¿Son los EE.UU. un Estado fascista?

El fascismo: pasado y presente
¿Son los EE.UU un Estado fascista?

Una simple aproximación


Permítanos, en términos muy generales, explicar brevemente a nuestros
estudiantes y amigos por qué estamos utilizando el concepto
"globofascismo" para determinar la quintaesencia actual de los EE.UU. y
del Orden Mundial real-existente.

Históricamente, el fascismo apareció en una cierta fase de la
acumulación del capital y del imperialismo europeo, es decir, entre las
dos guerras mundiales, 1919-45. Se caracterizó en primer lugar como un
movimiento de masas político e ideológico, que muy pronto comenzó a
dominar muchas partes de Europa Central, del Sur, y Oriental. Más tarde,
el veneno nazi se inyectó globalmente a la Europa Occidental, los
Estados Unidos, Africa del Sur, Japón, América Latina y el Medio Oriente.

En Italia, Benito Mussolini acuñó el concepto "fascismo", como el nombre
de su partido político. El término se tomó de latín, de "fasces" que
significa un manojo de olmo o varas del abedul. El símbolo consistía en
una hacha que originalmente se usó como un símbolo de autoridad penal en
el Imperio romano. Para poder clasificar los EE.UU., debemos notar que,
en el pasado, los varios partidos políticos fascistas tenían múltiples
características differentes. Sin embargo, al mismo tiempo, todos ellos
han tenido ciertos atributos comúnes. Entre ellos se encuentran: un
nacionalismo militar extremo, un desprecio para la democracia electoral,
los derechos humanos y las libertades civiles. Además, el fascismo
aborreció el liberalismo político y cultural, más aun, las clases
sociales bajas y humildes. Favorecíó el autoritarismo sadista, el
totalitarismo elitésco, el corporatismo capitalista, creyó en el
socialdarwinismo, en el "Herrenvolk", en la "raza aria", en las
estructuras sociales jerárquicas. Sus rasgos transhistóricos más
sobresalientes son la discriminación social, el racismo, el terrorismo,
el genocidio, el "anti-terrorismo" y el anti-comunismo. Casi todos los
líderes fascistas tienen un deseo muy fuerte de crear una "patria", un
"Vaterland", una "Volksgemeinschaft", una comunidad en que se deberían
sacrificar los intereses individuales al "bienestar" del "Volk", de la
nación, del Imperio Mundial, del "Reich".


Básicamente, los EE.UU. hoy bajo la administración de G.W. Bush,
califican para la mayoría, si no para todos estos atributos fascistas.
Seguramente, en latencia y tendencia, juzgado por sus "Patriot Acts", su
máquina de guerra poderosa, la agresión belicosa, etc., podrían ser
clasificados como un Estado "neo-nazi" que está extendiendo sus
tentáculos policíacos y su hegemonía racista a través de todo el globo.

Anteriormente el fascismo se extendió regionalmente, pero el fascismo
corporativo estadounidense actual comprende todo el globo, por eso, es
un fascismo global, es el globofascismo. No obstante, en muchos países
fascistas del pasado, el objetivo general también era establecer una
asamblea de corporaciones gigante, un "parlamento corporativista," que
debería controlar todas las organizaciones independientes de los obreros
rebeldes.

En Alemania, este tipo de "parlamento" estaba organizando un programa,
llamado "la Fuerza a través de la Alegría". Proscribió las huelgas de
todos los obreros. En realidad, el fascismo usó el corporatismo para
destruir los movimientos laborales y suprimir todo tipo de
disentimiento político, socialista y comunista. Después el fascismo,
incluso el tipo croata, ruso, argentino, brasileño y chileno, había
propuesto la "solucion corporatista" para todas las disputas laborales.

Como su matriz, el fascismo transhistórico contiene los elementos
siguientes: la explotación económica, la dominación política, la
discriminación social, el militarismo mortal y la alienación
deshumanizadora. Todos ellos son inherentes en el capitalismo,
imperialismo y corporatismo euro-estadounidense. Ciertamente, en la era
del decaimiento del imperialismo, el fascismo no era un accidente, y
mucho menos el antojo o capricho de un "Führer" , un "Bush" o un
"Estanga". Es la verdadera mueca de la "democracia" metropolitana, del
capitalismo global, del sistema laboral en agonía. Un estudio científico
cuidadoso de los EE.UU. de hoy, de todas sus acciones salvajes abiertas
y abrigadas, podría revelar fácilmente su carácter fascista doméstico y
su agresión nazi foránea, su globofascismo.

Este salvajismo globofascista, Pedro el Breve y su horda de golpistas
trataron de desplegarlo en Venezuela, contra el gobierno democrático y
legítimo del Presidente Hugo Chávez Frías. Esta amenaza fascista no
desaparecerà de América Latina y del Mundo, hasta que todo el modo de
producción capitalista haya desaparecido para siempre de la Vía Lactea.
Por eso, compatriotas, amigos, siempre, ¡Estén alerta! ¡Hasta la victoria
siempre!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3785 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5796.htmlCd0NV CAC = Y co = US