¿Abstenerse o votar, cuál es la diferencia para Maduro?

Para la reelección de Maduro "El fin justifica los medios" (antes que la AN apruebe y publique en gaceta el nuevo disparate de control y persecución, como próximo instrumento represivo del gobierno madurista que resaltará aún más su caracterización de tiranía fascista de derecha neoliberal, no hay dudas que con ésa nefasta "ley contra el Fascismo" es en realidad contra los derechos humanos de la disidencia opositora, la izquierda crítica y es el adelanto contra las venideras protestas de calle después del 28J cuando comience su nuevo periodo de hambre, dolor y lágrimas).

Si, para Maduro "el fin justifica los medios", comenzamos el presente artículo con la inmortal frase del referente histórico Nicolás Maquiavelo, el pensador renacentista quien convirtió la política en un arte usando códigos interpretativos y reconocimiento en las relaciones de poder entre factores sociales que aún en sus diferencias profundas por el bien o el mal políticamente hablando se puedan entender eficazmente, pero aquel Nicolás, él filósofo de Florencia jamás imaginó que 500 años después por aquí en la jungla política tropicalizada de nuestra maltratada venezuela, apareciera en circunstancia de incompetente manejo del poder otro "Nicolás" que guardando la infinita distancia cultural del pensamiento político crítico, en éste tiempo desafía toda regla elemental de los principios democráticos para imponer con complacencia de la burguesía y la complicidad crematistica de la clase política opositora participante un resultado electoral contra las mayorías del pueblo venezolano.

Es una verdad absoluta que Nicolás Maduro y su fascinerozo gobierno utilizan y abusan de todo el poder y los recursos del estado a su alcance para aferrarse a un mandato ilegítimo por seis años más si lo dejan, para seguir violando la constitución y saqueando el país; de allí que dispone de una grotesca y multimillonaria bolsa para cubrir todos sus atajos electorales en medio de una crisis de orden histórico, imponiendo su deseo electoral trucado con financiamiento de todos sus candidatos "opositores" inscritos pero sin ninguna opción posible porque ellos solo son parte del show electoral para legitimar a Maduro, es decir que por la plata bailan los 14 monos con su total complicidad, modelando la crisis de valores éticos que actualmente afecta desgraciadamente la política venezolana.

Para "Nico Gi" (como se hace llamar ahora cuando yá perdió hasta el sentido del ridículo, después de los conciertos musicales que proyectan la sensación de una aparente prosperidad económica de un país en crisis total), entre abstenerse o votar por cualquiera de los candidatos de su compalza no hay diferencia ni habrá otro resultado que cambie su plan, porque ya el ganador para el CNE es Nicolás Maduro, y la asquerosa hipocresía de éstas elecciones presidenciales es que meses antes del proceso de votación ya se sabe quién será el ganador, porque son elecciones arregladas para un objetivo predeterminado, o sea que Nicolás compró todos los números de la gran apuesta presidencial donde sus "competidores" están plenamente conscientes de el triste papelón que les tocó jugar en el teatrillo electorero del 28J, esa es una verdad irrefutable y teníamos que decirlo duelale a quien le duela y arrechese quién se arreche carajo, pero es una inmoralidad seguir engañando al pueblo con una falsa polarización qué no existe porque en el fondo es una simple ceremonia irresponsable de chulos y estafadores políticos.

No es otra la lectura correcta de esta nueva y vergonzosa estafa política al noble pueblo venezolano, cuando todos el mundo sabe de la baja popularidad y el gran rechazo generalizado que tiene Nicolás Maduro en la mejor encuesta del país (la calle) por su pésima gestión, sin posibilidad alguna de superar la intención del histórico voto castigo del 80% expresado a través en un candidato o candidata que valdría la pena si así fuera el caso para el pueblo venezolano, pero Maduro, el psuv y sus aliados saben a ciencia cierta éso, que como tienen la hegemonía del poder con el manejo discrecional del tesoro público y el control del resto de los poderes públicos, pero además cuentan con la bendición del departamento de estado de los EEUU, pueden tranquilamente hacer su fechoría sin que nadie lo impida y tengan la plena seguridad de que lo van a hacer, porque de lo contrario él y su entorno embasurado tendrán que pagar graves consecuencias por la catastrófica gestión y los delitos cometidos.

Por la honestidad política que nos caracteriza, correspondiendo con la responsabilidad histórica y crítica con la que hablamos y actuamos, es nuestro deber patriótico alertar al pueblo venezolano para que no sea nuevamente utilizado en su buena fé y el deseo de cambio por la necesidad de salir de éste gobierno, caer en la trampa caza bobos de la retórica discursiva de éstos fariseos y politiqueros opositores que sabiendo que ésta será una charca electoral negociaron su participación en la fiesta electoral de Maduro, aceptando el silencio indigno sin denunciar las limitaciones antidemocrática impuestas por el gobierno de privar la participación de otras candidaturas inconvenientes para asegurar el plan madurista; de no ser así, como explican los 14 candidatos participantes de la oposición trepadora, porque el gobierno permitió sin mayor requisito la inscripción de sus candidaturas?; porque el gobierno no les secuestró los partidos y sus tarjetas?; porque están obligados a guardar silencio en el tema salarial y el 91 constitucional; porque no denuncian la arbitrariedad, el autoritarismo y la persecución política del gobierno?; de dónde ésos candidatos sacan la plata para la campaña de la falsa polarisacion?, está muy claro que las respuestas a éstas preguntas los comprometen a todos ellos con la reelección de Nicolás Maduro.

Lo cierto es que la verdadera "competencia" de Maduro es el mismo Maduro, pues su apetencia por mantener el poder es su fin último y cualquiera sea el medio utilizado lo justificara por las malas de ser necesario como lo dijo anteriormente, y todos los candidatos batequebraos participantes lo saben y están conscientes y de antemano avalan el resultado cantado porque juegan posición adelantada negociando desde ya algunas gobernaciones e cuotas de diputados, no hay la menor duda que éstos candidatos colaboracionistas de Maduro bailan al són que les toquen y Maduro es quien paga la música de su fiesta electoral que con voto o sin voto será el ganador, entonces no tiene mayor sentido votar y hacerse pasar por pendejo sabiendo que Maduro se robará las elecciones y los 14 candidatos que van desde el filósofo que si lo matan muere, pasando por el candidato en alquiler, hasta el neoadeco reencauchao y encantador de serpientes, son los cómplices de Maduro en la gran estafa electoral del próximo 28J.

Finalmente, al pueblo no se le puede obligar a votar por Maduro ni por oposición fraccionada porque ninguno de sus candidatos que también son neoliberales garantizan nada bueno para el país, es decir, directa o indirectamente, porque no representan los intereses del pueblo trabajador son igualmente unos vende patria desclasados y no tienen compromiso programático de contenido social con la clase obrera, de alli que el pueblo venezolano NO TIENE CANDIDATO y por lo tanto no tiene por quien votar, tampoco hay motivos y menos con las "razones" argumentativas de la izquierda reformista que por su desespero oportunista echa manos al supuestamente menos malo de los 14 neocandidatos de la burguesía opresiva y saquedora del país.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: