Próspera: Un venezolano que "huyendo del comunismo", ahora crea la ciudad del futuro en América Latina

El mundo actual se caracteriza por sus interconexiones a un nivel amplio y global en el que los fenómenos físicos, biológicos, psicológicos, sociales y ambientales, son todos recíprocamente interdependientes. Para describir este mundo de manera adecuada, necesitamos una perspectiva más amplia, holista, sistémica y ecológica que no nos pueda ofrecer las concepciones reduccionistas del mundo ni las diferentes disciplinas aisladamente, ancladas en un paradigma rígido, estático y pasivo… Por todo ello, necesitamos una nueva visión de la realidad, un nuevo paradigma, es decir, una transformación fundamental de nuestro modo de pensar, de nuestro modo de percibir y razonar, y de nuestro modo de valorar, ya que la mayor crisis de la sociedad actual, es esencialmente, una crisis de percepción

Nuevos Fundamentos de la Investigación Científica. Miguel Martínez Miguélez

¨¨

I América Latina: Confundida en un laberinto de pobreza y migración

Sería necesaria la escritura de un libro para medianamente acercarnos hacia la realidad de fracasos e incertidumbres que se multiplican en América Latina, donde lo político, económico y social como oxigonio de las principales variables que nos sacuden como una región llena de recursos naturales, pero con un déficit inmenso de políticas públicas que pudieran cambiar una realidad constante de complejas situaciones, en las cuales los problemas básicos y fundamentales de vida, no encuentran respuestas por parte de "Estados" y gobiernos, que solamente han generado multiplicidad de hechos antípodas con la naturaleza de ser humano, y cuyas principales degradaciones en lo existencial han desembocado entre una inedia y una anomia, en las cuáles, si algo puede comprobarse, esta referido con el amasiato político entre el fiasco y la corrupción.

En efecto, en América Latina existe una casta política de basárides que sólo han destruido nuestras naciones bajo las connotaciones populistas y desde complicidades vinculadas con el erostratismo de sus cómplices, en donde los conciertos de impunidad abundan con facundos discursos, pero en esencia, casquivanos en sus palabras, porque solo nos conducen de abismo en abismo sobre nuestros pueblos.

Ante ello, si algo han logrado con eficiencia la mayoría de gobiernos de Latinoamérica, y sobre todo el trinomio del comunismo – Cuba, Nicaragua y Venezuela – ha sido la creación del ilotismo, en plena contradicción al Tratado del Entendimiento Humano (Locke, 1765), y prácticamente sobre la base de sus repetidos errores, condenan el futuro de las generaciones actuales y venideras, lo que por supuesto, si algo consolida, son las carencias sociales, ante desequilibradas economías que sólo benefician a sus pequeños grupos de control en el poder, y cuyas vertientes inmediatas han afectado consecuentemente al continente, antes, durante, y posterior a la pandemia del Covid-19, siendo la migración, la más recurrente y cuyas cifras van en aumento según cifras de las organizaciones internacionales; fundamentalmente aquellos(as) que transitan por el Darién, donde la mayoría de ellos/(as) impactan con imágenes{1} que sólo pudieran compararse con el averno.

Y mientras América Latina continúe por esa vía, con la excepción de unas muy pocas naciones que respetando los valores democráticos, intentan solucionar sus problemas económicos para trasmitir desarrollo social; pareciera que a los gobernantes de turno, solo les importa un ardite las necesidades de sus pueblos, y en consecuencia, no se observan en la praxis mecanismos de presupuestos, ejecución pública y concreción de medidas económicas, que deberían estar enfocadas en las libertades económicas, derechos humanos, y vinculaciones sociales entre la educación, salud y cultura. En concreto, América Latina pareciera destinada a seguir transitando el laberinto de la pobreza y la migración,

II Medidas exitosas en otros continentes que ignoran los gobiernos de América Latina

Y sobre la base de las podredumbres gubernamentales que han controlado los destinos de la región, pareciera que no existen intereses en relación con los proyectos económicos de esos territorios que han incidido positivamente en inversiones y en la disminución constante de la pobreza y la emigración. De hecho, hay una clara confusión cuando los países establecen "acuerdos bilaterales", porque pareciera que son los Estados y gobiernos de esos países los que generan las acciones concretas de desarrollo; obviando que éstos lo que han hecho es facilitar a las empresas por intermedio de seguridad jurídica y económica, que establezcan sus inversiones en sus territorios, y desde tales condiciones, éstas confluyen en áreas de producción de bienes y servicios.

Verbigracia, los acuerdos que tienen que establecerse en América Latina están mal diseñados y orientados; porque los Estados como China, Singapur, Malasia, India, Vietnam, Japón, o de la Unión Europea, terminan a la postre monopolizando las operaciones de inversión, y resulta que al final todo queda en mayor obstrucción burocrática, y hasta en enormes casos de corrupción, como fue el caso de Odebrecht en Venezuela – una empresa brasileña – que sin ajustarse con las condiciones del derecho internacional, terminó en una gigantesca corrupción, cuyo daño patrimonial contra Venezuela se estima en alrededor unos 20 mil millones de dólares, y peor, sin responsabilidades entre los gobiernos de Venezuela y Brasil, y menos para la empresa mencionada.

Incluso, es frecuente en los titulares de nuestros países, leer informaciones que tal o cual nación, invertirá determinada cantidad de dinero en proyectos de envergadura, cuando la realidad es que son las empresas, sus marcas y sus asociaciones las que generan semejantes inversiones, y lógicamente éstas las que pueden transformar las realidades de espacios y territorios, generalmente afectados por las crisis, y desde esa perspectiva, poder crear bienestar y crecimiento económico a través de empleos, y la multiplicación de emprendimientos. Entonces, nuestros ordenamientos jurídicos, deben ajustarse conforme como ha sido el desarrollo económico, y permitiendo que las empresas motoricen sus iniciativas hacia nuevos estadios tecnológicos, industriales y de servicios.

III Próspera: Un venezolano conforma la ciudad biotecnológica-financiera-industrial y de turismo de América Latina

Sobre la base de lo mencionado, un venezolano, que según declaraciones propias salió de Venezuela, "huyendo del comunismo", y en esa salida, logró desde Estados Unidos expandir sus ideas de inversión y economía en América Latina, y comenzar a desarrollar un proyecto en Honduras, sobre la base de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), y cuya fundación ejecutó con el nombre de Próspera ha sido todo un suceso de inversión y generación de empleos en la isla de Roatán; donde una inversión que se materializó en pleno Covid-19 y posterior a esa pandemia, después de cumplir con las exigencias constitucionales y jurídicas que además acordaron un espacio de 50 años con el gobierno respectivo y sus instituciones, lo cual, tal y como se hace en otras naciones, constituyen el principal aval de garantías para los inversionistas internacionales.

Y en este contexto Erick Brimen, fundador de tan importante proyecto señala: "Próspera llega al identificar una legislación avanzada del mundo en Honduras con el propósito de atender el llamado a una crisis política y económica del país, siendo inversionistas interesados en una libertad jurídica similar a las grandes potencias mundiales como Hong Kong, Shenzhen y los Emiratos Árabes, comprometidos en replicar la creación de más espacios de oportunidades y fortaleciendo la institucionalidad del país" {2}.

O sea, que ante una situación como la descrita al inicio sobre las crisis de América Latina, la orientación de una ley adecuada conforme con los preceptos de necesidades económicas y sociales, y de amplios términos en el respeto con el derecho internacional, fue posible concretar el inicio de una ciudad en América Central, que además se erige como promotora en el mundo en las transacciones financieras al acoger el bitcoin como unidad de cuenta para sus operaciones nacionales e internacionales, lo cual coloca a Próspera en la vanguardia internacional de operaciones en moneda digital {3}, lo cual además, disminuye los riesgos de capitales fraudulentos y al margen de la ley; debido al control estricto que existen con tales procedimientos, y lo más importante, sus procesos factibles y sencillos en los mecanismos de programas de contabilidad y administración, aunque precisamente como lo señala Martínez (ob.cit) necesitamos una nueva visión de la realidad, cuya principal crisis es de percepción; y por ello, los detractores de este tipo de tecnología, siempre estarán marcando sus "opiniones", básicamente desinformativas.

En consecuencia, el principal factor que tiene Prospera en su lucha por consolidarse como una ciudad innovadora y del futuro y, como una de las tres ZEDE que se levantan en Honduras, está en la desinformación de una retórica repetida – monserga – sin argumentos ni ideas, es decir, planteamientos estólidos, pero con una enorme estructura internacional originada en "Progressive Internacional", y controlada por David Adler, quien busca desestabilizar con sus operadores gobiernos "no progresistas" – casos Argentina, Ecuador o El Salvador -, alegando "derechos laborales o humanos", o en el caso de Honduras ante las ZEDE, generar desinformación para impedir sus éxitos {4}, que se encuentran promovidos en millones de dólares de inversiones, y miles de empleos directos e indirectos, los cuales disminuyen los principales problemas que necesitan los pueblos de Honduras y América Latina.

En síntesis, un venezolano junto con un equipo de máxima competitividad, entre profesionales, trabajadores y emprendedores, desarrolla una ciudad pionera en lo bio-tecnológico, financiero, industrial y de turismo en América Latina, que además se vincula con un centro de ciencia e investigación llamado Vitalia, que es la integración de los factores educativos, culturales y sociales en Roatán, y también en la medicina y neurociencia con los más avanzados descubrimientos, y surgimientos de nuevas teorías. Próspera: la ciudad del futuro en América Latina creada por un venezolano.

***

{1} https://twitter.com/vivassantanaj_/status/1691806749588676773

{2} https://www.latribuna.hn/2022/11/05/erick-brimen-director-de-zede-prospera-los-verdaderos-ganadores-son-los-hondurenos/

{3} https://www.criptonoticias.com/regulacion/ciudad-prospera-hondura-precios-bitcoin-bienes-servicios/

{4} https://twitter.com/vivassantanaj_/status/1750283410424185313



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4126 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Más de 6 millones de lecturas en Aporrea. Autor de la Teoría de la Regeneración del Pensar. Dr. en Educación (UPEL). Maestría en Educación, mención Enseñanza del Castellano (UDO). Lcdo. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA). Profesor de pre y postgrado tiene diversas publicaciones y ponencias internacionales acreditadas y arbitradas por editoriales, universidades e instituciones de España, Rusia, Estados Unidos, Alemania, Francia, y naciones de América Latina.

 jvivassantana@gmail.com      @_jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: