15 de febrero de 1819

Vigencia del Discurso de Simón Bolívar en Angostura

Hay tres documentos que deben ser conocidos por todo aquel que quiera saber el ideal de Simón Bolívar, la carta de Jamaica, el Discurso de Angostura y Mi Delirio Sobre el Chimborazo” 

Ignacio Silva Sucre 

(Conferencia sobre Simón Bolívar en la Casa Sucre – 1996) 

Antecedentes del Discurso de Angosturas: 

En 1819 “Bolívar estaba listo para  enfrentarse al mundo o, por lo menos a España y la Santa Alianza” conformada por Austria Prusia, Rusia e Inglaterra, quienes se otorgaban el derecho de  atacar a cualquier país que consideraban que estaba entorpeciendo la paz con movimientos liberales y revolucionarios.  

¿Acaso Colombia no bombardeó a un campamento de la FARC en el Ecuador con este  argumento, y los Estados Unidos de Norte América no han invadido a Afganistan e Irak con el mismo cuento?   

Venezuela en 1819 gozaba de una paz temporal, la lucha de clases había sido contenida con el fusilamiento del general Manuel Piar el 16 de octubre de 1817. Mariño, por su lado, le fingió obediencia a Simón Bolívar porque quería que éste le suministrara armas  que tenía, en el gran parque almacenado en Angostura, para luchar contra Morillo. Bolívar lo nombró Comandante General de Ejercito de las provincias orientales y le comunicó su próxima marcha a hacia Cumaná.1 A José Antonio Páez, quién estaba en San Juan de Payara, lo ascendió a General de División y lo nombró Jefe del Ejército.2 No obstante, el Libertador contaba con nobles oficiales, entre ellos Antonio José de  Sucre, el más hábil estratega de la guerra, aún cuando no lo conocía personalmente, lo que sucedió después de la batalla de Boyacá cuando ambos navegaban por el Orinoco.  

El Centro Norte de Venezuela estaba ocupado por los españoles,  inclusive la capital de la República. Bolívar, al advertir que la  guerra en Venezuela había llegado a un punto muerto ponderaba una nueva estrategia a seguir, se preparó para nuevas acciones y se alistó para las acciones que tenía por delante con una nueva declaración de principios”3 
 
 
 
 

ASPECTOS DEL DISCURSO DE ANGOSTURA 

Antes de entrar en el discurso pronunciado por El Libertador, hay que hacer notar que la Colombia conformada por Venezuela, la Nueva Granada (Colombia y Panamá actual) y Ecuador fue ideada en ese Congreso de Angostura 

Veamos ahora los puntos resaltantes de ese discurso que tuvo lugar en el Palacio de Gobierno de Angostura, hoy Ciudad Bolívar, el 15 de febrero de 1819. Ese día se reunieron en dicha ciudad, 26 delegados, representantes de Barcelona, Caracas,  Casanare, Cumaná, Barinas, Guayana y Margarita. Bolívar llegó acompañado de los oficiales de su Estado Mayor entre ellos Rafael Urdaneta y Tómas Montilla, además, tambíen lo acompañaron ilustres persona como lo eran Francisco Antonio Zea, Juan Germán Rocíos y Fernando Peñalver.

 Los delegados tenían como función elaborar una Constitución. “ 

Indalecio Lieviano en su libro “Bolívar” nos dice “Clases dirigentes débiles,  económica y políticamente; masas turbulentas de mestizos, indios, negros, y “pardos”, que odiaban a los blancos y ambicionaban sus propiedades y privilegios tradicionales; profundas diferencias entre la psicología del habitante del llano y el de la altiplanicie, y la falta de la riqueza económica necesaria para buscar en el reparto más adecuado de ella, el aplazamiento de la guerra de clases y colores que parecía destinada a consumir en corto tiempo la  gran oportunidad en América grandes Estados nacionales, tales eran las circunstancias que reducían a las comunidades americanas a situación semejante a la del mundo occidental en los tiempos de la decadencia del Imperio Romano.” 4 “Al desprenderse la América de la Monarquía, española – escribía Bolívar – se ha encontrado semejante al Imperio Romano, cuando aquella enorme masa cayó dispersa en medio del antiguo mundo. Cada desmembración  formó entonces una nación independiente conforme a su situación o sus intereses; pero con la diferencia de que aquellos Miembros volvían a restablecer sus primeras asociaciones. Nosotros ni aún conservamos los vestigios de lo que fué en otros tiempos”. 

“De la impotencia de las clases dirigentes para consolidar alrededor de sus intereses la estabilidad política de las sociedades americanas, como de los profundos odios raciales que dominaban a extensos sectores de la población del Nuevo Mundo, se deducía, para Bolívar, la necesidad de construir en América un Poder Público muy sólido, capaz de garantizar esa estabilidad social, hacer efectiva la igualdad política de las razas y trabajar sin descanso para obtener, en el cercano futuro, la nivelación de los profundos desequilibrios políticos y económicos que la Colonia había dejado como pesada herencia a la República.” 5 

Vayamos ahora al Discurso pronunciado por Bolívar en Angostura.  

Como primer punto el Libertador indicó que para evitar que la gente se acostumbre a un gobernante que lo gobierne eternamente deben hacerse repetidas elecciones, he aquí lo dicho por él: 

La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los Gobierno Democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso  como dejar permanecer largo tiempo en un mismo Ciudadano el Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la Libertad Republicana, y nuestros Ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo Magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente.”

  

A  continuación pasó a proponer el proyecto de constitución, diciendo:

Echando una ojeada sobre lo pasado, veremos cuál es la base de la República de Venezuela. 

Nosotros ni aún conservamos los vestigios de lo que fué en otro tiempo: no somos Europeos, no somos Indios, sino una especie media entre los Aborígenes y los Españoles. Americanos por nacimiento y Europeos por derecho, nos hallamos en un conflicto de disputara los naturales  los títulos de posesión y de mantenernos en el país que nos vió nacer, contra la oposición de los invasores; así nuestro caso es el más extraordinario y complicado. Todavía hay más; nuestra suerte ha sido siempre puramente pasiva, nuestra existencia política ha sido siempre nula y nos hallamos en tanta más dificultad para alcanzar la Libertad. 

La Libertad, dice Rousseau, es un alimento suculento, pero de difícil digestión. Nuestros débiles conciudadanos  tendrán que enrobustecer su espíritu mucho antes que logren digerir el saludable nutritivo de la Libertad. 

Muchas naciones antiguas y modernas han sacudido la opresión; pero,  son rarísima las que han sabido gozar de algunos preciosos momentos de Libertad; muy luego han recaído en sus antiguos vicios políticos; porque son los Pueblos más bien que los Gobiernos los que arrastran tras sí la tiranía. El hábito a la dominación, los hace insensibles a los encantos del honor y de la prosperidad nacional. Y miran con indolencia la gloria de vivir en el movimiento de la Libertad, bajo la tutela de las Leyes dictadas por su propia voluntad. Los fastos del universo proclaman esta espantosa verdad. 

Solo la Democracia, en mi concepto, es susceptible de una buena Libertad; pero ¿cuál es el Gobierno Democrático que ha reunido a un tiempo poder, prosperidad, y permanencia? ¿Y no se ha visto por el contrario la Aristocracia, la Monarquía cimentar grandes y poderosos Imperios por siglos y siglos.” 

Hagamos una reflexión al respecto, ¿cuántos años llevan en el poder los nuevos Imperios  establecidos en el siglo XX, y es que acaso no se quieren eternizar ellos tambien?    

Continuemos con el Discurso de Angostura:   

“Al separarse Venezuela de la Nación Española ha recobrado su Independencia, su Libertad, su Igualdad, su Soberanía Nacional. Constituyéndose en una República Democrática, proscribió la Monarquía, las distinciones, la nobleza, los fueros, los privilegios: declaró los derechos del hombre, la libertad de obrar, de pensar, de hablar de escribir.”  

Bolívar, luego se consagró a dictar cuál sería la Constitución que debíamos adoptar y el por qué de ello, así consideró que nuestra Constitución debería ser hecha para nuestro pueblo.  

Legisladores, el principio fundamental de nuestro sistema, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida  y practicada en Venezuela. Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad, está sancionado por la pluralidad de los sabios; como también lo está, que no todos los hombres nacen igualmente aptos  a la obtención de todos los rangos; pues todos debe practicar la virtud, y no todos la practican; todos deben ser valerosos, y todos no lo son, todos deben poseer talentos; y todos no lo poseen, De aquí viene la distinción efectiva que se observa  entre los individuos de la sociedad más liberalmente establecida. Si el principio de la igualdad  política es generalmente reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. La naturaleza hace a los hombres desiguales en genio, temperamento, fuerza y caracteres. Las Leyes corrigen estas diferencias porque colocan a los individuos en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes, le den una igualdad ficticia propiamente llamada política y social.  Es una inspiración  eminentemente benéfica, la reunión de todas las clases en un estado, en que la diversidad se multiplicaba en razón de la propagación de la especie. Por este solo paso se ha arrancado  de raíz la cruel discordia. ¡Cuántos celos, rivalidades, y odios no se han evitado! 

  Todo esto abarca un concepto muy distinto al expresado por Thomas Jefferson, quien dijo que “ All men are created iqual”,  “Todos los hombres son creados iguales”    

“Los Ciudadanos de Venezuela gozan todos por la Constitución, interprete de la Naturaleza, de una perfecta igualdad política. Cuando esta igualdad no  hubiese sido un dogma en Atenas,  en Francia y en América, deberíamos nosotros consagrarlo para corregir la diferencia que existe. Mi opinión es, Legisladores, que el principio  fundamental de nuestro sistema, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela.

 

El Libertador en su Discurso defendió la igualdad civil que deseaba ver establecida en la Constitución. “Bolívar estaba convencido de que los odios raciales desencadenados por la guerra de la independencia, determinarían al finalizar la contienda el principio de guerras civiles.”6  

Y luego pronunció una de sus más celebres frases: 

“El sistema de Gobierno más perfecto, es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social, y mayor suma de estabilidad política 

Por las Leyes que dictó el Primer Congreso tenemos derecho de esperar que la dicha sea el dote de Venezuela; y por las vuestras, debemos lisonjearnos que la seguridad y la estabilidad  eternizaran esta dicha.  A vosotros toca resolver el problema.

“El hombre al perder su libertad, decía Homero pierde la mitad de su espíritu” 

El Gobierno Republicano ha sido, es, y debe ser el de Venezuela; sus bases deben ser la Soberanía del Pueblo: la división de los Poderes, la Libertad civil, la proscripción de la Esclavitud, la abolición de la monarquía y de los privilegios. Necesitamos de la igualdad para refundir, digámoslo así, en un todo, la especie de los hombres, las opiniones políticas y las costumbres públicas. Que la historia nos sirva de guía en esta carrera7    

El analiza la Constitución de Gran Bretaña  y  la recomienda al Congreso para su adopción, basándose en estos hechos: “La constitución Británica que es la que parece destinada a operar el mayor bien posible a los Pueblos que la adopten, pero por perfecta que sea estoy muy lejos de proponeros su imitación servil. Cuando hablo del Gobierno Británico, solo me refiero a lo que tiene de Republicano, y a la verdad ¿puede llamarse pura Monarquía un sistema en el cual se reconoce la soberanía popular, la división y el equilibrio de los Poderes, la Libertad civil, de Conciencia, de Imprenta, y cuanto es sublime en la política?  ¿Pude haber más Libertad en ninguna especie de Republica? ¿y pude pretenderse a más en el orden social?”  

El Libertador recomendó un Parlamento de dos Cámaras, la de Representantes los cuales serían electos en elecciones populares y la Cámara del Senado, cuyos senadores serían hereditarios y según su concepto, la base, el lazo, el alma de nuestra República. Este Cuerpo en las tempestades políticas pararía los rayos del Gobierno, y rechazaría las olas populares.  

Los Senadores serían elegidos la primera vez por el Congreso. Los sucesores al Senado llaman la primera atención del Gobierno, que debería educarlos en_colegios especialmente destinados para instruir  aquellos tutores.  Legisladores futuros de la Patria. Aprenderían las artes, las ciencias y las letras que adornan el espíritu de los hombres públicos: desde su infancia ellos sabrían a qué carrera la Providencia los destinaba, y desde muy tiernos elevarían el alma a la dignidad que los espera. 

El Senado de Venezuela no solo sería un Baluarte de la Libertad sino un apoyo para eternizar la República. 

Bolívar recomendó  en ese Congreso de Angosturas que se mantuviesen los tres poderes clásicos pero, que a ellos se agregase el Poder Moral, de su ingenio, que sería responsable de formar al pueblo en el espíritu cívico y en las virtudes políticas.      

El Poder Ejecutivo estaría representado por un Presidente nombrado por el Pueblo o sus Representantes.  

Cualquiera que sea el Ciudadano que llene estas funciones se encontrará auxiliado  por la Constitución: autorizado para hacer bien, no podrá hacer mal, porque siempre que se someta a las Leyes, sus Ministros cooperarán con él: si por el contrario pretende infringirlas, sus propios Ministros lo dejarán aislado en medio de la República, y aún lo acusarán delante del Senado. Siendo los Ministros los responsables de las transgresiones que se cometan, ellos son los que gobiernan. Porque ellos son los que las pagan.         

“Nada es tan peligroso con respeto al Pueblo, como la debilidad del Ejecutivo.” 

“En las Repúblicas el Ejecutivo debe ser el más fuerte porque todo conspira contra él, en tanto que en las Monarquías el más fuerte debe ser el Legisltivor, porque todo conspira a favor del Monarca.     

“Ninguna forma de gobierno no es tan débil como el democrático, su estructura debe ser de la mayor solidez; y sus instituciones consultarse para la estabilidad.” 

“El amor a la Patria, el amor a las Leyes, el amor a los Magistrados, son las nobles pasiones que deben absorber exclusivamente el alma de un Republicano. Los venezolanos aman  la Patria pero no aman sus Leyes, porque éstas han sido nocivas y eran fuentes del mal; tampoco han podido amar a sus Magistrados porque eran inicuos, y los nuevos apenas son conocidos en la carrera en que han entrado. Si no hay un respeto sagrado por la Patria, por las Leyes y por las autoridades, la Sociedad es una confusión, un abismo: es un conflicto singular de hombre a hombre de cuerpo a cuerpo.”  

“Para sacar de este caos nuestra naciente República, todas nuestras facultades morales no serán bastantes, si no fundimos la masa del pueblo en un todo: la composición del Gobierno en un todo: la Legislación en un todo y el espíritu nacional en un todo. Unidad, Unidad, Unidad, debe ser nuestra divisa. 

“La educación popular debe ser el cuidado primordial del amor paternal del Congreso. Moral y luces son los polos de un República, moral y luces son nuestras primeras necesidades. Tomemos de  Atenas su Areópago y los guardianes de las costumbres  y de las leyes; tomemos de Roma sus censores y su tribunales domésticos; y haciendo una Santa alianza de estas instituciones morales, renovemos al mundo la idea de un Pueblo que no se contenta con ser libre y fuerte, sino que quiere ser virtuoso. Tomemos de Esparta sus austeros establecimientos, y formando estos tres manantiales  una fuente de virtud, demos a nuestra República una cuarta potestad cuyo dominio sea la infancia y el corazón de los hombres, el espíritu público, las buenas costumbres, y  la moral Republicana. Constituyamos este Areópago para que vele sobre la educación de los niños sobre la instrucción nacional; para que purifique lo que se haya corrompido  en la República; que acuse la ingratitud, el egoísmo, la frialdad del amor a la Patria, el ocio, la negligencia de los Ciudadanos: que juzgue de los principios de  corrupción, de los ejemplos perniciosos; debiendo corregir las costumbres con penas morales, como las Leyes  castigan los delitos con penas aflictivas, y no solamente lo que choca contra ellas, sino lo que las burla; no solamente lo que las ataca sino lo que las debilita lo que viola la Constitución sino lo que viola el respeto público         

“Las acciones de los Ciudadanos serán los libros de la virtud y del vicio. Libros que consultará el pueblo para sus elecciones, los Magistrados para sus resoluciones, y los jueces para sus juicios.”  

Bolívar finalizó diciendo: 

“He aquí el código que debíamos consultar y no el de Washington” 

El congreso de Angostura adoptó una constitución que recogía mucho de las ideas del Libertador, aunque no el Senado hereditario ni el poder Moral. Eligió a Bolívar presidente de la República y  Zea vicepresidente. Pero, apunta el historiador John Lynch,” no era más que teorías pues todavía había que  ganar la guerra”8      

Las propuestas que hizo el Libertador al Congreso Constituyente de Angostura,  hoy, a casi doscientos años de haber sido señaladas, están vigentes y muchas de ellas han sido puestas en práctica, como es el caso de la Masiva Educación Pública que se ejecuta en el gobierno actual.  

 

Economista e Historiador

E – mail: gilrsalame@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12252 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a88582.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO