El génesis de la corrupción

Muy a menudo leemos y escuchamos sobre la necesidad de "crear" conciencia social y una nueva escala de valores. A veces sin tener claro el proceso bajo el cual se forman ambas.

La conciencia social, los valores, la filosofía y el estilo de vida son producto del cambio en las relaciones sociales de producción. Si estas ultimas persisten, en igual forma y medida persistirá el modelo que estas reproducen. Las relaciones sociales de producción son algo así como una especie de CÉLULA MADRE de la que se puede CLONAR fácilmente todo un sistema económico político y social.

Por lo tanto es IMPOSIBLE cambiar la ESTRUCTURA DE UNA SOCIEDAD sin tocar las relaciones sociales de producción. Si tenemos una relación AMO-ESCLAVO, esta reproduce la estructura de una sociedad esclavista. Si tenemos una relación SEÑOR-SIERVO tendremos el germen de una estructura feudal. Si nos vemos regidos por relaciones sociales de producción PATRONO-OBRERO presenciaremos la multiplicación y reproducción de los PRINCIPIOS, los VALORES Y LA "CONCIENCIA SOCIAL" de una SOCIEDAD con un MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA.

Las relaciones sociales de producción son aquellas que se establecen a la hora de producir un bien o un servicio en forma COLECTIVA, es decir socialmente. Es el "pacto" social INICIAL o " PRIMER CONTRATO" ANCLADO en las BASES DE LA ESTRUCTURA de CUALQUIER SOCIEDAD y que finalmente RIGE el fenómeno que PRODUCE, DISTRIBUYE, COMERCIALIZA Y CONSUME un bien o servicio, es decir, que rige el PROCESO ECONÓMICO y que poco a poco a través del tiempo va estableciendo una escala de valores que trasciende los limites de la base en la que se ha incubado para invadir el resto de las MANIFESTACIONES DE UNA CULTURA en un momento especifico de su historia.

Es por eso que las RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN " aparecen" en el resto de nuestras relaciones humanas, por ejemplo : un ESCLAVO NO COMPARTE-socialmente hablando- CON SU AMA; una princesa no se casa con su siervo;un PROPIETARIO DE UN MEDIO DE PRODUCCIÓN no se casa con una OBRERA. -Una sirvienta no se casa con el "Señorito de la casa", y así por el estilo. Lo hemos leído y visto en novelas, obras de teatro, y con frecuencia en la televisión y el cine. Es el el DRAMA HUMANO al que conducen las RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN cuando establecen casi DICTATORIALMENTE las condiciones bajo las cuales se rigen todos los aspectos de la vida en sociedad.

Pero mas dramático aun es cuando la RELACIÓN PATRONO-OBRERO -característica del MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA CONTEMPORÁNEO -establece los parámetros entre los cuales existen VALORES que se han formado con el paso del tiempo, como la HONESTIDAD en el manejo de los asuntos públicos y privados.

Es cuando la relación social de producción en cuestión saca sus mas nefastas influencias. El Estado de explotación, al ser SOCIALMENTE ACEPTADO y protegido-por el ESTADO DE DERECHO- se convierte en si mismo en un un ACTO DE CORRUPCIÓN que termina estimulando otras formas de explotación igualmente corruptas, aunque no EXPLÍCITAMENTE aceptadas y protegidas por el Estado de Derecho, pero que MANTIENEN UNA FUERTE CONEXIÓN con las RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN que originan y regulan la actividad social, en la base económica.

Es muy fácil observar hoy, como se estimula a niños, jóvenes y adultos a desarrollar los necesarios niveles de " MALICIA " para "COMPETIR" y "SOBREVIVIR" dentro del SISTEMA, aunque estos consejos contradigan abiertamente sus propios preceptos" morales" y sus propias leyes . De esta forma cometer delitos y CORROMPERSE podría ser, de acuerdo al funcionamiento REAL- que no VIRTUAL-de las sociedades capitalistas, un MAL NECESARIO, que se aprende culturalmente en la informalidad de la educación familiar y de la educación fuera de las aulas de clases. Valores que se manejan en la REALIDAD CONCRETA y que el sistema APARENTA ENFRENTAR en la educación formal, desde el preescolar hasta los niveles universitarios de postgrados y doctorados, pero por supuesto, que de manera INFRUCTUOSA.

Es por eso que LA CORRUPCIÓN como PRAXIS SOCIAL CAPITALISTA no se va a detener porque una ÉLITE MORALISTA plantee en una mesa de trabajo la inconveniencia de la EXISTENCIA PARALELA y casi que filosóficamente JUSTIFICADA de una CULTURA DE LA CORRUPCIÓN bastante arraigada en el modelo en cuestión, y en ARMÓNICA CONSONANCIA con los mas férreos principios del sistema. Esa actitud solo deja entrever la falta de conocimiento CIENTÍFICO que al respecto se tiene sobre los verdaderos orígenes del problema.

Queda entendido que en un proceso de TRANSICIÓN AL SOCIALISMO los NUEVOS VALORES se irán multiplicando a medida que se establezcan sólidamente las Nuevas Relaciones Sociales de Producción, y que MIENTRAS TANTO, en el ínterin, se deberán aplicar LAS SANCIONES que el ESTADO DE DERECHO CAPITALISTA tiene previstas, teniendo el cuidado de no IGNORAR consideraciones que tiene que ver con el nivel de ingresos y la " CLASE SOCIAL"a la que se pertenece, no para ser mas RIGUROSOS con las mas débiles y desposeídos-como usualmente se estilaba-sino todo lo contrario.

Solo estimulando un CAMBIO EN LAS RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN en el que DESPAREZCA EL ACTO MAS CORRUPTO DE TODOS como lo es el de LA EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE POR EL HOMBRE, podrá LA CORRUPCIÓN SER DETENIDA y DESAPARECIDA. En la misma medida que LAS NUEVAS RELACIONES SOCIALISTAS VAYAN GENERANDO sus propios valores, su propia CONCIENCIA SOCIAL, su propio estilo de vida y su propia FILOSOFÍA, en esa medida un nuevo modo de producción estará EFECTIVAMENTE SUSTITUYENDO A OTRO.

Por lo anteriormente expuesto es INÚTIL INTENTAR cambiar los valores o tratar de ejercer alguna influencia sobre LA CONCIENCIA SOCIAL si las bases de la sociedad a la que se quiere cambiar aun están bajo el "INFLUJO" casi mágico -y maléfico diría yo -, de unas RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN que la PERPETUÁN Y LA REPRODUCEN CADA INSTANTE en cada una de sus expresiones políticas económicas y sociales. Seria algo muy parecido a arar en el mar. Cada vez que deseamos dejar un surco, el agua regresa a cubrirlo y a desaparecerlo sin que hayamos dejado huella alguna.

¿Pero como comenzar a plantar la semilla de unas nuevas relaciones sociales de producción?. Un buen comienzo -a vuelo de pájaro pues el tema es extenso y digno de un estudio mas detallado-seria dejando que los trabajadores en las nuevas empresas socialistas, se apropien del TODO EL VALOR que estas crean con su trabajo.

El estado solo debe EXPROPIAR PLUSVALOR solo en aquellas empresas que por sus DIMENSIONES lo producen en suficiente cantidad como para que no comprometa la sobrevivencia de la misma y al mismo tiempo sirva a los Intereses del Colectivo Nacional, como por ejemplo PDVSA (PETRÓLEOS DE VENEZUELA ;la CANTV(Compañía Anonina Nacional de Teléfonos de Venezuela), así como otras de dimensiones económicamente similares.


Esta ultima es la única forma de INCENTIVAR EL CRECIMIENTO ESPONTANEO -oigase bien:ESPONTANEO-de empresas socialistas, en la misma forma en que históricamente surgieron empresas y emprendedores capitalistas.

Esta vez, COLECTIVOS guiados por capitanes de empresas socialistas que trabajen con ellos y comparten las ganancias- así como una vez estos últimos trabajaron para una solo persona por un miserable sueldo- serian LA NUEVA FIGURA JURÍDICA EMPRESARIAL del SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.

Un grupo de DESEMPLEADOS pueden buscarse un CAPITÁN DE EMPRESA, contratándolo para que GERENCIE Y AL LADO DE ELLOS, decidirse juntos a EXPLOTAR algún ramo de la economía. Con una ayuda INICIAL DEL GOBIERNO SOCIALISTA destinada a estimular EL NUEVO MODO DE PRODUCCIÓN con NUEVAS RELACIONES SOCIALES. En síntesis, LA MÁXIMA EXPRESIÓN DEL PUEBLO ORGANIZADO para su independencia económica y para asumir EL PAPEL PROTAGONICO que le corresponde históricamente en LA NUEVA SOCIEDAD.

Es decir dejar que los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas socialistas disfruten de su RECIÉN ADQUIRIDOS DERECHOS y sientan por primera vez lo que significa ser los PROPIETARIOS de las empresas en la que trabajan.

El establecimiento de estas NUEVAS RELACIONES SOCIALES DE PRODUCCIÓN casi de forma masiva y espontánea se proyectara lenta pero firmemente al resto de toda la estructura de la sociedad.

Que no sea el estado " en nombre del pueblo" -como sucedió en la URSS y en la CHINA del Siglo XX-el que ahora lo impida. Esto ultimo seria un TERRIBLE e IMPERDONABLE ERROR.

Es la única forma de acuerdo a la teoría marxista de acabar con la CORRUPCION. Admitamos que en este asunto en particular, hay muy poco que . . . inventar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2204 veces.



Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a172481.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO