Declaración de movimientos feministas: En la “Ruta Verde” hasta lograr la legalización del aborto seguro y gratuito en Venezuela"

Argentinas en la calle por el aborto legal

Argentinas en la calle por el aborto legal

27 de abril de 2022.- Diversas organizaciones feministas han emitido una declaración en la que exponen claramente su posición con respecto a la legalización del aborto en Venezuela.

Abajo puedes acceder al material completo. Esta declaración está abierta anuevas adhesiones por parte de quienes se sientan identificadxs con su contenido.

En la "Ruta Verde" hasta lograr la legalización del aborto seguro y gratuito en Venezuela

El pasado año en el mes de agosto de 2021 se hace pública la campaña por la despenalización del aborto en Venezuela, en aquella oportunidad algunas organizaciones entregaron ante la Asamblea Nacional un documento exigiendo la "derogación inmediata de los artículos 430, 43, 433 y 434 del Código Penal" que criminaliza la interrupción voluntaria del embarazo en Venezuela.

Aun sin adherirnos a ese documento en específico y la forma en que estuvo redactado, quienes suscribimos este texto nos sumamos a la exigencia y la movilización por la derogación de esos artículos del código penal.

En ocasión de participar en la importante movilización unitaria del 28S, quienes suscribimos este documento junto a otras organizaciones y colectivos sostuvimos: "Nos movilizamos y acompañamos la Ruta Verde por la derogación de los artículos del código penal que criminaliza el aborto en el país", y agregábamos, "Manifestamos que la exigibilidad de nuestros derechos, por la exigibilidad de nuestros derechos por la consecución de la despenalización del aborto no se detiene hasta lograr la legalización… Luchamos juntas porque la materialización de un proyecto de ley que garantice el aborto seguro y gratuito en cada hospital de Venezuela sea elaborado por el movimiento feminista, sin intermediación de funcionarios o funcionarias públicas o partidos patronales, con la participación amplia de las mujeres venezolanas que se quieran sumar a esta lucha"

Continuando con la campaña en el 2022, aún sin suscribir el documento para exigir la despenalización del aborto, las organizaciones aquí firmantes manifestamos, que seguiremos apoyando la campaña tal como ocurrió en 2021. Nos hacemos presentes en toda movilización y acción de calle que se impulse desde La Ruta Verde, sin embargo, seguiremos debatiendo y sosteniendo en alto que la ruta necesaria es, por la legalización del aborto seguro y gratuito en Venezuela.

Consideramos que la sola exigencia por la despenalización, si bien es progresivo para nuestro país que ha mantenido esta penalización desde hace 100 años, es una exigencia mínima que está lógicamente incluida en la legalización y gratuidad del aborto como parte del derecho de las mujeres y disidencias sobre sus cuerpos.

Luchar por la legalización del aborto es acorde con los principios de no discriminación. La sola despenalización no puede ser un fin en sí mismo, ya que propicia la mercantilización de la asistencia para la interrupción del embarazo, dejando por fuera del ejercicio real de su derecho a la mujer trabajadora y personas sexo diversas de los sectores populares y rurales. La práctica del aborto, con fines de lucro, desconoce el derecho a la autonomía del cuerpo de todas las mujeres, por el contrario, se trata de un privilegio que solo pueden cubrir algunas mujeres y disidencias y que solo beneficia al sistema de salud privado.

La legalización y gratuidad del aborto no obliga a las mujeres a abortar, por el contrario, la penalización, criminalización y mercantilización de la interrupción del embarazo vulnera y es un atentado a la vida de cientos y miles de mujeres; riesgos de vida y salud que pueden ser evitados. Por su parte, la legalización del aborto propicia los embarazos conscientes y deseados, haciendo de la gestación y el nacimiento un proceso orgánico de vida y reconoce a la mujer y personas LGBTIQ+ como sujetas de derecho con plena autonomía sobre sus cuerpos y sus vidas.

La legalización del aborto es una forma de garantizar la educación sexual y reproductiva, no religiosa, siendo esta la única vía para contrarrestar el prejuicio de sectores desinformados, antiderecho y reaccionarios que plantean la errada idea de entender el aborto como un método anticonceptivo. Como mujeres feministas podemos decir que la interrupción de un embarazo no es nuestra primera opción, aun cuando hay razones diversas y complejas por las cuales es imperativo recurrir a ello, sobre todo porque es parte esencial de nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y procesos vitales.

La exigencia por la legalización del aborto es la mejor forma de garantizar la gratuidad, así como la educación sexual y reproductiva, y, por tanto, el sano y seguro disfrute de la sexualidad y la salud integral, física y emocional de mujeres y disidencias, además, es una reivindicación fundamental para prevenir embarazos no deseados, en un país que tiene uno de los más elevados índices de embarazo adolescente en la región.

La lucha de la mujer trabajadora

La precaria realidad que viven las mujeres trabajadoras y disidencias en Venezuela, producto de una crisis generalizada agravada por el ajuste económico que impone el gobierno y las sanciones de países imperialistas, hace que sea urgente exigir el aborto legal, seguro y gratuito que efectivamente se haga realidad en cada hospital de Venezuela.

La lucha de las mujeres es la misma lucha del pueblo trabajador y sectores populares contra un gobierno capitalista, de falso socialismo, que aplica un brutal ajuste, descargando la crisis sobre el pueblo, en particular sobre las mujeres. Desde gobiernos anteriores hasta nuestros días, no solo no se ha legalizado el aborto, es que ni siquiera se ha abierto un debate público al respecto.

El gobierno de Maduro se dirige a las mujeres como paridoras en serie, aplicando una política de Estado patriarcal, concibe a la mujer como cuerpo sexualizado y maternizado, para uso, goce y disfrute del sistema capitalista, que requiere de relaciones verticales para la dominación, saqueo de bienes, recursos y medios de producción, para lo cual es imprescindible que la mujer cumpla con el mandato sexista en su condición de madre, cuidadora y reproductora, y aporte la mano de obra barata, incluso esclava, para que se perpetúen las condiciones de opresión, discriminación y explotación necesaria para la acumulación capitalista.

En ese marco, es imperativo para las mujeres, movilizarnos para exigir un plan obrero y popular alternativo al paquetazo impuesto por este gobierno, en convivencia con el capital privado nacional e internacional de diversas latitudes.

Plan alternativo al paquetazo

Un plan alternativo y popular que de respuesta a los principales problemas de la mujer venezolana, salario igual a canasta básica, respeto íntegro a las contrataciones colectivas, derogación de las leyes que criminalizan las luchas y libertad plena para las mujeres trabajadoras y habitantes de sectores populares criminalizadas por luchar por sus derechos, aumento del presupuesto de salud para garantizar la atención especializada, respetuosa, segura e inmediata en hospitales a nivel nacional para las mujeres y personas no binarias que desean interrumpir un embarazo por la razón que sea, que el Estado sea el garante del derecho y no las clínicas privadas. Que el presupuesto en salud y educación contemple planes públicos para garantizar nuestra salud sexual y reproductiva, educación sexual laica, sin estereotipos sexistas, para decidir cuándo ser madres, anticonceptivos gratuitos para no abortar, que se establezca en todo el país, refugios y atención especializada para las mujeres que denuncian o sean víctimas de violencia.y y y

Los recursos para la implementación de este plan se pueden obtener exigiendo la aplicación de un impuesto progresivo a los grandes grupos económicos y transnacionales; con petróleo 100% estatal, sin transnacionales ni empresas mixtas; confiscación de bienes de los corruptos; repatriación de los recursos en manos de Estados Unidos y la Unión Europea y la inmediata eliminación de las sanciones imperialistas. Que tales recursos estén bajo control de trabajadores, así como de los comités de mujeres trabajadoras y de las comunidades.

Todas y cada una de estas exigencias se alcanzan con la movilización y la lucha de organizaciones feministas, revolucionarias, disidencias y todas aquellas mujeres, jóvenes, trabajadoras, trabajadores de distintos sectores sociales que se quieran sumar a la exigencia por el reconocimiento legal del derecho sobre nuestro cuerpo y destino.

¡BASTA DE VIOLENCIA GUBERNAMENTAL Y PATRIARCAL CONTRA LAS MUJERES!
Presupuesto público para combatir la violencia machista
¡Que las mujeres no sigamos pagando la crisis!
¡Libertad plena a las trabajadoras presas!
#SalarioIgualCanastaBasica
#Abortolegalyavzla


Organizaciones firmantes:

Comité de Familiares y Amigos por la Libertad de los Trabajadores Presos.
@LibertadPlenaYa
Comité por la Libertad de Alfredo y Aryenis.
En Común
@enComun_ve
Juntas y a la Izquierda. @YaJuntas
Mujeres en Lucha/PSL @MujeresenluchaV @PSLVenezuela
Pan y Rosas @LaIzqDiario_VE @LTS_ven
Tendencia Por Todos los Caminos
@por_caminos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1770 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas