¡Tenemos Patria!

En la alborada atípica del 9 de julio del 2020 en altos mirandinos, el astro rey bañaba las calles de la localidad, la cual es amenazada por el COVID-19. En el ambiente se inhala desasosiego, los ciudadanos en su gran mayoría llevan puesto su tapa boca, el acontecimiento es desolador; me hace recordar las producciones cinematográficas hollywoodenses, en donde el argumento es que la humanidad es amenazada por un virus letal. Observando todo este abrupto paisaje, me dirijo hacer las compras de mi hogar. A lo lejos avisté una prolongada hilera de personas que se disponían a ingresar en el supermercado.

La fila adelantaba rápido, el establecimiento comercial instaló de una especie de garita, en donde verificaban que los usuarios dispusieran del resguardo necesario (tapa boca y guantes) que previniera la contaminación por COVID-19. Entre los individuos que conformaban la columna, se encontraban dos mujeres conversando; una era blanca, de cabellos color cobrizo, de edad media, llevaba puesto unos anteojos ostentosos de color negro, un tapa boca y guantes; además, a cada instante, exploraba su teléfono móvil rosado de última generación. La otra mujer era mestiza, de matiz cetrina, de edad media, llevaba puesto tapa boca, guantes y un vistoso pañuelo en su cabeza; platicaban sobre el COVID-19 y las medidas tomadas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros.

La mujer de anteojos lujosos y bajo el sol abrazante, manifestaba a viva voz que era una nueva farsa del gobierno la peligrosidad de contagio por COVID-19. En su opinión, el aislamiento social era fruto de la falla de combustible en el país y objetaba que muchos venezolanos migraron de la patria a causa de la "tiranía comunista de Nicolás Maduro", dudaba que muchos connacionales pretendieran retornar al país. La señora mestiza escuchaba atentamente la explicación de la dama de lentes oscuros; luego la interrumpió e intervino diciendo que su hijo venía en una larga expedición desde Bogotá, Colombia, viajando a pie las escarpadas y frías cordilleras de los Andes. El joven no viene solo, lo escoltan un mar de gente que trepan las inclinadas montañas como cabras, un cuantioso grupo arriban con sus vástagos a cuesta, regresan con sus semblantes amarillentos de la polvareda de la carretera, algunos con sus cuerpos infectados y sus sueños rotos.

El diálogo de estas señoras merece la deliberación profunda de lo que acontece en Venezuela concerniente con el entorno político y social.

La nación enfrenta circunstancias particulares producto de la guerra multifactorial que promueve los Estados Unidos y la Unión Europea, junto con sus vasallos criollos que se han propuesto a ennegrecer el futuro de la patria, despojándola de sus activos como lo son las compañías: Citgo, Monómeros, las reservas en oro que se encuentran en el banco de Inglaterra, entre otros. Estas operaciones de rapacería no tienen parangón en la historia democrática del país.

Agregado a lo ya mencionado, como autocritica, no podemos dejar de indicar las fallas gubernamentales en decisiones significativas para el país (periodicidad de las entregas de los CLAP, fallas en los servicios de telecomunicaciones y de luz eléctrica, la dolarización silenciosa de la economía, entre otros).

Es vital para el pueblo venezolano entender que estamos batallando en un conflicto no convencional de múltiples extensiones en el cual, el encéfalo es la economía y la comunicación masiva. La primera impacta en todos los ámbitos de la población y la segunda, se le delega vender la doctrina del sistema hegemónico, la cual tiene como nociones: el odio, el menosprecio, el materialismo, la envidia y la infamia. Estos antivalores los mercadean como expresiones de la "libertad".

Retornando al tema de éxodo que ha sobrevenido en Venezuela, se comprueba el papel primordial que jugó la mediática, valiéndose de el menoscabo de la calidad de vida del venezolano promedio, producto de las medidas restrictivas y unilaterales de los EEUU y la Unión Europea. Se diseñó una feroz propaganda doctrinaria promoviendo las bondades del sistema capitalista, en contraposición a "las calamidades del régimen comunista de Nicolás Maduro", la retorcida operación impregnó a parte de la población, particularmente a la juventud, le ofrecieron un futuro lleno de dicha y placeres que enajenaron a un sinnúmero de compatriotas que, influidos por las promesas engañosas, emprendieron su larga marcha con un fardo de ilusiones a cuestas. Cuantiosos grupos adoptaron como destino países de la región: Colombia, Brasil, Ecuador, Chile, Perú, Argentina, entre otros; propagaban en sus redes sociales, imágenes de presumida prosperidad en autoservicios atiborrados de mercadería, saboreando una Coca-cola bien fría -tipo valla publicitaria-, se mofaban de la falta de insumos en Venezuela y hasta diseñaron una campaña mediática vía web con la etiqueta #Perotenemospatria y la usaban en sus redes sociales de este modo, falta medicinas, #Perotenemospatria , la maniobra buscaba implantar el desarraigo de la nación.

Para estos compatriotas, su prepotencia y alucinación, se derrumbaron como un castillo de naipes; colisionaron de frente con la realidad en esas naciones, viéndoles la cara al hambre, la xenofobia, la ignominia, cambiaron todo por nada, salieron de la patria con la artificiosa oferta de construir un futuro próspero afuera de Venezuela. De la misma forma, tropezaron en esas urbes con el COVID-19, que los laceró sin contemplación ninguna. Actualmente, retornan como un pueblo errabundo, con sus pies rasgados, fruto del alquitrán, con el cuerpo aquejado y la moral desprovista en busca de leche y trigo que siempre ha dado la amada Patria, Venezuela, a todos sus hijos. A pesar de las coyunturas espinosas, siempre habrá cobijo, salud, comida, educación para ellos y a su linaje ya que todo es posible… Porque tenemos PATRIA… LA PATRIA PERPETUA…

Colectivo de investigación y comunicación Guerrilla Gráfika……Comunicación insurgente


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 612 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas