Las enérgicas condenas no conducen a nada

Hay que actuar "enérgicamente", las condenas les resbalan y riéndose de ellas siguen matando palestinos, los niños, cuando los veo, veo en ellos a mis nietos, a mi vecinita de dos años, veo a todos nuestros niños, lloro y me aterro ante tanta maldad y tanta indiferencia.

No se que hacer. Los gobiernos tienen que entender que las condenas están bien para Barden o Almodovar, ellos no pueden hacer más, a lo mejor una película contando las atrocidades, pero de allí nada más.

No dejo de reconocer y admirar su valor porque con su posición a pecho desnudo se exponen a retaliaciones, recordemos a Casius que hasta preso fue por no querer ir a Vietnan y le quitaron el cinturón, pero yo me inclino ante él.
 
Son los gobiernos del mundo los que de verdad pueden y deben hacer algo. Si la ONU no sirve para nada pues no sigamos formando parte de ese circo, rompamos toda clase de relaciones con esos mostruos, congelemos bienes y cuentas, impongamos toda clase de sanciones, todo lo que hagamos es poco, pero por favor no sigamos de espalda.
 
El papa francisco (con minúscula) me defraudó, el poder y el dinero pudieron más que el amor al prójimo, él se limita a condenas, y eso cuando las hace, él que podría hacer tanto.
 
Ni siquiera porque cualquiera puede ser el próximo somos capaces de reaccionar.
 
Ojala mi Comandante estuviera vivo
 
Rodilla en tierra y en espera de un milagro
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1146 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: