La Navidad, el Pesebre, San Nicolás y el Arbolito son propiedad de la humanidad, no de imperios

Hoy la política, cuan productora de conciencias sabias, ( le verdadera política), de aconteceres diversos, donde el hombre representa la figura principal, por ser él, parte del pueblo, se nos aparta por unos momentos, para darle entrada a un día, que representa la celebración religiosa, donde dejamos a un lado las preocupaciones diarias, para reactivar, lo que siempre debe estar activado, el espíritu de solidaridad y de tener en todo el entorno, buenas acciones.

Es necesario saber un poco de la Navidad, sus orígenes, saber un poco del gordito rojo rojito, San Nicolás, el pesebre y el arbolito de Navidad, ello para que estos días se llenen de regocijos, de paz y de felicidad, no involucrándolos como costumbres exclusivas y producidas por potencias o Imperios actuales.

Es por ello que tocaré en esta oportunidad lo referente a las costumbres del pesebre, la Navidad como tal, el arbolito y Santa Claus.

Tenemos que sus primeros antecedentes de la Navidad, lo fueron por allá por los años 320-353 inspirada por el nacimiento de Cristo.

Hay que expresar igualmente, que esa tradición se manifestaba por parte de los romanos los días 17 al 23 de diciembre con manifestaciones culinarias que tenían su mayor proyección el 25 de diciembre, día de la Fiesta Pagana de exaltación al Sol.

El cristianismo comienza a celebrar la tradición de la Navidad el 25 de diciembre, aunque se cree que Jesucristo nació hacia la primavera y alrededor de unos cinco años antes de lo que se afirma.

Esa fecha fue escogida, por un grupo de cristianos, que la eligieron para coincidir con la fechas paganas del Sol.

Desde finales del Siglo IV, el cristianismo, comienza a celebrar la navidad, el 25 de diciembre. Tenemos que la actual navidad es producto de la mezcla de costumbre, mitos y leyendas que se han venido amalgamando, al través de los siglos.

De investigaciones sobre esta materia, se ha podido concluir que por un error del monje Dionisio, el Exiguo, hizo que se fijara, en el año 540, como fecha de nacimiento de Jesús, en la noche del 24 al 25 de diciembre, este error podría incluso ser de años ya que se tiene que pudo haber nacido cuatro a seis años antes del inicio de la era cristiana y durante el reinado de Herodes.

Lo cierto es que, determinar cuándo comenzó a celebrarse la Navidad, como la conocemos en nuestros, días es muy difícil.

Se tiene, es la falsa creencia, por otra parte, que San Nicolás es una tradición de los Norteamericanos, es decir hablar de San Nicolás, es decir que esa tradición proviene del Norte igualmente.

Eso es falso, esto es otro de los símbolos de la navidad, que nacieron muy apartados de los intereses de ese Imperio.

La figura de Papá Noel, está inspirada en la vida del obispo de Mira - en la actual Turquía- conocido hoy como San Nicolás, que fue muy popular por su bondad y generosidad con los pobres, fue un socialista iracundo, y protegía a los pobres.

De aquí que nunca esta tradición pudiera provenir del Norte, como la tratan de imponer y que por ello aborrecen muchos.

Ahora tenemos que otros aborrecen igualmente, la tradición del árbol de navidad y ello por cuanto, al decir de estos, es una tradición del Imperio.

Yo les voy a decir algo, ello es incierto, falso de toda falsedad, ya que esa tradición la tenemos aquí, no producto de la influencia del Norte, sino que esa tradición, que acompaña a la Navidad en el mundo entero, viene de una historia muy bella, no precisamente del actual Imperio.

Cuando en invierno los arboles perdían sus hojas, los germanos los vestían para que los espíritus buenos, que en ellos habitaban, regresaran pronto.

Esos adornos eran manzanas o piedras pintadas, dando origen a los adornos del actual arbolito de Navidad.

Las bolas de cristal, tampoco fueron producto de la "intelectualidad" de los norte americanos, ya que se incorpora al arbolito, a estas festividades, alrededor del año 1.750 en Bohemia.

En fin, gran parte de la tradición del arbolito de Navidad, tuvo su origen en una leyenda europea.

Se comenta que una noche muy fría de invierno, un niño se refugia en la casa de un leñador y su esposa, le dan de comer y lo atienden con esmero. Durante la noche el niño se convirtió en un Ángel vestido de oro; era el niño Dios, para recompensar esa bondad tomo una rama de un pino y les pidió que la sembraran, prometiéndoles que año tras año le daría frutos, así fue ese árbol dio manzanas de oro y nueces de plata.

Por otra parte tenemos la tradición del Pesebre, tradición está que es de la humanidad igualmente y que en nuestro país le damos el toque especial.

Fue San Francisco de Asís, quien popularizara la costumbre de armar el pesebre. Este viajó a Belén en el año 1220 y quedó asombrado de la costumbre de celebrar la Navidad. De regreso a Italia, le pidió autorización al Papa Honorio III para representar el Nacimiento de Jesús con un pesebre viviente.

El Papa San León estableció que eran tres los Reyes Magos que fueron a adorar al niño, guiados por una estrella. Sus nombres todos los conocemos: Melchor, Gaspar y Baltasar

Esto fue el inicio, de estas tradiciones, que se extendieron por toda Europa y luego al resto del mundo. En la actualidad, Papá Noel, el arbolito y el Pesebre son símbolos universales de la Navidad y esos símbolos no son de exclusividad de ninguna potencia, sino que son propiedad de la humanidad misma. Feliz Navidad a todos!

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 464 veces.



José Agustín Reverón


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273193.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO