Matria bailadorense (11)

31 de mayo: ¡Día de la Madre en Bailadores!

En homenaje a las tres madres: divina, humana y patria.

87 años de tradición (1935 -31 de mayo- 2022)

A mi santa madre Omaira del Carmen Sánchez Montoya

"31 de mayo en la historia/ nuestro pueblo grabarlo sabrá,/ esta fecha de grata memoria/ a la Madre bendita honrará."

Srta. Ramona Elba Ramírez Pacheco, 31 de mayo de 1967

Siempre que se acerca el 31 de mayo se preguntan porque hoy y no el segundo domingo de mayo. Una vez me dijo un amigo ustedes los villoros si son atravesados, simplemente le respondí –a mucho orgullo. Ojalá y todos los pueblos tuviesen explicación y la osadía de crear o recrear sus propios acontecimientos sin seguir las reglas universales. Innovar hace y marca la diferencia.

La celebración del Día de la Madre se pierde en el tiempo de la antigua Grecia, en honor a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, luego reaparece en la Inglaterra del siglo XVII con el domingo dedicado a las Madres y un siglo más tarde, en 1865 en Boston la poetisa Julia Ward Howe se solidariza con las madres víctimas de la guerra de secesión; simultáneamente desde Virginia Ann Jarvis siguiendo los pasos de Howe impulsa reuniones entre las madres para discutir variados temas. En definitiva, son estas dos activistas: Howe y Ann quienes marcan el camino que seguirá Anna Jarvis.

En 1906, al año de la muerte de su madre Ann el 12 de mayo de 1905, Anna Jarvis organiza el segundo domingo de mayo una reunión para recordarla en vida y a partir de 1907 comienza una campaña hasta lograr en 1914 el reconocimiento oficial por parte del presidente de los EEUU Woodrow Wilson.(1) La fecha de celebración va de enero a diciembre según el país.

En Venezuela, fue en el gobierno del general Eleazar López Contreras que se promulgó el Decreto en 1937, oficializando cada segundo domingo de mayo como el Día de La Madre. Aunque existe el antecedente que el 24 de mayo de 1921 el Dr. Arcay Smith quien había fundado la Sociedad de Beneficencia "Caridad y Concordia" propone asociar la festividad de la virgen María Auxiliadora a la celebración del Día de la madre en Valencia.(2)

Por su parte, en Bailadores la celebración también se adelantó al decreto nacional y el 31 de mayo de 1935 la señorita Ramona Elba Ramírez Pacheco cumpliendo su promesa a la virgen del Perpetuo Socorro de celebrarle una gran fiesta si lograba recuperar su cargo de maestra, del cual había sido despedida sin motivo ni causa justificada en Timotes el 15 de noviembre de 1934; dejemos que sea ella misma quien nos lo cuente: "La fiesta de la Madre en Bailadores nació en las aulas de la escuelita Unitaria de Niñas en mayo de 1935…"(3) "Transcurrió mayo de 1935 sin alterar el horario escolar antes bien en intensiva labor: selección del material alusivo, ensayos, cánticos, confección de la flor simbólica rojas o blancas, cortinas, uniformes, ornamentación altar e imagen, mensajes, programa, catequesis gratuita y motivada, sesiones de padres, representantes y maestra, equipos y comisiones de trabajo entre alumnas, amigos de la Escuela y colaboradores, todo cuanto fue menester para sentar con base sólida…"(4), fue todo el mes de preparativos. Desde el 25 de enero cuando recibió el nombramiento de preceptora de la Escuela Unitaria N° 47 expedido por la superintendencia escolar a cargo del Dr. Roberto Picón Lares para desempañarse en con los grados 1°, 2° y 3°, venía sorteando todo tipo de obstáculos por la falta de local, por eso decide cumplir su promesa celebrando con la debida solemnidad el mes de mayo y culminando el 31 "…con la fiesta religiosa, patriótica y cultural, desfiles, santa Misa, Primera Comunión, ofrendas, declamaciones, mensajes, velada…"(5), después la acompañarían en esa proeza doña Angélica Acedo de Belandria, doña Herenia Acedo de Vázquez y la señorita Dolores Henríquez, así como otro sinnúmero de maestras que año tras año se fueron incorporando. Todas ellas hicieron del Día de la Madre, un "pergamino grabado con caracteres indelebles" en la tradición de Bailadores. Una fiesta en homenaje a las tres madres: la divina o madre de Dios, la humana o madre del hombre y la madre Patria.

La diferencia entre la fiesta de la madre en Valencia de 1921 y la de Bailadores de 1935, es que la primera fue efímera duró un año y la segunda se consolido en el tiempo, su fundadora la celebró durante 50 años (1935 - 1985), cuando su condición física no se lo permitió paso el testigo y la siguió apoyando económicamente hasta su muerte; la asumió Asproandes en pleno apogeo y después la Alcaldía con sus altos y bajos, con este son 87 años de una tradición ininterrumpida.

Conocí a la señorita Ramona Elba Ramírez Pacheco (Bailadores: n. el 10 de mayo de 1906 y m. 19 de marzo de 1989), un sábado cualquiera de 1988, me acerqué a su casa, era ya una humilde y bondadosa anciana que me recibió y abrigo con su gran cariño y ternura dándome lo mejor de su corazón; por el contrario, era un muchacho lleno de sueños que estudiaba en Mérida y a partir de ese momento la visité religiosamente todos los fines de semana hasta antes de su muerte. ¡Qué Dios la tenga en su Santa Gloria! A ella le debo, después de mi mamá, el interés por curucutear el pasado y conocer la historia de nuestros pueblos. Ante su cadáver dije que: "Bailadores con profundo dolor acompaña hasta su última morada los restos mortales de su mejor y más expresiva cronista, una bondadosa y selecta artista que supo verter en prosa de resaltante contenido poético su preocupación por el desarrollo cultural de esta comarca. Se nos marcha parte de nuestra historia que difícilmente podemos rescatar porque eso significaba para los que dialogamos con ella, reencontrarnos con el pasado glorioso de nuestros antepasados; de sus labios siempre brotaba cuando las circunstancias lo requerían, el consejo sensato o el grito de alarma cuando a su parecer, pensaba que se estaba haciendo algo que perjudicaba a Bailadores"(6) Anotaba hasta el más mínimo detalle de lo que acontecía en el pueblo, en sus cuadernos de notas resaltaba cuando llegaban o se iban los sacerdotes, médicos y maestros que sirvieron en Bailadores. Las muertes de los personajes, visitas importantes y curiosidades.

Ese acercamiento me marcó y ese compartir fue mi prueba de juego que luego me ha servido para establecer amenas conversaciones con tantos ancianos que han sido las fuentes donde he abrevado mi sed de conocimiento contrastado con lo referenciado en los archivos. Lamentablemente sus papeles fueron quemados al siguiente día de su entierro, lloré como un niño esa otra perdida, se salvaron algunas cosas que me había regalado y conservo en la biblioteca: el libro de actas de la Legión de María, la carpeta con sus poesías, obras de teatro y diálogos que intitulo "Material de apoyo para actos culturales" y algunos papeles dispersos referentes a la celebración del Día de la Madre.

La señorita Ramona destacó como catequista, casi todos los muchachos de esa época aprendieron con ella, las primeras comuniones eran solemnes, quienes pasaron por sus manos nunca han olvidado sus lecciones de amor a la familia, a la iglesia, a la escuela, a la patria y los valores esenciales del buen vivir.

Su gran apostolado fue como Maestra de Maestras, ejerció el magisterio durante 35 años y 4 meses, su mayor lucha y logro la creación de la Escuela Graduada Tulio Febres Cordero en octubre de 1945, de la que escribió el himno que en su penúltima estrofa dice: "Tulio Febres Cordero, tu nombre/ con respeto yo sé pronunciar./ Salve ilustre escritor merideño/ que en las letras supiste brillar". El 1 de octubre de 1959 la Escuela Graduada ocupo nueva sede con el nombre de Grupo Escolar y en mayo de 1960 fue jubilada.

Enseñó en una escuela en donde el maestro era el alma de todas las actividades del pueblo, forjó allí su conciencia para toda la vida transitar por los senderos de la dignidad, la rectitud, la bondad y la responsabilidad que marcaron el norte de su existencia terrenal. Fue sin lugar a dudas una forjadora de juventudes y su siembra quedó esparcida por nuestro estado.

Cumplidos los 18 años y 3 meses se estrenó de maestra con la creación de una escuela mixta gratuita en la aldea la Otrabanda el 20 de agosto de 1924 que funcionó hasta el 30 de abril de 1928. Cuando llega el maestro Don José Gregorio Ramírez. El 1 de mayo de 1928 crea otra escuela privada de niñas en la aldea Las Playitas que mantuvo abierta hasta el 12 de septiembre.

El 16 de septiembre es llamada para ejercer de maestra en la Escuela Federal Unitaria N° 72 en el municipio Mucutuy del distrito Libertador hasta el 30 de abril de 1930 cuando la escuela es trasladada el 1 de mayo al municipio Pueblo Nuevo del distrito Campo Elías hasta el 18 de febrero de 1932. Fueron casi 4 años alejada de su familia, lo lejos y difícil de las travesías sólo le permitían venir en vacaciones.

El 19 de febrero de 1932 pasa a trabajar en la Escuela Federal Mixta N° 81 en la aldea San Francisco del distrito Tovar, a los pocos días es testigo presencial del terremoto del 15 de marzo que desplomó la torre de la iglesia, allí permanece hasta 30 de septiembre de 1934, cuando es trasladada para la Escuela Federal N° 10 de niñas en el municipio Timotes del distrito Miranda a partir del 1 de octubre y 15 de noviembre es destituida, según sus propias palabras: "…por el ex ministro González Rincón, sin causa, para colocar una maestra tuberculosa que requería tal clima", es a causa de este hecho que promete a la virgen del Perpetuo Socorro tributarle una gran fiesta si logra ser reincorporada a la educación. De inmediato retorna a Bailadores triste y humillada, pasa la navidad con sus padres con el firme propósito de lograr sus objetivos.

El 25 de enero de 1935 reingresa a la Escuela Federal Unitaria de Niñas N° 47 y 487 después, con los grados 1°, 2°, 3° y 4° hasta el 1 de octubre de 1945. En 1937 se crea la anexa y el 1941 la concentración que distribuyó la primaria de la siguiente manera: 1° y 2° grado en la N° 487; 3° y 4° en la N° 452 y 5° y 6° grados en la N° 1346. Aquí su desempeño su múltiple: fundó el Día de la Madre en mayo de 1935, Campaña de alfabetización de adultos, organización y funcionamiento del primer Comité de la Cruz Roja Juvenil, de la Sociedad de Padres y Maestros, Sociedad de exalumnas o "Amiguitas de la Escuela", Jardín Escolar, consecución y funcionamiento del comedor, creación de la Escuela Graduada de Hembras.

El 1 de octubre de 1945 empieza a funcionar la Escuela Nacional Graduada Tulio Febres Cordero hasta el 30 de septiembre de 1959, el 1 de octubre estrena la nueva sede del Grupo Escolar como la Maestra de 2° grado. Culmina el año permisada y el 13 de enero de 1960 decide tramitar su retiro donde expone su condición de "…Maestra vocacional, pero sin título, sólo por enfermedad ocurro en solicitud de la jubilación que en derecho me corresponde, tengo por único sueldo 710 bolívares mensuales, sostengo ocho personas, tres de ellas incapacitadas para el trabajo…"(7)

A partir de 1985 la festividad religiosa pasó a ser una fiesta popular en honor a la Madre Campesina propiciada y realizada por ASPROANDES en su sede. Eso le preocupaba y siempre me decía que la fiesta del Día de la Madre debía retomar su camino, volver a ser lo que en un pasado no muy lejano significo para Bailadores. Que su celebración debería ser patrocinada por los centros educativos para que sea más sentida en cada hogar y se logren mantener los objetivos de su fundación. En las últimas tres décadas la organización ha sido por parte de la Alcaldía, prefiero no opinar.

El 31 de mayo está íntimamente ligado a la historia de Bailadores desde 1935, ya que esta fecha evoca la expresión del sentimiento de amor más grande, al ser que nos dio nuestra existencia: la Madre.

Notas:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_la_Madre Consultado el 30 de mayo del 2022.

  2. https://prodavinci.com/cien-anos-del-dia-de-las-madres-en-venezuela/ Consultado el 31 de mayo del 2022.

  3. Ramírez P., Ramona E.: Mensaje filial en el Día de las Madres. Palabras de circunstancia. Bailadores, 31 de mayo de 1969. f. 1. Manuscrito que se conserva en La Abadía de Néstor.

  4. Ramírez P., Ramona E.: La fiesta de la Madres. Palabras de circunstancia con motivo de los 45 años. Bailadores, mayo de 1980. p. 1-2. Mecanografiado que se conserva en La Abadía.

  5. Ídem. p. 1.

  6. Sánchez, Néstor A.: Oración fúnebre en el entierro de la Srta. Ramona Elba Ramírez Pacheco. Bailadores, 21 de marzo de 1989. p. 1. Mecanografiado. Archivo personal del autor.

  7. Ramírez P., Ramona E.: Oficio solicitando su jubilación. Bailadores, 13 de enero de 1960. p. 2-3. Mecanografiado que se conserva en La Abadía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2534 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: