La neoderecha visitó a su líder para mostrarle su hambre de poder

He venido advirtiendo en esta página, que la oposición tuvo unos aliados infiltrados, los cuales por su condición de ex Revolucionarios Bolivarianos y Chavista, son las estrellas de la corona, y seguramente con ellas, el fascista auto nombrado, aspira conformar, eso que se llama un gobierno de transición.

A ese grupúsculo, de excelsos personajes del ayer, los he denominado como la Neo Derecha, maniobrera y escurridiza, cuya Hambre de Poder, les obliga a desempolvar todas las mañas del cálculo político que por años combatieron, para intentar sobrevivir, a la desgracia de traicionar, traicionándose a sí mismo; a su historia y a los valores ideo políticos que un día juraron defender y que ahora le estorban en nueva alianza.

Estamos en guerra y ellos saben que no es una ficción; tampoco es un invento del gobierno, para culparlos por entregarse a los brazos de sus amos imperiales.

En ese sentido, bastaría recordar que luego de la partida del Presidente Chávez, en el seno del PSUV, intentaron hacer surgir una corriente de Ex Funcionarios del Alto Gobierno, los cuales no aceptaron, que su preponderancia política debía subordinarse, a la conducción del comando cívico militar al que el Comandante Eterno entregara el legado por la continuación de la construcción del socialismo.

Tempranamente su soberbia, el egocentrismo y la negación del liderazgo de Nicolás Maduro Moro como Presidente del Gobierno y del Partido, les llevo a refugiarse en una tambaleante facción auto denominado, "Chavismo Critico", "Mareados por el Socialismo" o "Defensores de la Constitución".

Uno a uno, fueron saliendo al ruedo para coincidir con el adversario, o, para colaborar con él, desarrollando negadas tesis autocriticas, que fueron edificando un tarantín ideológico con el que se sigue intentando, un relato que derroque las bases sustantivas de la revolución.

Todos sabemos, que no hay enemigo pequeño y no existen las infamias por omisión, por eso, hoy es imposible que ellos, los neo oposicionistas, nieguen sus radicales coincidencias con la derecha lechuguina, asesina y odiosamente anti popular.

Uno se pregunta, cuál fue el objeto de la reunión; ¿Pedir cuartel? ¿Solicitar indulgencia? O simplemente reconocer a su nuevo jefe, vociferando fórmulas mágicas para salir del infierno por ello amparado por inacción política revolucionaria, en estos 6 años del primer mandato del Presidente Maduro.

Que nadie se llame a inocencia, el que no condena las acciones emprendidas públicamente por el imperio, ni fija posición radical contra la afrenta cometida contra el Estado de Derecho, por el auto nombrado presidentito, o es su cómplice, o se está arrastrando a sus pies.

Seguramente, en su defensa dirán que estaban en el ejercicio democrático del dialogo y hasta alguien puede llegar a pensar que es saludable saber que piensa el adversario.

Pero no camaradas, el tema central es que no solo se trata de la ilegitimidad presidentito de papel, sino que, posición se asume, frente el amo imperial, el cual asumió el control y estos neo opositores, al momento que se reunieron con el infeliz auto ungido y ahora pretenden minimizar, edulcorar, suavizar e igualar responsabilidades entre el gobierno y la contra, para pasar como normal, que un días cualquiera, cuando el imperio lo disponga, se pare un monigote en una plaza y se juramente como presidente.

Por eso es que los Neo Opositores, en vez de desconocer al títere usurpador, hicieron galas de una neutralidad pasmosa, con la que quisieron, posicionar que: La gran mayoría del pueblo no está con Maduro ni con la derecha tradicional y necesita una nueva referencia política alternativa.

Y allí está el detalle, los precitados estaban anunciando al auto proclamado, lo que pasa es que el tipejo se les adelanto, y no pudieron cuadrar las ficha del macabro dominó.

En consecuencia, en la reunión entre los Ex Ministros traidores a Chávez y el presidentito, el neo oposicionismo le lanza la idea de un Referéndum Consultivo como una tabla de salvación, conjurando así, la consagración de la supremacía del imperio en la construcción de un estadio de "normalidad democrática de amplia base" con ellos incluido.

Nosotros seguiremos apostando a la Paz. No nos menosprecien.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 674 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275511.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO