Ruralidades

Unidad, unidad anti-imperialista

Que tiene su asidero, como asunto primordial, en los acuerdos y coincidencias de criterio, sujetos a los principios revolucionarios marxistas-leninistas, que se mantienen en el tiempo a pesar de los miquilenas y los petkoff quienes, entre otros, trataron de destruir al Partido Comunista de Venezuela (PCV), vanguardia de la unidad de los revolucionarios en la lucha contra el imperialismo yanqui. 

Luego entonces, si es el PCV el que durante más de siete décadas ha venido enarbolando la bandera de la unidad del pueblo venezolano contra los explotadores de aquí y de más allá de la frontera, sería incomprensible ver parte de su militancia involucrada en la dañina política del regateo burocrático, que tanto contratiempo le ha ocasionado a la unidad de los revolucionarios y al pueblo en general. 

Debemos contribuir a la orientación, sí, pero jamás caer en la tentación de meter cuña para quedarnos sólo con la astilla. Que lo hagan otros. No los miembros del Partido de los trabajadores de las ciudades, del campo y del mar. Son estos los que nos deben ordenar, con su voto, hasta dónde llegar por ahora. De lo que, sin pedírselo en ésta favorable coyuntura, estamos contestes en indicar que será hasta los cuerpos deliberantes y gestionarios más cercanos y de continuo contacto con sus problemas a resolver, que no a los colegiados de poltrona metalizados, todavía campantes y con la misma indiferencia adecopeyana de la vieja burocracia, aún enquistada en el aparato del Estado. 

No estamos enterados, hasta ésta tarde del martes 29, cuando escribimos, de los resultados del encuentro de los “Aliados rojitos se ven las caras hoy”. Somos optimistas cuando esperamos que no surja, de nuevo, la argumentación de “…la falta de respeto”. Es más, esperamos que vuelva la escurridiza armonía sin la suspicacia. La franqueza de este planteo no debe quedar exento de la coincidencia con el tratado por los “aliados rojitos…”, después de la enfatización por parte de los camaradas del PCV, en cuanto a que “…nunca han (hemos) abandonado los espacios de la coalición y si…evaluado a los abanderados en función de sus cualidades revolucionarias, por lo tanto no pueden (podemos) respaldar a “…quienes se alinearon con la oposición y fuertes grupos económicos”, de lo que éste viejo comunista no se atreve a poner en duda en cuanto a que el líder de la revolución Hugo Rafael Chávez Frías, se dará por enterado para su consideración que no quiere decir cuota para la parte denunciante. 

No podemos quedarnos con la sola observación a los camaradas del PCV, que en esta favorable circunstancia política, gracias al pueblo venezolano y a Hugo Chávez, por fin tiene libertad de acción. Es necesario decir en aras, de la unidad de los hombres y mujeres revolucionarios, que tampoco es conveniente el comportamiento de algunos camaradas del PSUV que utilizan el micrófono y se comportan con la estridencia de un Rómulo Betancourt contra los aliados. 

No se dan cuenta (¿o si?) que los aspavientosos oposicionistas, a falta de argumentación valedera, hacen de las bravuconadas un estandarte contra nosotros mismos y no podemos imaginar al líder aupando un comportamiento que se devuelva como un boomerang, así sea para uno solo de los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela que con tanto esfuerzo es organizado por Hugo Chávez, como la primera fuerza camino al Socialismo. 

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!! 
 
 

*pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1146 veces.



Pedro Méndez*


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor