Pillan a “chavistas” en lujosos apartamentos en Salamanca Garden

Sí, como usted acaba de leer en el título de este artículo escrito en clave de crónica para revistas de ricos y famosos, un equipo de periodistas de Antena 3 y RTVE acaban de pillar a militantes del PSUV en lujosos apartamentos en el centro residencial más exclusivo de la ciudad de Madrid. Y no faltaba más. Ni que fuera la primera vez que los bolivarianos fundasen ciudades exclusivas. Lo novedoso es que (tal vez para enriquecer sus espíritus), los militantes esta vez cruzaron el charco y se atrevieron a comprar mansiones cercanas a museos, a catedrales románicas y a castillos de la nobleza de Castilla y La Mancha.

No por nada estos pesuvistas, para envidia de la nobleza carioca, bonarense, cachaca y hasta mayamera, escogieron para hacer realidad y hecho concreto, el concepto de la suprema felicidad social en sus nuevas y maravillosas, ostentosas y fastuosas, espléndidas y encantadoras propiedades de marca aristocrática.

Ahora, se preguntará usted ¿cómo es que un militante del PSUV tenga tanto dinero como para comprar un pisito de 19 millones de euros en la cuna y centro del jet set europeo? Bueno, esa fue precisamente la pregunta que le hizo la acuciosa y oportuna periodista de Antena 3 a uno de estos militantes rojos rojitos cuando este se disponía a pasear su perrito cordiel en los jardines de una plaza pública en Salamanca Garden. Así, el sorprendido entrevistado soltó la respuesta con un seco y rotundo "con mucho trabajo". Y no faltaba más compatriota, pues, si usted dice que compró un pisito por 19 millones de euros a punta de trabajo, en un lujoso barrio madrileño, vamos a creerle.

¿Pero quiénes son esos prósperos bolivarianos? ¿Quiénes son esos acaudalados personajes? Aquí repasamos algunos nombres de pasaporte vinotinto con sus evidencias respectivas. (Revise usted si alguna vez se topó o se cruzó con él en alguna marcha antimperialista de esas que muchas veces atiborran las calles de Caracas).

El primero de esta cofradía salamanquesa se llama Miguel Angel Capriles. Entendemos que algunos pesuvistas no lo perciban como un personaje tan popular por tratarse de un tipo de militante que actúa de bajo perfil y solo es requerido cuando el partido lo necesite para actividades especiales. Aunque las mismas sorprendidas fueron las periodistas de Antena 3, en esta caso, las reporteras de la televisora al verle la pinta no podían creer que estaban en presencia de un bolivariano; "¿pero, este tío es chavista?" Se preguntó a sí misma la reportera, "pero si este tío fue el que vimos en el matrimonio de su hija hace apenas una semana en el Palacio de La Serreta, en la finca del duque de Alburquerque". Las reporteras de la famosa televisora se vieron la cara y dudaron: "Joder, aquí hay un error, este majo no es chavista".

Efectivamente, El Confidencial de Madrid, reputado periódico de famosos europeos, relata la manera de cómo el jefe Capriles adquirió el palacio llamado de La Serreta, un histórico inmueble madrileño del siglo XV: "el Palacio llevaba desde 2014 con el cartel de 'se vende' colgado y es un ejemplo de patrimonio único en España, que data de 1464 y nace con la donación que hizo Isabel I de Castilla al primer duque de Alburquerque. Durante 600 años, nobles y reyes han disfrutado de esta boscosa finca de la que ahora gozan los Capriles, aunque el año pasado estuvo a punto de cerrarse un acuerdo con un grupo asiático para crear un complejo hotelero de lujo con 200 camas. Fuentes cercanas a la operación explican que los Capriles quieren la casa "para su uso personal y su disfrute". De hecho, en el pueblo, una localidad de 400 habitantes, albergan la esperanza de que la llegada de los millonarios venezolanos convierta a este olvidado enclave en el "nuevo Torrecaballeros", famoso por las viviendas que la jet set madrileña tiene allí y los múltiples enlaces que se celebran en su iglesia".

Pero Miguel Angel no es el único militante socialista en esas lides, con error o evidencia cierta, las pautas caza magnates caribeños siguen su curso, el asunto es que la noticia de los potentados venezolanos en Madrid se ha regado en todos los periódicos escritos en castellano como pólvora encendida de una película western, y hasta han difundido el nombre de otro compatriota bolivariano llamado Alfredo Cohen, identificado como el magnate inmobiliario que vende y compra castillos de cualquier siglo y palacios de cualquier circunstancia histórica.

El compatriota Cohen es menos ostentoso que el patriarca de la familia Capriles en Madrid, sin embargo, cuando la suelta, la suelta. Alfredo es de los que piensan que para invertir en el Reino, "a los gallegos hay que restregarles en la cara los millones de euros que somos capaces de repatriar cuando se trata de ponerle el ojo a una buena inversión". Cohen no se anda por las ramas, y para ello ha girado instrucciones a sus colaboradores a fin de que el vicepresidente del PSUV en Caracas intervenga diplomática y políticamente, ahora que hay relaciones políticas con el PSOE, para que ningún detalle quede fuera de trámites, porque es un hecho este golpe de mesa en el próspero negocio de los ladrillos y el cemento cuyo objetivo cercano es llenar de sambiles a todas las ciudades españolas.

Aquí hay una confusión. Vine por oro y lo que encuentro es cobre, diría Yuri Trimalcione (diarista NED de aporrea) desde su poltrona en Valencia. Este artículo no puede seguir avanzando como va. Tiene defectos por todas partes. El amigo Gedler dice que el arte irónico debe ser preciso y corto. Pero es que el error no es nuestro, el tropiezo viene de la misma prensa farandulera europea que no encuentra dónde poner esos nombres tan marcadamente sonoros en sus tramas de caza chavistas ultra millonarios; nombres como los de Antonio Ledezma y su completa familia, metida hasta los dientes en escándalos de lavado de dinero, estafas y comisiones embolsilladas.

Por un lado el periódico madrileño El Mundo acusa y publica en sus portadas el "embargo de 115 inmuebles en Madrid y Marbella vinculados a una red de blanqueo de chavistas venezolanos", y por otro lado, en el cuerpo del texto, denuncian es a un tal Luis Fernando Vuteff, casado con una chica del Clan Capriles llamada Antonieta Ledezma Capriles, hija del conocido esnifador carlosandrecista Antonio Ledezma.

Analicemos: en la portada de los periódicos son chavistas, luego en el cuerpo del texto son Luis Fernando Vuteff, Antonieta Ledezma, Mitzy Capriles, Miguel Angel Capriles o Antonio Ledezma. Redundante es explicar lo que usted mismo imagina. Las diligentes periodistas de Antena 3 y RTVE continúan cazando magnates chavistas en toda Europa, tipo Rafael "tocado por la CIA" Ramírez, sin embargo y por ahora, el público lector debe conformarse con las notas escritas en el periódico El País o en la revista farandulera El Confidencial, las que dicen: "En medio de un gran despliegue de seguridad, la iglesia de San Miguel en la plaza Mayor de Segovia, acogía el 6 de octubre (2018) la boda de Eduardo Ignacio Otaola y Mayra Alexandra Capriles, hija de Miguel Ángel Capriles y sobrina del político venezolano y líder de la oposición a Maduro, Henrique Capriles, un clan que está cogiendo cada vez más fuerza en España y sobre todo en la capital, donde se están haciendo con los barrios de Salamanca y Chamberí".

Pero atención, "no es la primera boda de venezolanos acaudalados que se celebra en Castilla y León. En el corazón de Ávila se dieron el 'sí, quiero' José Roberto Rincón y Elizabeth Magally Faroh, ambos hijos de magnates venezolanos asentados en Madrid. Se celebró en el Real Monasterio de Santo Tomás. Solo en arreglos florales se llegó a los 10.000 euros. Pero el verdadero despliegue se puso en la música. Rosario Flores, Diego el Cigala, Óscar de León, Elvis Crespo y Jorge Celedón, ganador de dos premios Grammy Latinos por mejor álbum de cumbia/vallenato. Pero esta fue otra historia".

Yuri Trimalcione (diarista NED de aporrea), en su poltrona valenciana, y desde su Ipad, consulta ensartaos.com, le llama la atención el título del artículo "Pillan a chavistas en lujosos apartamentos en Salamanca Garden", maniobra la pantalla de su celular, lanza un escupitajo de chimó a la base de la mata de cala que tiene cerca y lee con cierto interés; inmediatamente le viene en mente aquel funcionario (su antiguo financista) que se enriqueció apenas le confiaron la dirección de una alcaldía (no está demás decir, por la justicia solicitado). El diarista NED de aporrea siempre ha querido saber noticias de su viejo socio (EPG), aunque se haya convertido en rematador de apartamentos baratos en Miami.

F/M periodista venezolano



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3119 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a281381.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO