendar nuestra vida felices de que alguien recoja nuestro morral de sueños y nos permita vivir en ellos como hoy vive Chávez en mi y en ti.

La partida de un camarada revolucionario de este mundo terrenal, por dolorosa que pueda resultar y más aun cuando se produce por un cruel asesinato del sistema de gobierno que nos mantiene subyugados, con el pasar de los años aflora en la lucha de otros y vive en los que los recordamos.

Cuando por instrucciones del desgobierno adeco de Jaime Lusinchi y su ministro de relaciones interiores José Angel Ciliberto fue asesinado aquel 27 de noviembre de 1987 (hace 30 años) por la policía de Lara de un certero disparo en el pecho al frente del Básico (hoy UPTAEB) en la avenida los Horcones con avenida la Salle de Barquisimeto el estudiante de la UCLA, camarada cercano a la Liga Socialista Manuel Vera, oriundo de San Felix estado Bolívar, sentimos un profundo dolor al despedirlo en dolor mayor, como nos tocó despedir a otros 8 estudiantes universitarios asesinados en manifestaciones pacíficas de verdad ese año, no como las "pacificas" Guarimbas terrorista de la oposición de hoy, sentimiento que endureció nuestra determinación de luchar contra la injusticia del sistema capitalista que diariamente cobra miles de vida por hambre, miseria, represión y guerras (https://www.aporrea.org/ddhh/a217930.html).

A 30 años de tu siembra quiero que sepa tu familia donde quiera que esté que tu morral lo lleva cada venezolano junto al de héroes como Chávez y a otros tantos que empujaron el sol hasta que llegara el amanecer, morrales que en lugar de pesar aligeran la carga, que Manuel vive en quienes lo recordamos después de tantos años y que continuamos por la senda de la construcción de un mundo mejor, de paz, justicia y sin excluidos, que es parte de la rabia que nos mueve la ternura, para seguir luchando y morir "paraos" por nuestros ideales, de quienes estuvimos a tu lado, entre os que recuerdo a Carrasposo, el chino Ramón, Manuel Fernandez, los hermanos Fernandez, Julio Chávez, Luis Paredes, Charló, Nelsón Ures, el zamuro, el cuervo, cochinón, el toro, el zancudo, entre otros.

Manuel Vera aunque quizás nunca aparezcas en un libro de historia, hombres mujeres como tú son los que han hecho la esencia de lo que hoy somos los revolucionarios de esta tierra, capaces de desafiar imperios y derrotarlos, aunque quizás como tu no veamos concretados nuestros sueños.

 

¡Que vivan la Cantv y Movilnet Socialistas!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1461 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: