Maduro: se ven bonitas las banderas de Venezuela y EEUU

El símbolo por excelencia de cualquier país es su bandera, porque lo identifica, plasma parte importante de su historia y representa a cualquier ciudadano del mundo ante un evento mundial, como en los Juegos Olímpicos o en la ONU. Un patriota se siente orgulloso de su historia, defiende sus símbolos, su integridad y sus derechos; se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia. En países como Estados Unidos, en las escuelas, es costumbre que los niños reciten el Juramento de lealtad a su bandera. En Venezuela, gracias al comandante Chávez, como gran Patriota, se enseñó a amar nuestros símbolos patrios, especialmente nuestra bandera. Él reivindicó la historia de nuestra bandera tricolor. Fue nuestro libertador Francisco de Miranda el ideólogo de nuestra bandera, quien la izó en su buque el "Leander" en la rada de Jacmel (Haití), luego al poner pie en tierra venezolana (03 de Agosto de 1.806) en el fortín de San Pedro de la Vela de Coro a la cabeza de la Expedición Libertadora, desplegó de nuevo el pabellón tricolor. De siete estrellas que representaba nuestra bandera (por las siete provincias coloniales), en el año 2006, el comandante incluyó la octava estrella, la cual vino a representar a la provincia de Guayana, la cual propuso el libertador Simón Bolívar el 20 de noviembre de 1817. Junto a los tres colores que significan el amarillo de nuestras riquezas, al mismo tiempo la sabiduría de nuestros libertadores para liberarnos de la esclavitud y la energía necesaria para tener claridad de pensamiento, agilidad y concentración mental. El azul hace referencia al mar caribe y también al cielo azul; al mismo tiempo es el color protector que transmite paz y libertad. El rojo nos recuerda la sangre derramada por los patriotas en la búsqueda de la independencia; a su vez nos enraíza con la energía de la madre tierra y nos ayuda a sentir que estamos hechos de la misma energía que la hizo. Es el color del amor y la pasión, de los revolucionarios que luchan por la verdad y la justicia del sistema opresor. Nuestra bandera tricolor es un símbolo del patriotismo y lucha; al mismo tiempo nos deja el mensaje de los libertadores que esta es el paraíso o edén de la tierra prometida.

El origen de la bandera estadounidense dista mucho de su sentido histórico de la de Venezuela. La primera bandera surge posteriormente a su declaración de Independencia, el 04 de Julio de 1.776, ya que los EE.UU. contaba con una bandera oficial, aunque antes se trataba de una bandera no oficial fue la que se utilizó durante la guerra de Independencia de este país, la cual sirvió de base para el diseño de la primera bandera oficial de EE.UU. No hay una información fidedigna de su creación, pero la de mayor aceptación es que la primera fue inspirada en el escudo de armas de George Washington (origen inglés), estableciéndose el diseño inicial caracterizado por los 13 estados unidos en barras rojas y blancas alternadas. Según otras teorías, la bandera estadounidense fue ideada por quien para entonces era el congresista Francis Hopkinson y manufacturada por una costurera de Filadelfia de nombre Betsy Ross. En el año 1777, el congreso aprobó la resolución que contiene siete rayas rojas, seis blancas y 13 estrellas en un fondo azul. En 1818 incorporaron siete estrellas más; y así sucesivamente hasta 1960 que sumó el total de 50 estrellas. Entre sus aspiraciones está anexar tres estrellas más: la de Puerto Rico, Cuba y Venezuela. Se le conoce también a esta bandera con el nombre de las "estrellas y las franjas". Para los estadounidenses el blanco representa la pureza, la inocencia del pueblo; el rojo el valor y su coraje y el azul la perseverancia y la justicia. No podemos pasar por alto quién fue G. Washington (ese señor que aparece en el billete verde que ha impuesto el gobierno gringo y que el gobierno de Venezuela avala): fue financiado por poderosos sectores económicos para la guerra de independencia y atraer soldados por la paga; haciendo la guerra para los ricos, aceptando obsequios en recompensa de su labor cumplida; fue anexando territorios para los EE.UU. de manera brutal, hasta establecer sus dominios desde la Costa Este en el Atlántico hasta llegar a la Costa Este en el Pacífico, a lo largo de este proceso se embelesaron en el exterminio brutal de los indígenas originarios del territorio.

A través del Tratado de Guadalupe Hidalgo o Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo entre los EE.UU. y México, fue firmado al final de la intervención estadounidense en México (02/02/1848), que México cedería más de la mitad de su territorio (lo que hoy son los estados de California, Nevada, Utah, Nuevo México, Texas, Colorado, Arizona, parte de Wyoming, Kansas y Oklahoma. Es mejor decir que los gringos le robó ese inmenso territorio a México; así como Estrada Palma (presidente de Cuba, 1903), le "cedió" a EE.UU. la base naval de Guantánamo (un área de 117,6 Kms2), hace más de 118 años, en contra de la voluntad del pueblo cubano, la cual sirve de cárcel para enemigos de ese gobierno, violando el derecho internacional. En nombre de la libertad, EE.UU. con su agresiva política externa ha influenciado a otros países en este lado del continente americano para bloquear a Venezuela; ha ondeado y colocado su bandera para robar territorios, apropiarse de activos de otros pueblos, como el caso CITGO Venezuela; ha promovido guerras innumerables en nombre de Dios, después del 11/09/2001, invadiendo Irak y Afganistán; lo más reciente es la guerra que promueve en Ucrania contra Rusia; a punto de crear un conflicto mundial por quitarle la hegemonía a China en Taiwán y a Rusia a través de los recursos petroleros y alimenticios. EE.UU., con su bandera representa la impureza, lo bajo, el exterminio, el esclavo opresor; su pueblo no puede ser inocente si apoya una guerra solo para destruir a Rusia y a China, con la posibilidad de un conflicto mundial para hacerse el país más poderoso del mundo, que dirija el Nuevo Orden Mundial salvaje para oprimir los pueblos, siendo su gobernante el representante del poder oscuro. No puede ser un país de valor y coraje, ya que todo lo que tiene este pueblo ha sido a costa del robo, de las invasiones, de la sangre de tantos estadounidenses que han luchado contra su sistema, por el contrario ha sido un pueblo que le ha faltado osadía para enfrentar a sus gobernantes genocidas. Lo que sí destaca es su perseverancia en querer invadir pueblos y robarles sus recursos, han sido muy constantes en esta locura; pero la justicia no es su mejor estandarte, pues un pueblo que oprime en nombre de la libertad y de Dios es un pueblo que está condenado a vivir, más temprano que tarde, lo que sus gobernantes han hecho en detrimento de la vida humana. Ley espiritual "todo lo que haces se te regresa". Los símbolos de esta bandera contradicen su esencia.

El presidente Maduro ha manifestado que las banderas de Venezuela y EE.UU. se ven bonitas unidas como deben estar ambos países. Esto en función de las conversaciones que ha sostenido con representantes del imperio, donde han alcanzado importantes acuerdos no del todo conocidos por el pueblo venezolano. Esto es incomprensible. Mientras Chávez mandaba a comer estiércol a los gringos, Maduro hoy les coquetea. Tal vez su interés en que se le reconozca a Alex Saab como diplomático para que obtenga su libertad, lo hace cometer ciertas incoherencias, pues olvida el presidente el daño que le ha causado el imperio a Venezuela y al mundo; que la dignidad del pueblo revolucionario no puede ser pisoteada. Pensar que las uniones de estas dos banderas (la de la libertad y la de la esclavitud) se ven bonitas, es concluir que olvidamos la lucha contra la propia libertad, la cual el pueblo revolucionario no está dispuesto a ceder. Ambas banderas son totalmente antagónicas, jamás podrán estar unidas porque una representa la vida misma y la otra el símbolo del genocidio; una es la paz y la otra la esclavitud. Una es producto de un proceso histórico de lucha por la independencia guiada por nuestros guerreros que fueron a liberar pueblos, no a colonizar y la otra es el resultado de un atelier a la medida de un hombre que asesinó indígenas e hizo pactos con la burguesía para robar territorios; mientras una representa la libertad de las ocho provincias, la otra representa el saqueo de pueblos que les robaron lo más preciado. "Los EE.UU. parecen destinados por la providencia a plagar la América de hambre y miseria", extensivo a los pueblos del mundo. Solo Chávez en este contexto entendió a Bolívar y se negó a pactar con el eje del mal. Espero que en su lapsus a Maduro no se le ocurra poner en bandeja de plata a CITGO porque se ve más bonito en el norte, a cambio de la libertad de Guaidó (deuda pendiente con el pueblo de Venezuela). Nuestras banderas nunca podrán estar unidas porque tenemos patria hecha a base de honor y de justicia; porque gracias a Bolívar y a Chávez somos patriotas y no regidos por Israel; porque nuestro sistema es humanista y el del imperio es bárbaro e inhumano; porque jamás hemos invadido y respetamos la autodeterminación de los pueblos; porque somos bolivarianos y no imperialistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 921 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: