Léase como una propuesta descolonial y transformadora

Carta para el nuevo ministro de Cultura

Conviértase en el principal promotor de la discusión plural de las políticas culturales en torno a los desafíos y proyectos del Estado para a impulsar cambios decisivos en la conciencia del pueblo venezolano, en torno a los caracteres que nos construyen como pueblo y a la reivindicación de los valores de solidaridad, integración, libertad, independencia y soberanía.

Asuma este ministerio como el único ministerio que puede motorizar todas las Revoluciones dentro de la Revolución. La convocatoria no solamente debe estar dirigida a redes, agrupaciones, individualidades del quehacer artístico e intelectual del país sino a cada uno de los venezolanos en todas las dimensiones de sus oficios y tareas, solamente así trabajaremos con la totalidad de los revolucionarios que representan la visión multiétnica, plurinacional y pluricultural de nuestro país.

Debemos trascender esa terrible costumbre de asumir el trabajador cultural como el entretenimiento de los eventos políticos, los días patrios y la guirnalda que adorna el edificio, sólo así podremos dar el justo reconocimiento a cada uno de los cultores de esta patria y procurar la transcendencia más allá de esa práctica de repúblicas opresoras y nunca más debemos permitirnos atentar con nuestra tradición, en las históricas tertulias de Barinas y en cualquier espacio del país, jamás debemos reincidir en rendir tributo a las costumbres ajenas a nuestra patria, pueblo, caserío, etnia.

Imagínese un urbanismo donde los cultores puedan vivir juntos y revueltos. La grandes misiones sociales dignificando a los cultores, pero no a los que salen en televisión con fachas de artistas y crean eslogans decembrinos, los mismos que han hecho de los recursos de este ministerio su cuenta bancaria y su boleto al reconocimiento y status quo que invisibiliza al cultor popular que tiene años enseñando a bailar Joropo a los niños de su comunidad, que sabe cómo es la indumentaria que nos representa, que con las manos le da nuevas formas a la madera y la musicaliza , pero a la hora de guarecerse ni siquiera el techo lo acompaña a pesar del buen comportamiento - Si los poetas dejaran el oficio de escribir y se hicieran ingenieros , seguramente a ninguno le faltaría casa , pero les faltaría conciencia , liberación y nunca el libro y el poema serían su modus vivendi –. Es necesario que la juventud asuma los espacios culturales, formándose junto a los grandes referentes y multiplicando todo el conocimiento adquirido a las nuevas generaciones comprendiendo los procesos de descolonización.

Nuestro país es una gran escuela, la juventud tiene ganas de aprender del fósil, quitarle la dureza y llegar al corazón, la carne y darle muerte a lo podrido. Se necesitan muchos más jóvenes asumiendo direcciones políticas, muchos más jóvenes con compromiso revolucionario, esa es la estrategia chavista para todos los escenario políticos, es una orden del Comandante Chávez, la juventud en el poder, únicamente así tendremos la victoria perfecta.

Es necesario que todas las imprentas estén en funcionamiento y así acudir al libro como herramienta de preservación, todas las plataformas del ministerio asumiendo el registro y multiplicación de la obra de nuestros cultores, pareciera que esta tarea es única y exclusivamente de la Plataforma de patrimonio, pero imagínese que ese registro se convierta en libro y ese libro se convierta en un libro leído y quien lo lea se convierta en miles y esos miles se conviertan en Teodoro Yusti, por ejemplo.

Nuestro amado poeta Víctor Valera Mora "El Chino" confiaba en la militancia política de los desposeídos, cada poema era un disparo a los sistemas de dominación; cada disparo era un espléndido recorrido por los años de batalla que avizoraban el porvenir de la patria. Disponga Usted, de la poesía, la historia y el saber popular como elementos de enseñanza en cada acción que logre como ministro. Imagínense a todo un país -su país- de estudiantes con un morral tricolor, cumpliendo con la gran máxima del Chino «Comienzo y creo en ti maravilloso país en movimiento» todo el país moviéndose a la escuela, universidad, trabajo, campo; todo el país llevando la bandera con entusiasmo, imagínense a los niños sacando de su bandera convertida en morral los libros de la colección bicentenaria, imagínese que cada vez que escuchemos la historia de nuestras tradiciones el resultado sea consolidar políticas para la unión, imagínese comenzar con la desintoxicación asumiendo todos los espacios con la formación justa y clara para el reconocimiento de cada milímetro de la geografía cultural del país.

Profesor, Adan , Ministro, Chávez , Camarada , pregúntele a los pueblos por qué este año las Locainas abrazaron a las Zaragozas, ¡Vamos de una vez a romper con ese ministerio para las artes ! y asumamos el ministerio de la cultura , con mucho pueblo , con mucho entusiasmo , con mucho compromiso , con mucho antídoto descolonial , ¡vamos! por ahí , por ahora , por nosotros .

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 488 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter