Venezuela podrá establecer alguna modalidad de salario mínimo con las recomendaciones de la OIT

"El crecimiento de la desigualdad a causa de la crisis de la COVID-19 podría dejar un desolador saldo de pobreza e inestabilidad social y económica de enormes proporciones."

Guy Ryder, Director General de la OIT


La crisis también ha asestado un duro golpe a los trabajadores con remuneraciones más bajas. Quienes tenían una ocupación de baja calificación perdieron más horas de trabajo que quienes ocupaban un cargo directivo o profesional mejor remunerado. A partir de los datos del grupo de 28 países europeos el informe explica que, sin los subsidios temporarios, el 50 por ciento de quienes menos ganan hubiera perdido aproximadamente el 17,3 por ciento de su salario.

Sin los subsidios, la cuantía salarial media perdida en todos los grupos hubiera sido del 6,5 por ciento. Sin embargo, dichas prestaciones compensan el 40 por ciento de este monto.

Según Guy Ryder, Director General de la OIT, "El crecimiento de la desigualdad a causa de la crisis de la COVID-19 podría dejar un desolador saldo de pobreza e inestabilidad social y económica de enormes proporciones. Nuestra estrategia de recuperación debe centrarse en las personas. Necesitamos políticas salariales adecuadas que tengan en cuenta la sostenibilidad del empleo y de las empresas, en las que se abordan también las desigualdades y la necesidad de sostener la demanda. Si queremos reconstruir pensando en un futuro mejor, también hemos de plantearnos cuestiones incómodas, como por qué con tanta frecuencia las ocupaciones de gran valor social, como la de cuidadores/as y personal docente son sinónimo de sueldo bajo."

En el Informe se incluye un análisis de los sistemas de salario mínimo, que podrían ser un factor determinante para conseguir una recuperación sostenible y justa. En la actualidad, el 90 por ciento de los Estados Miembros de la OIT tiene establecida alguna modalidad de salario mínimo. Ahora bien, incluso antes de comenzar la pandemia de COVID-19, a nivel mundial, 266 millones de personas –el 15 por ciento de todas las personas asalariadas del mundo– percibían una remuneración inferior a la del salario mínimo por hora, ya fuera a causa del incumplimiento de la normativa pertinente o porque su ocupación estaba excluida de la misma. Las mujeres son mayoría entre los trabajadores que perciben el salario mínimo o una suma inferior.

"Un salario mínimo adecuado pone al trabajador a salvo de una remuneración baja y reduce la desigualdad", dijo Rosalía Vázquez Álvarez, una de las autoras del Informe. "Sin embargo, lograr la efectividad de las políticas del salario mínimo exige un conjunto exhaustivo e inclusivo de medidas. Significa lograr un mayor cumplimiento, ampliar la cobertura a más trabajadores, y establecer un salario mínimo a un nivel adecuado e ir actualizándose, a fin de que el trabajador y la familia puedan tener un mejor nivel de vida. En los países en desarrollo y emergentes, la mejora del cumplimiento exigirá la transición de los trabajadores desde el sector informal hacia el sector formal".

El Informe Mundial sobre Salarios 2020-2021 analiza también las tendencias de los salarios en 136 países en los cuatro años anteriores a la pandemia. Se observa que el crecimiento mundial del salario real osciló entre el 1,6 y el 2,2 por ciento. Los salarios reales aumentaron más rápidamente en Asia y el Pacífico y en Europa Oriental, y con mucha más lentitud en América del Norte y Europa Septentrional, Meridional y Occidental.

Salario mínimo, salario bajo, desigualdad, pobreza, desarrollo sostenible, recuperación económica, ingreso, bajos ingresos, economía informal, discriminación, igualdad de género, grupos vulnerables, COVID-19, gestión de la seguridad : Según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la pandemia de COVID-19 provocó que en el primer semestre de 2020 los salarios mensuales de dos terceras partes de los países sobre los que se disponía de datos oficiales se redujeran o crecieran más lentamente; además, es probable que en el futuro cercano la crisis ejerza una inmensa presión a la baja sobre los salarios.


Los efectos más adversos de la crisis se han hecho sentir en el salario de las mujeres y de los trabajadores con remuneraciones más bajas.

Además, al analizar los datos, parecía observarse un aumento del salario medio en una tercera parte de los países que habían facilitado datos; sin embargo, ello se debía a la distorsión del valor promedio provocada por el gran número de trabajadores mal pagados que habían perdido el empleo y cuyos datos ya no se incluían entre los de los asalariados.

En los países en los que se adoptaron medidas firmes para preservar el empleo, los efectos de la crisis se sintieron fundamentalmente como reducciones salariales, más que como pérdida masiva de puestos de trabajo.

¿Qué es un salario digno y cómo debe calcularse en tiempo de COVID-19, y Guerra Económica ?

Aquí entendemos por salario digno al salario que permite al trabajador o a la trabajadora satisfacer las necesidades básicas de sí misma y su familia.

Que traducido literalmente significa "salario para poder vivir".

Algunos sostienen que es imposible establecer un estándar cuantificable para el salario digno. De hecho, hay una variedad de técnicas disponibles en la actualidad para hacer al menos una estimación razonable del nivel en el que debería estar un salario digno, por ejemplo, utilizando la "línea de pobreza" el "índice de poder adquisitivo", el llamado enfoque de la "canasta de mercado", o una combinación de estos métodos. Otros puntos de referencia pueden incluir "la mejor práctica" negociada de niveles salariales en otras partes del sector, o los niveles salariales reclamados por sindicatos o grupos laborales relacionados y activos en la zona.

El Banco Central de Venezuela anunció el pasado viernes que la tasa de cambio, con fecha valor lunes 3 de mayo, es de 2.822.874,48Bs/USD, por lo cual el salario integral mínimo partiría en aproximadamente 3,54 dólares mensuales.partir de ahora entra en vigencia un aumento del salario mínimo a 7 millones y el cesta ticket socialista a 3 millones, para un total de 10 millones, todo esto con incidencia en las tablas salariales.

¿No deberían determinarse los niveles salariales a través de la negociación colectiva entre sindicatos , empleadores y gobierno?

La afirmación sobre negociación colectiva es ciertamente válida, pero donde no hay un sindicato presente en el lugar de trabajo presentando propuesta y soluciones, los trabajadores deberían asegurar que los niveles salariales permitan satisfacer sus necesidades básicas. Este puede, por supuesto, ajustarse más adelante cuando se ponga en marcha un proceso de negociación colectiva acompañada o orientada por los sindicatos ,empleadores y gobierno junto a recomendación de la OIT .

Esperar que los trabajadores de Venezuela puedan vivir con los niveles de salario actuales realista, pareciera no contradecir la necesidad de comprometerse en aumentar, la producción y la Renta Nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 719 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: