La Derecha Endógena

 

El estadio de desarrollo de la Venezuela actual es el capitalista neoliberal, debido a que en su gran mayoría los medios de producción están en manos de la burguesía, y los que son administrado por el Estado, lo hacen bajo la concepción capitalista, ejemplo, CANTV, EDC, Venalum, PDVSA, Sidor, etc.

Es fundamental tener siempre presente y muy bien claro que la sociedad venezolana tiene un estadio de desarrollo capitalista, neoliberal, con predominio de la Burguesía Financiera Especulativa (BFE), con una altísima dependencia del imperialismo yanquis, es el escenario, donde se viene desarrollando la Revolución Bolivariana Socialista (RBS), que tiene como misión construir el Socialismo del siglo XXI.

Para la construcción del socialismo del siglo XXI, las enseñanzas de Marx, de Engel, de Lenin, de Stalin, de Mao, es decir, los clásicos del Marxismo Leninismo, nos indican, que para la construcción y consolidación del Socialismo del siglo XXI, se debe tener:

1.).- Una teoría y una ideología, que indique y defina el camino de la RBS, que fue resumida por Lenin, en el libro ¿Qué Hacer?, de febrero de 1902, cuando expreso “…..sin teoría revolucionaria, no puede haber tampoco movimiento revolucionario…….”, la teoría de la revolución bolivariana socialista viene siendo creada a partir de los aporte de los clásicos del Marxismo Leninismo, del árbol de las tres raíces, Simón Bolívar, el Libertador, Simón Rodríguez y de Ezequiel Zamora, y fundamentalmente con las síntesis de las discusiones colectivas del pueblo venezolano, que realiza el Presidente Hugo Chávez.

2.).- Un programa Político, que defina las orientaciones políticas, sociales, culturales y económicas, para la construcción del socialismo del siglo XXI, el cual se encuentra resumido magistralmente en el Libro de Carlos Marx y Federico Engel, de Junio de 1848, “El Manifiesto del Partido Comunista”, que el programa político del proletariado y del pueblo venezolano, para destruir el capitalismo neoliberal y construir el socialismo del siglo XXI.

3.).- La teoría y la ideología de la revolución bolivariana socialista, debe concretarse en un Plan de lucha político para la coyuntura, donde se defina las orientaciones para la construcción del socialismo en la actual coyuntura política.

El programa político para que la actual coyuntura política, se resuelva a favor del proletariado y del pueblo venezolano, es la Constitución Nacional de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, (CNRBSV), aprobada en referéndum el 15D1999 y enmendada el 15F2009.

4.).- Todo proceso social necesita de una dirección política, lo más colectiva posible, en las definiciones del Marxismos Leninismo, contempla que la estructura organizativa, debe ser el Partido Político, el cual debe ser la vanguardia política de la clase obrera, que dirigirá la construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI. En la actualidad se encuentra en proceso de consolidación y fortalecimiento del Partido Revolucionario del Proletariado, (PRP), con el proceso de formación y construcción del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el cual reúne a los principales dirigentes socialistas bolivarianos, a nivel nacional, estadal, municipal, parroquial, comunal, y vecinal del proletariado venezolano.

5.).- La revolución auténticamente bolivariana y socialista, siempre se va encontrar amenazada por la BFE, tanto venezolana como extrajera, en alianza con el imperialismo yanquis, japonés y europeo. Es común y corriente las conspiraciones contra las revoluciones socialista, a una conspiración fallida, le sucede una nueva conspiración, la cual es la ley de las conspiraciones continuas contra las revoluciones socialistas, para la defensa y la consolidación de la revolución bolivariana socialista, es fundamental contar con un Ejército, disciplinado, organizado e ideológicamente comprometido con la revolución bolivariana socialista. En la actual coyuntura política de la revolución bolivariano socialista en viejo ejercito burgués, creado y conformado por las trasnacionales petroleras (Creole y Shell) desde el gobierno del Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita y modernizado por los gobiernos de Marcos Pérez Giménez, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Rafael Caldera, para defender los intereses, en primer término, de las petroleras anglo norteamericanas, y luego los de la burguesía venezolana, viene siendo transformado, en el nuevo ejército bolivariano socialista, para lo cual se viene produciendo varios procesos de depuración, como el de los años 2001, 2002 y 2003, así como el fortalecimiento de la reserva del ejército bolivariano socialista , con la amplia participación del proletariado en sus filas, pero la principal fortaleza del nuevo ejército bolivariano socialista es la formación política ideológica de sus componentes, que se encuentren unidos programáticamente al programa popular y al plan de lucha para la coyuntura actual, la CNRBSV y al liderazgo del presidente Chávez.

6.).- La complejidad social de la sociedad capitalista, que simplifico las clases sociales a sólo dos. La Burguesía, dueña de los medios de producción y que se apropian del plusvalor o plusvalía, que producen la clase obrera con su trabajo, y el Proletariado, que sólo posee su fuerza de trabajo, una mercancía más en la sociedad capitalista, la cual vende al dueño de los medios de producción.

El desarrollo de las fuerzas productiva, creó al interior de la Burguesía, una variada gama de sectores de clase, con sus propios intereses económicos y políticos, que en muchos casos llegan a luchar entre sí. La división en sectores de clase, con intereses diferentes, no solo no se reduce a la burguesía, sino que también se da entre el proletariado, la diferencia entre los obreros calificados y los no calificados, en la llamada clase media, que está conformado principalmente los trabajadores y las trabajadoras calificados, como médicos, ingenieros, abogados, etc.

Ante esta complejidad de intereses, que inducen a varios sectores a dividir la lucha y a favorecer los intereses globales de la burguesía, como por ejemplo, cuando los sectores medios o la llamada clase media, que apoyan y sustentan la dictadura de la burguesía, que sin su apoyo se derrumbaría.

Si deseamos impulsar la construcción y consolidación del socialismo del siglo XXI, se debe tejer alianzas con los sectores medios, con los trabajadores y las trabajadoras calificados del proletariado, con los pequeños propietarios agrícolas, con la pequeña burguesía, con los pequeños comerciantes, con los estudiantes, etc., que es conocido en la terminología del Marxismo Leninismo, como el Frente Popular o de Clase, para derrotar enemigo principal la BFE y el imperialismo Yanquis, japonés y europeo.

En la actualidad, El Frente Popular o de Clase es conocido como “El Chavismo”, el cual es una alianza, entre sectores de la pequeña burguesía, de los estudiantes, de la llamada clase media, del proletariado, de los trabajadores y de las trabajadoras agrícolas, de los pequeños propietarios agrícolas, de sectores importantes de la oficialidad de la FANB, de los sectores marginales y de algunos sectores de los lumpen proletarios.

7.).- La difusión de las políticas y de las estrategias del partidos, deben ser los más expeditas posible, por ello Lenin, en el “¿Qué hacer?”, planteo la necesidad de la Prensa Nacional, en nuestro días, el medio para difundir las políticas y las estrategias de la clase obrera y su vanguardia política, el partido, se debe hacer a través de un Pool de medios de comunicación, entre ellos la prensa, un periódico de circulación nacional y diaria; una página WEB; una cadena de emisoras de radio, con una emisora en cada estado; una emisora de Televisión con cobertura nacional, bajo la dirección nacional del partidos.

En la actual etapa política de la revolución bolivariana socialista, los medios de comunicación del proletariado, a nivel de TV son fundamentalmente los del estado, como TVES, VTV, Vive TV, Ávila TV, ANTV, TeleSurTV, las televisoras comunitarias; a nivel de Radio, son las emisoras, Radio Nacional de Venezuela, YVKE Mundial y su circuito nacional, el sistema de radios comunitarias; a nivel de Prensa, se realiza por medio de periódicos alternativos y del diario VEA; a nivel de pagina WEB, las principales son, la de aporrea.org, la abrebrecha.com, y las de los diferentes páginas de los diferentes medios y de los diferentes entes del estado.

De los siete (7) instrumentos descritos, necesarios para la construcción y consolidación del socialismo del XXI, según los clásicos del Marxismo Leninismo, el principal y fundamental, es el Partido, que como dirección colectiva, conformada por la vanguardia del proletariado, es el encargado de dirigir, control la construcción del Socialismo del siglo XXI.

La historia de la caída del bloque Soviético y de la URSS, una de sus principales causas es la disolución de los Partidos Comunistas, porque en los países donde los PC, no fueron disueltos, como China, Vietnam, Lao, Camboya, y Cuba, aun se mantienen los procesos de construcción del socialismo del siglo XXI.

En la construcción y en la consolidación del PRP, debemos tener siempre muy en cuenta, la caracterización de la situación política, económica, social, cultural, tanto nacional, como internacional, donde se va desenvolver.

La situación internacional se caracteriza por una crisis aguda del sistema capitalista neoliberal, en los principales países capitalista, como USA, Japón, Alemania, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Italia, Australia, etc.

La crisis del capitalismo neoliberal, es la crisis de una forma de concebir el capitalismo, del consenso de Washington y de la Sociedad de Mont Pelerin, conformada por Maurice Allais, Milton Friedman, Walter Lippman, Salvador de Madariaga, Ludwing Von Mises, Michael Polanyi, Karl Popper, William E Rampard, Wilhem Ropke, Lionel Robbins, Friedrich August Von Hayek, que en 1947, con la publicación del libro “The Road to Serfdom”, de F. A. Von Hayek, el cual es tomado como el acta de nacimiento del neoliberalismo, que fue implementado por primera en el Chile de Augusto Pinochet a partir de 1975, en Gran Bretaña por Margaret Thatcher a partir de 1979, en USA de Ronald Reagan a partir de 1981, en Alemania de Helmut Kohl a partir de 1982, planteaba la eliminación de la intervención del estado en la economía y la eliminación del estado de bienestar (Welfare State); por lo tanto la actual crisis del capitalismo neoliberal, no es la crisis terminal del capitalismo, sino de una forma de concebir el capitalismo, ya que en los principales países capitalistas, las condiciones subjetivas no están presente, como la existencia de un autentico Partido Revolucionario del Proletariado, y la conformación de un Frente Popular o de Clase está a años luz.

La caracterización de venezolana, la define como un país capitalista, dependiente del imperialismo yanquis, en pleno proceso revolucionario, socialista bolivariano, que tiene como misión la construcción del socialismo del siglo XXI.

La revolución bolivariana socialista se encuentra sometida al asecho permanente del imperialismo yanquis, en alianza con la burguesía financiera especulativa venezolana, conocida como “los escuálidos”, una especie de alianza de diferentes sectores de la burguesía, y el sector más atrasado del proletariado, como las clases medias, profesional, instruida, que mientras más estudiada, más fácil es de manipular por los aparatos de propaganda de la burguesía, y de los sectores marginales influenciados aun por AD y COPEI.

El proceso de construcción y consolidación del PRP, que en la actual coyuntura de la revolución bolivariana socialista, en Venezuela, se conoce como, el PSUV, se da en una etapa, de la agudización de la lucha de clase, entre el proletariado, denominado “Chavismo”, Bolivarianos, Socialistas; y la burguesía denominados “Los Escuálidos”. Los “Chavistas” en la procura de construir el socialismo del siglo XXI y los “Escuálidos” en la procura de mantener y conservar al sistema capitalista neoliberal imperante en la Venezuela actual.

Para comprender mejor el desarrollo de la construcción y consolidación del PSUV, en necesario y fundamental, que nos detengamos en analizar al sistema capitalista venezolano, desde la óptica de su composición de clase y algunos aspectos, con las concepciones de la ideología burguesa, sobre la libertad de organización y participación.

La producción económica y la estructura social que de ella se deriva, necesariamente en cada época histórica, constituyen la base sobre la cual descansa la historia política e intelectual de esa época.

Toda la historia (desde la disolución del régimen primitivo de propiedad común de la tierra) ha sido una historia de lucha de clases, de lucha entre clases explotadoras y explotadas, dominantes y dominadas, en las diferentes fases del desarrollo social.

En el capitalismo, la composición de clase, viene determinada como lo expusieron en el libro el “Manifiesto del Partido Comunista”, redactado por Carlos Marx y Federico Engel, en junio de 1948, donde plantean que la burguesía simplifico las contradicciones de clase, ya que en el capitalismo se divide en dos grandes campos enemigos, en dos clases sociales, que se enfrentan directamente: la Burguesía y el Proletariado.

Por burguesía se comprende a la clase de los capitalistas modernos, que son los propietarios de los medios de producción social, se apropian de la plusvalía o plusvalor, y emplean el trabajo asalariado.

Por proletariado se comprende a la clase de los trabajadores y de las trabajadoras asalariadas modernas, que, privados de medios de producción propios, se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para poder existir.

Por Lumpen proletariado, es un producto pasivo de la putrefacción de las capas más bajas de la sociedad burguesa, que oscilan entre el proletariado y la burguesía, a veces puede ser arrastrado por un proceso revolucionario proletario, pero generalmente está más bien dispuesto a venderse a la burguesía, para servir a su maniobras e intereses. Lumpen proletariado (término tomado del alemán: lumpen que quiere decir “Andrajo”), elementos desclasados (vagabundos, indigentes, ladrones, etc.). El lumpen proletariado es incapaz de llevar a cabo una lucha política organizada, es inestable en el aspecto moral y propenso al aventurerismo. Todo ello permite a la burguesía aprovechar al lumpen proletario en calidad de esquiroles, etc.

Hasta la insurrección cívico militar del 4F1992, la lucha de clase, era solamente entre diferentes sectores de la clase poseedora. La clase obrera hubo de limitarse a luchar por un escenario político para su actividad y a ocupar la posición del ala extrema de la clase media radicalizada.

A partir de la insurrección cívico militar del 4F1992, la lucha de clase en Venezuela, ya no es entre sectores de clase burgueses, sino que se plantea una lucha entre la burguesía financiera especulativa, en alianza con los diferentes sectores de la burguesía y el imperialismo yanquis; y el Proletariado, liderizado por el presidente Chávez. Una lucha entre el programa neoliberal del consenso de Washington y el programa socialista, que se encuentra expresado en la CNRBSV.

En el sistema capitalista se simplifico las contradicciones de clase, ya que se redujeron a dos grandes campos enemigos, a dos clases sociales, que se enfrentan directamente: la Burguesía y el Proletariado.

Cuando una clase se organiza en clase, en sí y para sí, se organiza en partido político, para luchar por sus intereses genuinos de clase, por podemos concluir que en sistema capitalista neoliberal solo deberán de existir dos partidos políticos, el partido de la burguesía y el Partido Revolucionario del Proletariado (PRP).

Por lo tanto, el actual escenario de la lucha de clases, de da entre la burguesía, sus diferentes sectores de la clase y su partido político; y el proletariado y el PRP; cada uno con su programa, y demás instrumentos de la lucha política social, es decir, que la pelea es peleando, donde cada clase utiliza todo por obtener la victoria, que en caso de la burguesía es mantener el sistema capitalista neoliberal, y en el caso del proletariado es la construcción del socialismo del siglo XXI.

La burguesía utiliza el aparato ideológico de propaganda para inducir en las mentes de los trabajadores y de las trabajadoras los intereses, los principios, y los objetivos burgueses, para sean vistos como propios. Por ejemplo, la burguesía induce en la mente de la clase obrera y en la población en general, que tiene derecho a la libertad de organizarse; traduciendo en palabras de la práctica cotidiana de la sociedad, que deben existir miles y miles de estructuras organizativas, que represente los intereses egoístas e individuales, de sus miembros. Con esta estrategia, la burguesía busca en el fondo y en la esencia, aplica la máxima de Maquiavelo, “…..Divide y….Reinaras….”, que tiene como objetivo la división de las fuerzas del proletariado, que le impidan acumular las fuerzas necesarias para la toma del poder e iniciar la construcción del socialismo del siglo XXI.

Luego de la derrota política y militar de la vanguardia aventurera y foquista (PCV, MIR, PRV-Ruptura, Liga Socialista-OR, PRIN, Tupamaros, MRT, Punto Cero, Bandera Roja-CLP-MDP-UJR, MAS, y otros), de los años 60, en el campo de los revolucionarios socialistas, proliferaron un sin número de organizaciones políticas, unos autodenominados partidos, otros como grupos, otros como comité, otros como colectivos, otros con un sin número de denominaciones, que fueron productos de dos (2) concepciones, una producto de la derrota, y la segunda, de la ideología burguesa, de fomentar la división del proletariado, para lo cual utilizaron el excesivo “Narcisismo”, de los diferentes líderes de las corrientes políticas, dentro del PCV y el MIR, que luego se convirtieron en partidos, y en diferentes estructuras organizativas, con nombre disimiles.

El aparato ideológico de propaganda de la burguesía influyo en la dirección política de izquierda y en los sectores avanzados de los años 60 y 70, para que la división del campo revolucionario socialista fuera la regla. Para los años 80, además, de inducir la política de división de la vanguardia del proletariado, se fomento la política anti partido, que se expreso en los grupos anti partidos en las universidades, como el grupo 80 en la UCV, el movimiento 21 en la ULA, en cada universidad o instituto universitario había un grupo anti partido, que llevo a la casi extinción de los partidos políticos de izquierda del movimiento estudiantil, mucho de los que fueron líderes de los años 60, en los años 80 fomentaron el antipartidismo, ante la frustración por la derrota de la lucha armada de los 60.

Para finales de los años 80 y todos los años 90, proliferaron las organizaciones políticas, disfrazadas de organizaciones de base de los vecinos y de grupos de los diversos movimientos sociales, que contribuyeron a profundizar la derrota del proletariado y a la implementación del programa neoliberal del consenso de Washington, el cual se implemento sin obstáculo, sólo con los contratiempos creados por el “Sacudón del 27F1989, el Caracazo”, y las “Rebeliones cívico militar del 4F1992 y del 27N1992”, lo queda evidenciado que para 1998, el modelo de desarrollo venezolano era capitalista neoliberal, a imagen y semejante de las recetas del FMI, del BM y del IESA.

El liderazgo del presidente Chávez y sus planteamientos bolivariano socialista fungió como factor unitario, que contribuyo a conformar el mayor frente unitario, que para 1998 estuvo conformado por sectores derechista como Jorge Olavarría, Ernesto Maíz Vallenilla, etc.; por sectores “Narcisista” de la izquierda tradicional, culpables de la derrota de la lucha armada de los años 60; por sectores revolucionarios socialista, que continuaban luchan por tomar el poder e iniciar la construcción del socialismo; por sectores nacionalistas y patriotas, que creen el desarrollo autónomo del país; por sectores de la burguesía nacional, productoras bienes y servicios que fueron perjudicado con implementación del modelo neoliberal del consenso de Washington, en fin se unieron un sin número de sectores sociales, que fueron perjudicados por la implementación del proyecto neoliberal, que impulsaron los sectores puntofijistas (AD, COPEI).

La política burguesa de dividir al proletariado, a encontrado eco entre los supuestos revolucionarios socialistas, que desde mediados de la década de los años 60 hasta media de la año 2009, que se evidencia en el número de partidos políticos y el sin número de organizaciones de base, que existieron y que existen, que fueron desapareciendo, unos porque sus líderes promotores se rajaron y se refugiaron en sectas religiosas, otros que se convirtieron en los principales defensores del capitalismo neoliberales, del consenso de Washington, otras permanecieron como siglas, para negociar cuotas de poder, con los gobiernos regionales y municipales y nacionales.

La división del proletario, la cual es producto, de la estrategia de la burguesía, de dividirlo, y de los intereses egoístas, individualista, de sus concepciones megalómanas y egocéntrica de de los promotores y líderes de las estructuras organizativas, que utilizan como instrumentos de negociación para obtener prebendas, a costa de hipotecar principios y objetivos.

Todos los adeptos de las diferentes ONG, de los grupos, de las Organizaciones, de los Colectivos, de los partidos y de las individualidades, que se definen revolucionarios socialistas, reducidos ya a meras sectas y en proceso de extinción paulatina; de otras parte, toda suerte de curanderos sociales que prometían suprimir, con sus diferentes emplastos, las lacras sociales sin dañar al capital, ni a la ganancia.

Se puede afirmar, que la política de división del proletariado en ONG, en grupos, en colectivos, en organizaciones, en micros partidos o siglas, es precisamente la política burguesa de la clase obrera, que tiene como objetivo impedir la consolidación y fortalecimiento del PRP, conocido en la actual etapa de la revolución bolivariana socialista, como PSUV.

Las diferentes ONG, grupos, Organizaciones, Colectivos, micros partidos y de las individualidades, que se definen revolucionarios socialistas, reducidos ya a meras sectas y en gente que se hallan fuera del movimiento obrero y que buscan apoyo más bien en las clases instruidas y en los burócratas del estado Venezolano, así como, de los entes de dominación y explotación del imperialismo yanquis, como la NED, FMI, BM, etc., que lo financian. He aquí que sus logros, al fin y a la postre, son satisfacer los intereses y objetivos de la burguesía y a la perpetuación del sistema capitalista.

EL PSUV

Luego de la victoria electoral del 06D2006, donde el presidente Chávez fue reelecto por tercera vez, (ya que fue electo en 1998, reelecto en 2000, reelecto en 2004, cuando fue ratificado 15A2004 en referendo revocatorio presidencial, y reelecto en 2006) definió la política de fortalecimiento y consolidación del PRP, haciendo un llamado a los partidos políticos que conformaron la coalición que triunfo en las elecciones del 06D2006, para que conformarán el partido de los revolucionarios bolivarianos socialistas, que unifique la dirección y el centro de elaboración de políticas y de estrategias.

La correcta política del presidente Chávez, de llamar a conformar el PSUV, como la génesis del PRP, fue acatado por los auténticos revolucionarios socialistas, de forma individual, como de organizaciones partidistas, como el MRV y la Liga Socialistas, creando una desbanda de militantes en los partidos, que dieron diferentes explicaciones, para negarse a conformarlo, como el PPT, PCV, otros como el MEP y UPV, que en los inicios se incorporaron, pero luego que sus peticiones de prebendas y de cargos burocráticos, no fue satisfecha, volvieron a conforma sus partidos y a reactivar sus siglas, y PODEMOS se quito la máscara, que era y es representante de la pequeña burguesía.

Pero en la mayoría, para no decir, que todos, los llamados grupos de base, de las ONG, los grupos, las Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades, que se autodenominan como presentantes de los movimientos sociales, no acataron el llamado del presidente Chávez, de conformar el PSUV, que implicaba la disolución de sus estructuras organizativas, para conformar las estructuras de base del partido.

Las ONG, los grupos, los Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades, se han convertidos en grupos de presión, para presionar al gobierno nacional, a las gobernaciones, a las alcaldías, a los ministerios, a los institutos autónomos, a las empresas del estados, para obtener prebendas y cargos burocráticos, de conseguirlos se viven en alabanzas, con el proceso revolucionario bolivariano socialista, pero de no conseguirlos se viven en críticas contra la revolución y sus líderes, a quienes acusan de ser representante de la derecha endógena.

Pese al trabajo de sabotaje de las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades, el PSUV, se ha consolidado y fortalecidos, con algunos problemas a nivel de base, ya que en algunas localidades, por sus especificaciones, los intereses egoístas e individuales de los grupos de base de los supuestos movimientos sociales, se superponen a los objetivos de consolidar una dirección colectiva y disciplinada, a nivel nacional, los mejores ejemplos, se da en la UCV, donde los grupos locales, estudiantiles y profesorales, obstaculizaron y obstaculizan el fortalecimiento del PSUV, al interior de la Universidad, algo parecido sucede en la parroquia “23 de Enero” de Caracas, que los intereses egoístas de los grupos y los individualistas sus líderes, han saboteado el fortalecimiento y consolidación del PSUV en la parroquia, y hasta ponen en peligro hasta al propio proceso bolivariano socialista, con sus acciones “Foquistas, Aventureras” y Violentas, las cuales realizan como un medios para presionar al gobierno nacional y a la alcaldía, desde una posición de fuerza, práctica al mejor estilo de las películas de Hollywood, sobre la mafia Ítalo Americana.

La Derecha Endógena 

Desde 2006 y sobre todo desde el inicio de la creación y consolidación del PSUV, se viene hablando que al interior del partido, existe un sector, que han denominado “La Derecha Endógena”, como categoría para acusar a los enemigos políticos al interior del PSUV y dentro del gobierno.

Generalmente, se entiende por Derecha: a los partidos, a los grupos, a las personas amigas de las tradiciones y de las costumbres establecidas, sobre todo en políticas y otras instituciones sociales. En el sistema capitalista se considera derecha, al que está de acuerdo con al sistema capitalista neoliberal del consenso de Washington. En la Venezuela bolivariana socialista se considera derecha, al que no está de acuerdo con el proyecto político, que se encuentra estipulado en la CNRBSV, aprobada en referendo el 15D1999 y enmendada el 15F2009.

Por Izquierda: colectividades políticas, la que guardan menos respeto a las tradiciones y costumbres del país. En el sistema capitalista se considera izquierdista a los promulgan el cambio del sistema y la construcción del socialismo. En la Venezuela bolivariana socialista se considera izquierda, a los que están de acuerdo con el proyecto político que se encuentra estipulado en la CNRBSV, y trabajan por la construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela.

Entonces podemos definir como “Derecha Endógena”, a las personas y grupos, que se hacen pasar por bolivarianos y socialistas, que asumen a la CNRBSV, como programa político, que están inscritos en el PSUV, que ocupan importantes cargos en la administración pública, que se niegan a satisfacer las exigencias de los grupos de los movimientos sociales y de los micro partidos, con respectos a prebendas y de cargos burocráticos, pero que tienen una práctica reformistas y “gato pardiana”, con el fin mantener el sistema capitalista neoliberal, para seguir gozando de los beneficios del poder.

Se utiliza la categoría de “La Derecha Endógena”, para desprestigiar a los enemigos políticos, fundamentalmente se identifica a los altos funcionarios del gobierno, que se niegan a cumplir las presiones por prebendas y por cargos burocráticos de las ONG, de los grupos, de las Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades.

Las acusaciones de “Derecha Endógena”, viene siendo realizada por Las ONG, los grupos, las Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades, en contra de los funcionarios del alto gobierno, a nivel nacional, a nivel de los estados, al gobernador y sus funcionarios, a nivel de los municipios, a los alcaldes y de sus funcionarios, al negarse a satisfacer sus peticiones de prebendas y cargos burocráticos. También se acusa de “Derecha Endógena” a algunos funcionarios, que tienen una práctica revolucionaria, socialista y bolivariana, que viene impulsando el programa de la CNBSV, y las iniciativas emanadas por el presidente de Chávez.

Se observa que a nivel de las alcaldías, se produce muchos acuerdos burocráticos entre las ONG, los grupos, las Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades y los alcaldes, por ello es que se observa que direcciones, empresas municipales, el alcalde designa a personas miembros de los autodenominados movimientos sociales; con lo cual el alcalde no es acusado de pertenece a “La Derecha Endógena”.

Los procónsules designados por los alcaldes, como directores y como presidentes de institutos autónomos y de empresas municipales, provenientes de las ONG, los grupos, las Organizaciones, los Colectivos, los micros partidos y las individualidades tienen un triple discurso: el primero, frente al Alcalde, que están acabando con las mafias y demás males del capitalismo en su ámbitos, pero en la práctica hacen lo contrario, realizan alianza con las mafias y la burguesía, para gozar de las mieles y beneficios del poder, lo cual se puede comprobar al realizar un investigación sería, a la gestión de dicho funcionarios, pero por lo general lo que hacen los alcaldes y sus funcionarios de confianza es pregúntales que están haciendo, y estos le caen a “muela”, y les dicen lo que el alcalde quiere oír sobre la gestión de su subordinado. El segundo, en público, lleno de demagogia y mentira, que tiene una duración corta, que luego de un tiempo quedan desenmascarados, como más de lo mismo, y más nunca se les ve en público, dando la cara, siempre con la escusa que están reunido o se van a reunir con el alcalde, ya las promesas que hicieron público, en promesa quedaron. El tercero, el que expresan con su práctica, al relacionarse con los trabajadores y las trabajadoras a su cargo, y con su relación cotidiana con el pueblo, la cual es déspota, es autoritaria, es humillantes, que los predispone al pueblo contra el gobierno y el proceso bolivariano socialista, así como también niegan y esconde acciones revolucionarias de los que no pertenecen a su sequito de adulantes, hasta llegan al extremo de presentarlo como realizado por personas afectas a ellos, pero que son incapaces de realizarlas, ejemplo sobran, solo basta con investigar los informes, y contactarlo con la realidad verdadera, para que muchos alcalde se den cuenta, quienes son en realidad los vienen impulsado el programa bolivariano socialista, como las misiones y demás orientaciones del presidente Chávez.

Como determinamos a la verdadera “La Derecha Endógena”

Para determinar la veracidad de un hecho, hay que examinarlo desde el punto de vista de clase, porque en política y en la lucha social, todo tiene su sello de clase, por lo cual la verdad viene determinada por los intereses de clases, a los que sirve.

Mao Set Tung, en su libro, “Sobre la Práctica”, de junio de 1937, expresa que el único parámetro para determinar, si un discurso es verdad o es mentira, es con la comprobación práctica, si lo que se dice y lo que hace, tiene similitud, entonces el discurso el verdadero; pero si en cambio, el discurso y lo que se hace, no tiene ninguna relación, entonces el discurso es pura demagogia y es mentira.

Para determinar quien es “Derecha Endógena”, en el submundo bolivariano socialista, se debe verificar la práctica que se realiza, porque debemos determinar con certeza, quien estaba trabajando para construir la República Bolivariana Socialista de Venezuela, como lo expresa el Texto de la CNRBSV, la vía Venezolana hacia el socialismo del siglo XXI, si lo hace es un revolucionario bolivariano socialista autentico. Pero, si en cambio, tiene un discurso de izquierda, radical, que le dice a la gente lo que quiere oír, con una práctica muy alejada de su discurso, con acciones encaminada a sabotear y obstruir las orientaciones y acciones por construir el socialismo bolivariano del siglo XXI, así como también sabotean la consolidación y fortalecimientos de los instrumentos de la revolución, como por ejemplo, la construcción del Partido, del PSUV, y en última instancia favorecen los planes de la BFE y del imperialismo Yanquis, de restaurar de nuevo el puntofijismos en Venezuela, con nuevo actores y jefes, entonces estamos hablando de “La Derecha Endógena”.

El termino de “La Derecha Endógena”, se uso con mayor intensidad, cuando el presidente Chávez definió la política de crear el PSUV, como uno de los pasos a la consolidación y fortalecimiento del PRP, las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades que por su posición en el aparato productivo burgués, les era y le es incomodo ingresar a un partido socialistas, ya que va en contra de su intereses de clase, lo utilizaron para descalificar a la dirigencia nacional del PSUV, que a su vez eran ministros y/o diputados a la AN.

Una investigación realizada, sin mucho rigor científico, nos pudo demostrar que ataque a los miembros de la dirección nacional del PSUV, de las direcciones regionales y de las direcciones municipales provienen de las ONG, de los grupos, de las organizaciones, de los colectivos, de los micros partidos y de las individualidades, que no se incorporaron al PSUV, dando públicamente un sin número de razones, del porque no ingresaban, pero de forma clandestina, y por la espalda, acusaban a los líderes que ingresaban de que era y son “La Derecha Endógena”.

Es necesario que revisemos el comportamiento político práctico y los intereses, a los que final de cuenta sirven, los funcionarios públicos, ya que el resultado de su actividad hablara por ello:

1.).- El presidente Chávez tomo un conjunto de medidas económicas para enfrentar las consecuencias de la crisis mundial del capitalismo neoliberal del consenso de Washington, entre ella ajuste del Dólar a ser utilizado para el cálculo del precio del petróleo, en el presupuesto 2009, de $60 a $40, rebaja del 6% del presupuesto a todos los niveles, eliminar los gastos suntuarios, reducir los sueldos de los altos funcionarios, pero se dio el caso que algunos presidentes de empresas municipales, que se aumentaron el sueldo mensual, en más de un 45%, de un Sueldo de BsF. de 5.500,00 a uno de BsF. 8.000,00, después del anuncio presidencial, con lo cual se contradijo una orden directa del presidente Chávez, expresando que sus supuestos principios revolucionarios socialistas bolivarianos solo son palabras hueca, llenas de demagogia y mentiras, que solo lo mueven sus intereses egoístas e individualista, que está con proceso bolivariano socialista por el dinero, por las prebendas y por altos cargos burocráticos que pueden obtener.

Una expresión de “la Derecha Endógena”, se expresa cuando un presidente de una empresa municipal, estadal o nacional, se aumenta el sueldo, contradiciendo las órdenes del presidente Chávez, no solo de no aumentarse, sino que hasta rebajárselo.

2.).- El presidente Chávez propuso la política y la estrategia de unificar todas las estructuras organizativas, partidistas y de los movimientos sociales, en una sola organización partidista, que se convierta en la vanguardia del proletariado, para que dirija el proceso de construcción de la República Bolivariana Socialista de Venezuela, de acuerdo con el texto de la CNRBSV.

La construcción del PRP, en la actual coyuntura se conoce como PSUV, fue obstaculizado y saboteado principalmente por las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades, que se autodefinen como afectas al proceso bolivariano socialistas, negándose a fusionarse en PSUV, y pasar a ser organismos de base del partidos, en sus localidades, de haberlo hecho, fueran perdido su capacidad de negociación y chantaje, el cual pueden realizar con facilidad con la existencia de dichas organizaciones, como quedo evidenciado, con los diferentes acuerdos burocráticos, realizados entre algunas gobernaciones y alcaldías y las autodenominadas organizaciones de los movimientos sociales, después de las elecciones de noviembre 2008.

El desarrollo de las fuerzas productivas, que se produjeron y se producen en el capitalismo, simplificaron las contradicciones de clase, ya que en el capitalismo se divide en dos grandes campos enemigos, en dos clases sociales, que se enfrentan directamente: la Burguesía y el Proletariado, por lo tanto la lucha de clase, se dará entre el partido de la burguesía y el partido del proletariado.

Porque los partidos son la vanguardia y la dirección colectica de una clase, organizada en clase para sí y en sí. Por lo que cualquier estructura organizativa es una dirección colectiva de una clase. El Proletariado como clase social con un solo objetivo y un solo interés, que es su liberación y la de todo el pueblo, de la esclavitud a la que la somete el sistema capitalista, por lo cual el proletariado solo necesita de un partido, para dirigir la construcción del socialismo del siglo XXI.

En cambio la burguesía, como clase social, que tiene varios objetivos e intereses disimiles, lo cual puede permitirse varias estructuras organizativas para cada objetivo y para cada interés, de los diferentes sectores de clase burgueses.

Por lo tanto, en el proceso de construcción del socialismo del siglo XXI, el proletariado se organiza como clase, en un solo partido, en el Partido Revolucionario del Proletariado, (PRP), en la actual coyuntura de la revolución bolivariana socialista, el partido de la clase obrera es el PSUV, otras estructuras organizativas son expresiones de clase de la burguesía, al servicio de la BFE y del imperialismo yanquis, algunos de forma conscientes, otros de forma inconscientes, pero al fin y al cabo, son partidos y organizaciones burguesas, aunque tengan nombres radicales de izquierda.

Las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades que se autodefinen como afectas a proceso bolivariano socialista, en la práctica son instrumentos del imperialismo y de la BFE, para impedir la construcción del socialismo del siglo XXI y restaurar al sistema puntofijista. Ejemplo de ellos, son las derrotas electorales que han sufrido las fuerzas bolivarianas y socialista en la UCV, que entre su causa está la división política organizativa, expresa en el sin numero de organizaciones estudiantiles y profesorales existen. Lo mismo sucede a nivel de los barrios, donde los disimiles intereses y objetivos de las diferentes organizaciones existentes, han impedido la consolidación de las comunas, y más bien a favorecido los planes de la BFE y de los escuálidos para penetrar los sectores populares, ejemplo de ello es el “23 de Enero”, con los grupos foquistas y aventureros, que con algunas de sus acciones han puesto en peligro hasta la propia revolución bolivariana socialista. Podemos afirmar, que mucho se organizaron como grupos de presión, para negociar con el gobierno, prebendas como el financiamiento para su funcionamiento, al mejor estilo de la ONG abiertamente neoliberales, para acordar puestos burocrático en la administración pública, lo cual lo decimos, porque su práctica ha sido esa, desde el gobierno de Caldera Petkoff Matos hasta nuestro día.

Una expresión de “la Derecha Endógena”, se expresa cuando las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades, se niegan a formar parte del PSUV, y a disolver sus respectivas estructuras organizativas.

3.).- La Consigna ¡Patria Socialismo o Muerte!, ¡Venceremos!, no es una consigna de una agrupación política partidista, ni para movilizar a las masas por objetivos político, sino que es una consigna del estado bolivariano socialista, para la coyuntura política de construcción del socialismo del siglo XXI y la lucha contra el imperialismo yanquis. Comparable a la consigna “Dios y Federación”, que hacia 1860, era la consigna del partido federal, con el triunfo de la federación, se convirtió en la consigna del estado venezolano, que hasta aparece en el escudo de armas del país.

La consigna ¡Patria Socialismo o Muerte!, ¡Venceremos!, es la consigna oficial del estado Bolivariano Socialista de Venezuela, por lo tanto, debe ser escrita a pie de página de todos los documentos oficiales. Pero se observa que en algunas alcaldías, presidente de empresas municipales, giraron instrucciones escrita para sustituirla por otra consigna, de corte reformista.

Una expresión de “la Derecha Endógena”, se expresa cuando un presidente de una empresa municipal, estadal o nacional, ordena que la consigna a pie de página de los documentos oficiales, se otra diferente a la consigna oficial del estado bolivariano socialista de Venezuela, y con la cual el presidente Chávez culmina sus intervenciones públicas, es decir, la consigna ¡Patria Socialismo o Muerte!, ¡Venceremos!

4.).- La construcción del Socialismo Bolivariano del siglo XXI, se debe inventar día a día, porque nada está escrito, las enseñanzas de los clásicos, de Marx, de Engel, de Lenin, de Stalin, de Mao, nos indican cómo debemos actuar para la toma del poder político del estado, pero no para gobernar e iniciar el proceso de construcción del socialismo.

En el proceso de construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI, se vienen implementando estrategia para avanza en camino de una sociedad más justa y humanitaria, la sociedad socialista, como las Misiones, luego de su arranque inicial, que causaron gran impacto en la población, ya que resolvieron problemas sociales, que se venían arrastrando desde los inicio de Venezuela como república independiente, como el analfabetismo (Robinson) , el sistema de salud público al servicio del pueblo, (Barrio Adentro), etc.,

Mucho de los líderes y dirigentes, que se autodefinen bolivarianos y socialistas, no creen en la eficiencia de las misiones, lo cual han demostrado tan en la práctica, como en expresiones verbales, en reuniones privadas, sin la presencia de las cámaras de los medios de comunicación, aunque en público se desviven en elogios y alabanzas.

Para 2009, las misiones vienen siendo impulsadas por las auténticas revolucionarias y revolucionarios bolivarianos socialistas que han comprendido el carácter socialista bolivariano de las misiones.

Mucha de las actuales experiencias de las misiones (Robinson, en especial) se realiza por el compromiso de los facilitadores y de los propios estudiantes, que oyendo las orientaciones del presidente Chávez, de la necesidad aprender y estudiar para avanzar en la construcción del socialismo del siglo XXI.

Las actuales experiencias en 2009, viene siendo saboteadas y obstruidas por algunos presidentes de empresas municipales, no le prestan la ayuda para inicial la actividad, cuando esta se convierte en un éxito, a pesar de ellos, que llama la atención de los altos funcionarios, tanto nacionales como extranjeros, los funcionarios que obstruían y saboteaban la misión, aparecen como sus salvadores, esconden a sus facilitadores(a los cuales acusan de ser escuálidos, para aislarlo, de altos funcionarios del estado y de los demás trabajadores de la empresa), lo sustituyen virtualmente por sus acólitos, gente sin escrúpulos, que desconocen los principios de solidaridad, de hermandad, de amistad, que sólo son leales a los que les garantizan y le dan seguridad de recibir su sueldo, su quince y su último.

Una expresión de “la Derecha Endógena”, se expresa cuando un presidente de una empresa municipal, estadal o nacional, sabotea y obstruye el desarrollo de las misiones, autenticas expresiones socialistas y bolivarianas.

A Manera de Conclusión

La categoría “Derecha Endógena”, se viene utilizando como una arma política, para desprestigiar a los adversarios políticos, en algunos casos, auténticos revolucionarios bolivarianos socialista, que viene realizan las tareas y las actividades en el proceso de construcción del socialismo del siglo XXI.

Los que utilizan la expresión “Derecha Endógena”, generalmente son los que tiene práctica neoliberal y capitalista, es decir, son los auténticos derechistas.

Una expresión de “la Derecha Endógena”, se expresa cuando se sabotean y obstaculizan las misiones bolivarianas socialistas; cuando los altos funcionarios se aumentan sus sueldos, en plena crisis y con llamados de austeridad del presidente Chávez; cuando se elimina la consigna ¡Patria Socialismo o Muerte!, ¡Venceremos!, de los documentos oficiales.

La no disolución de las ONG, los grupos, las organizaciones, los colectivos, los micros partidos y las individualidades para que conformaran el PSUV, es una expresión de “la Derecha Endógena”

¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!

¡Revolución e Independencia!

¡El socialismo se conquista peleando!

¡A desechar las ilusiones,….prepararse para la lucha!

¡Con Chávez y Fidel, y su ejemplo, seguid perseverando, que el socialismo se conquista peleando, peleando hasta vencer, que un pueblo organizado conquistara el poder, peleando, peleando, hasta vencer!

¡No Hay frontera…. En esta guerra a muerte!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



Gregorio Chávez Romero

Ingeniero Electronico. Docente Universitario. Consultor de Seguridad Física e Incendio. Socialista, Marxista Leninista. Miembro del PSUV

 gregorio.chavezromero.bcwg@gmail.com      @gregoriochavezr

Visite el perfil de Gregorio Chávez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: