Carreño y el bodrio de ley seca

Señor Ministro Pedro Carreño:

Con todo mi respeto me dirijo a Usted para plantearle mi humilde opinión
sobre la ridiculísima medida que acaba Usted de anunciar en el Plan de
Seguridad Ciudadana 2007. Me refiero específicamente a la restricción en la
venta de bebidas alcohólicas. ¿Es que acaso no sabe Usted que el primer
milagro de Jesucristo a instancias de su Santa Madre fue precisamente la
conversión del agua en vino en la celebración de las Bodas de Canán? Y
disculpen los lectores mi referencia, pero no me parece descabellada puesto
que esta situación está planteada justamente en días de una conmemoración
religiosa como es la Semana Santa. Una cosa es tomarse un par de copas para
relajarse o para brindar por algo especial, incluso para celebrar la Santa
Eucaristía, otra cosa es aturdirse con una borrachera; y eso sólo lo decide
la conciencia del ciudadano que consume, no la persona que vende la especie.
Del orden público y de la circulación de personas en estado de ebriedad “se
encargan las autoridades”, es esa su función, su labor, su misión, la
justificación de su sueldo… y la de nuestros impuestos también.

No quiero con esto abogar por el alcoholismo, pero es que de verdad creo que
Usted ha metido la pata hasta el fondo al tratar de limitarle al venezolano
esa costumbre tan ancestral, humana y universal de “tomarse un traguito” en
sus ratos de descanso.

¿Cree Usted que logra algo con esos absurdos horarios que lo que hacen es
que los ciudadanos vayan a comprar su arsenal de licores más temprano que de
costumbre para echarse igual la misma borrachera de siempre? ¿Y los sitios
turísticos? ¿Y los restaurantes? ¿Y las discotecas? ¿Y los espectáculos
públicos? ¿Será que en esos sitios el licor no contiene alcohol? ¿Y la
droga Sr Ministro? ¿Ya colocó el horario para la venta de esta especie que
trae peores consecuencias que unas cuantas cervecitas?.... Creo que la botó
de jonrón Sr Ministro, el pueblo está arrecho, creo que va a tener que
aclarar este panorama porque, como siempre, los más pendejos, los de los
negocios más pequeños son los que van a pagar este bodrio de ley seca, esos
que no tienen otra forma de sustento para sus familias y que todavía no se
recuperan del cierre obligado que les metió la oposición en Diciembre de
2002 con su espectacular paro general.

amanlapaz@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2757 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a32704.htmlCd0NV CAC = Y co = US