La participación, impacto del desarrollo: calidad de vida y bienestar social

En Venezuela en los últimos años del siglo XX, la participación ha tomado su relevancia para mejorar la calidad de vida y Bienestar del venezolano en sus acciones protagónica. La incorporación de ésta como herramienta es un elemento visto desde dos escenarios: primero que se ha empleado positivo para el desarrollo de la calidad de vida y bienestar social y segundo como herramienta de batalla. En este artículo se exponen algunas aristas esgrimidas y se interpela el papel que juegan del estudio del desarrollo, con un principal elemento teórico y pragmático.

Para ello, el empleo del concepto de participación, constituye y representa en el pilar de la reformas gran escala; después de la segunda guerra mundial, siendo motivador para el desarrollo y formación de la calidad de vida social en países europeos y en particular Venezuela. La participación se expande como pólvora entre las investigaciones, cuyo tema central es de calidad de vida recopilando datos fuertemente vinculados al estado socioeconómico, psicológico, educativo, de vivienda, político y salud. Críticos como Barrientos (2005) hace énfasis en el crecimiento económico y las medidas nuevas y refiere de lo que significa una "buena vida", cuyo propósito es de marcar la existencia de algo más que bienestar social.

En efecto en ello, la década de los años setenta investigadores como Campell (1976) muestra bajo el nombre de movimiento abordar el tema a través de conceptos como "bienestar social" o calidad de vida social, el cual es considerado a partir de una necesidad de mediación social tocadas por emergencias económicas vividas por los años setenta y ochenta.

En consecuencia de estatus emergente de allí, en los noventa otros investigadores como Hernández & Valera (2001) ansiosos de la verdad trabajan de manera específica el concepto de felicidad y muestra de ello se recopilan datos en estudios psicosociales sobre felicidad, bienestar y satisfacción. De manera que, en nuestros tiempos estos conceptos ni siquiera en estatus ontológico es diferencial, pues tiene amplio recorrido en el mundo científico sin una definición completa. Mas allá, resaltando en este sentido, González (2014) define desarrollo como maximización de la producción y de riqueza material. Lo que significa son elementos básicos las condiciones de vida de las personas y de las naciones en general.

En este aspecto, el mandatario líder Hugo Chávez frías lo considera progreso o desarrollo de su país. Desde allí, cierto tiempo se cuestiona este enfoque ocupando líneas de tesis que son ampliamente inspirada según Domínguez & López (2012) temas en los informes del desarrollo humano.

Otros autores, vinculan que la participación sirve para enfatizar o subrayar las diferencias de idea de desarrollo centrada en la especificidad de extensión de capacidades que poseen los individuos o actores sociales, los cuales en los últimos años toman fuerza haciendo ver qué desarrollo es el incremento de los niveles de felicidad de una sociedad derivando para las políticas públicas el criterio elemental el valor de los sujetos sobre su propio bienestar.

Desde perspectiva más general en este tema se evidencia la conveniencia y necesidad de emplear la percepción, astucia, intereses de los sujetos para complementar los insuficientes del desarrollo para logro de la calidad de vida y bienestar como modelo elemental en aplicación de políticas públicas en la nación venezolana y otros países latinoamericanos.

Es entonces, el impacto de la participación en el desarrollo de éstos en Venezuela se hacen notorio los conflictos en los noventa específicamente a nivel político, salud, económico y social que genera confusión en la gestión de las políticas llevándola aplicar herramientas de índole social enfatizada en la participación y de obligado crecimiento para así compensar la sociedad, la satisfacción, felicidad, calidad de vida y bienestar del venezolano. Todo ello, con la finalidad e interés suficiente de que guían sus políticas. Por consiguiente, a este a finales del siglo XX e inicio del XXI este artículo muestra que el proceso de desarrollo impacta y se vincula estrechamente en elementos notorios de interés personal y social, los cuales el uso y forma de distribución del tiempo empleado en participación de actividades sociales en su conformidad se enmarca en la vitalidad comunitaria, para trazar vínculos entre las familias, que se apoya en la incentiva participación de los individuos actores promovida hacia fin común. Esta diversidad hacia el desarrollo actualmente se regenera estrategias de nivel que batallen constantemente contra enemigos de interés individual y bélico. La participación es un constructo que en las últimas décadas a despertado interés por comprender científicamente y psicológicamente el impacto por alcanzar niveles óptimos de vida.

Finalmente en miras de lo planteado es reconfortante e importante saber que las condiciones materiales que sostienen e impactan en el desarrollo de la sociedad subyacen en el reconocimiento de las personas, de sus proyectos, metas, que requieren enfrentándolos para cristalizar en sectores populares un ciudadano de pensamiento revolucionario y de acción transformador cien por ciento feliz.

*Universidad Bolivariana de Venezuela

Dirección General de Producción y

Recreación de Saberes del Eje Geopolítico

Regional "Gral José Félix Ribas"*



Esta nota ha sido leída aproximadamente 467 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter