¡Golpe en la cara para la derecha ante el mundo!

Una vez más, Venezuela se erige ante el mundo como uno de los países democráticos con mayor aceptación por unanimidad, convirtiéndola así en la Nación que presidirá -hasta el 2019- al Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), mismo que desde su fundación se encarga de rechazar contundentemente, las agresiones e injerencias de los grandes poderíos mundiales.

120 países del MNOAL respaldaron al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, para que asumiera la presidencia de este gran Movimiento, confiando en que durante su mandato, usará su mano firme y su lealtad irreductible por la lucha de los derechos de los pueblos.

Ahora bien, los revolucionarios y revolucionarias tuvimos la oportunidad de observar, antes y durante como se llevó a cabo el encuentro con los países no alineados, en el estado Nueva Esparta, cómo la derecha recalcitrante se aprovechó de su poder mediático para hacer y deshacer en cuanto a la Cumbre se refería, pero es increíble cómo aún no terminan de entender que no sólo 120 países le estrechan la mano al pueblo venezolano, sino que también ellos (la oposición) con sus tantas patrañas han perdido total credibilidad y respeto mundial.

No terminan de entender que nosotros los patriotas estamos moldeados de acero para defender el legado que con tanto amor nos dejó el Comandante Supremo, Hugo Chávez; no terminan de entender que su odio no traspasará la frontera de amor que le tenemos a nuestro pueblo y que no nos convertirán en uno de ellos; no terminan de entender que llevamos a Bolívar, a Maisanta, al Negro Primero en la sangre para ir a la defensa de los desposeídos, esos que ellos miran por encima del hombro por temor a rozar siquiera un centímetro de piel con ellos.

Esta Revolución está resteada con el presidente obrero hijo de Chávez Nicolás Maduro porque con él se identifica nuestra lucha, porque primeramente con el Comandante Eterno, Hugo Chávez, aprendimos que estamos en la batalla por una misión y esa no es otra que dar sin esperar nada a cambio para conquistar la justicia social.

Hemos llegado lejos camaradas porque poco a poco estamos tomando conciencia de que la Revolución Bolivariana se hizo y está lista para que la siga escribiendo el pueblo.

Nos falta mucho por corregir y mucho más por hacer, pero de lo que sí estamos seguros es que en esta lucha nos hemos encontrado como hermanos para la construcción de la mujer y el hombre y para el fortalecimiento de la idea revolucionaria. No traicionaremos jamás el pensamiento de Chávez y menos el curso de la historia.

¡Que vivan los pueblos de América Latina. Que viva Chávez y nuestro Presidente Obrero!

marialebrito87@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1066 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter