Dormir con el enemigo

Pocas veces puedo terminar de ver el programa del compañero Mario Silva, el sueño me vence, parece es la edad, aunque reconozco que en otras ocasiones la preocupación o el stress me permite verlo en la totalidad.

Anoche particularmente, tuve que luchar internamente entre el cansancio y otros factores y rememorar pasajes sobre la agresión a la Embajada Cubana.
Culminado el programa, les confieso, NO PODIA DORMIR, las preguntas no me dejaban. Pude revivir esos días de confusión. Recordar es vivir, dijo alguien, no hay duda de la culpabilidad de este tipo, me dije.

No voy a referirme hoy a lo evidente del delito cometido ese día, algo más llamo mi atención poderosamente y creo es lo mas grave, salvando las distancias de los delitos cometidos.
Quiero compartir con ustedes preguntas que me formulaba y que contribuyeron a mi desvelo.
¿Ser golpista es más provechoso que caminar al lado de la Revolución?
La indignación que hoy me embarga es en demasía desbastadota, soy testigo al igual que muchos compañeros, de las injusticias a la que son objetos camaradas que han entregado la mayor parte de sus vidas a una lucha incansable por hacer realidad un mejor mundo, contribuir a minimizar las desigualdades sociales que han mantenido a nuestro pueblo es la mas absoluta miseria.

Podría ejemplarizar y particularizar lo que quiero trasmitir a través de estas líneas, pero no son hechos aislados y se hace imposible el hacerlo.
No por ello voy a dejar de referirme a la lucha que debemos librar por el rescate de nuestras instituciones así como por deslastrarnos de la penetración de agentes al servicio del golpismo en los órganos del poder, que pareciera ser hoy goza de mayores privilegios que antes.
El corazón se me empequeñece cuando entre uno y otro café me desprendo de mi computadora y salgo a respirar un poco de aire. Ver a camaradas (Profesionales de alta preparación) deambular de un lado a otro con copias interminables de sus currículos vitae debajo del brazo buscando una oportunidad laboral o simplemente molestos porque fueron destituidos por un superior que abraza las filas de la contrarrevolución, me agobia y me pregunto ¿qué carajo esta pasando?. Se me ocurre y les digo: envía tus papeles al correo electrónico de Alo Presidente, por respuesta tengo…. Ricardo ya he botado mucha plata en los centros de computación, tengo meses mandando los papeles y siempre me devuelven el correo BUZON LLENO. La respuesta me hace sentir peor. Los invito a un café y les regalo una caja de cigarros, saco de mis bolsillos mis últimos 5 mil bolívares. Me solidarizo con ellos.

Son constantes las veces que he tenido que leer como compañeros leales a este proceso han sido marginados de nuestra industria petrolera, después de haber entregado el todo, en épocas de paro petrolero.
Entender que nuestra Cancillería es el escondite preferido de los guarinberos de oficios y profesión, desde Embajadores hasta Agregados rasos, es preocupante. La nostalgia se adueña de mi mente.
Muchas veces las lágrimas han sido el resultado de tanta injusticia y dolor colectivo que pareciera no tener fin.
Busco culpables (tienen que haber culpables coño!) y veo en mi imaginación a funcionarios del alto gobierno, veo a ministros que no encaminan sus despachos, no los depuran y de manera deliberada solo viven sus meses de gloria y de poder, están muy lejos del bien y del mal. Dan concesiones.
La sociedad de cómplices que convive en nuestra revolución es innegable, personas que son ¨Revolucionarios¨ y que duermen con el enemigo, por aquello de que si esto cae, no me porte tan mal con los panas de la oposición.
Una cosa es que nuestra Constitución nos garantice el derecho al trabajo, otra no menos cierta es que después que ayudas a desestabilizar al Gobierno Revolucionario premie y castigue a quien nos ayuda.

Ver ayer la Hojilla me tiene hoy sumamente conmovido, lo insólito de presenciar el hecho de que uno de los agresores a la Embajada Cubana hoy labore en nuestra PDVSA con total impunidad y descaro. Me digo es verdad, vivimos en época de Revolución. ¿Debilidad, Complicidad?
¿Ser comunista hoy en día es tan grave como en la cuarta?
Creo y lucho por este nuevo proyecto político, creo en la capacidad de liderazgo del presidente Chávez, particularmente no creo en eso de 10 millones por el buche, se que ganaremos con un margen bastante amplio, pero de no acentuar y no direccionar los cambios que se necesitan, seguro estoy que nos veremos en el Estadium Universitario y no para presenciar un juego Caracas-Magallanes, será el encuentro de los desempleados Revolucionarios, los marginados y perseguidos por siempre. Los marcados por soñar con un mundo mejor. Los comunistas de convicción. El reencuentro.
Hasta cuando se ríen de nosotros, hasta cuando seguiremos siendo tan pendejos………..

NO VOLVERÁN.

http://chamosaurio.blogspot.com/
Chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3327 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a22922.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO