Enrique Ochoa Antich, a propósito del tweet del magistrado Maikel Moreno sobre su Recurso de Amparo

"El Recurso no es para que el TSJ legitime a una de las directivas sino para que diligencie la Verificación Nominal de la Votación"

"Si el TSJ resuelve por una de las partes en conflicto, estaría nuevamente violando su condición de árbitro imparcial y vulnerando la autonomía del Poder Legislativo"

"Si esa sesión para la verificación de la votación la preside el diputado Henry Ramos Allup, de una vez se estaría superando el desacato: así lo solicitaremos al TSJ"


26 de enero de 2020.-

A consecuencia de una mención en que Rafael Marín, del partido Soluciones, pidió al TSJ reconocer la directiva de la AN presidida por el diputado Luis Parra, el presidente del TSJ, magistrado Maikel Moreno, ha escrito en su cuenta Twitter lo siguiente:

"El TSJ conoce un amparo relativo al acto parlamentario de instalación de la Junta Directiva de la AN realizado el 5 de enero de 2020. Las partes involucradas en este amparo ya presentaron información requerida por el TSJ y está siendo objeto de un oportuno análisis jurídico y procedimental para decidir. El TSJ en respeto y reconocimiento de todos los Poderes Públicos dictará fallos siempre apegados a la Carta Magna reivindicando el derecho y bienestar de la población venezolana".

"Como quiera que el Recurso de Amparo del que se habla es el que yo introduje", Ochoa Antich puntualiza lo siguiente:

  1. Mi recurso de amparo no pide que se reconozca a ninguna de las directivas en conflicto.
  1.  Lo que requerí fue que: Se diligencie lo pertinente para que (...) se proceda a la verificación nominal de la votación, de modo de poder saber cuál es válidamente la Directiva de la Cámara.

En resumen, lo que pedimos es que se propicie lo que los propios diputados deberían propiciar, pero cuya fractura política impide: la verificación nominal de la votación.

No puede haber dos mayorías. Una de las dos partes nos está mintiendo. Los venezolanos merecemos saber la verdad, nombre por nombre y apellido por apellido.

  1. Si esa sesión la preside, como hemos propuesto en el pasado (y recientemente al propio partido Acción Democrática), el diputado Henry Ramos Allup (último presidente legítimo del cuerpo, a juicio del TSJ) sin la presencia de los diputados de Amazonas, de una vez se estaría superando el desacato, lo que a su vez permitiría la designación por las 2/3 partes de la cámara (es decir, por consenso del gobierno y de la oposición) del nuevo CNE, que debería ser el principal objetivo de las fuerzas democráticas de modo de asegurar una votación masiva en las elecciones parlamentarias. Así lo solicitaremos al TSJ.

Los diputados podrían rematar esta operación, que salvaría a la república y retomaría la ruta democrática para un cambio en paz, eligiendo por consenso gobierno/oposición una nueva directiva sin Parra y sin Guaidó.

A la oposición le digo: a veces conviene dar un paso atrás para luego dar dos adelante.

  1. Si el TSJ resuelve por una de las directivas, estaría nuevamente violando su condición de árbitro imparcial y, a la vez, vulnerando la autonomía del Poder Legislativo. Sólo la Asamblea Nacional puede decidir mediante una votación creíble qué diputados integran su directiva. Quisiera confiar en que no cometa este desaguisado.


Finalmente plantea que: "Aún estamos a tiempo de resolver esta fractura institucional que está literalmente disolviendo en la nada al parlamento venezolano. Los parlamentarios pueden con audacia emprender esta ruta, incluso sin sentencia del TSJ. Para ello deben sacudirse el chantaje de los dos extremos. Ojalá tengan esa audacia. Es lo que los venezolanos de bien estamos esperando".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2056 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n351423.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO