La Orquesta del Titanic

La historia cuenta que la orquesta del Titanic, "Wallace Hartley Band", jamás interrumpió su ejecución musical mientras el más grande trasatlántico jamás construido se hundía irremisiblemente en aguas oceánicas. Ninguno de los integrantes de la banda sobrevivió. A partir de este relato se ha tomado la frase "como la orquesta del Titanic" como ejemplo de personas e instituciones que conciente o inconcientemente no reaccionan ante situaciones que ponen en grave peligro su bienestar o su vida y actúan como si nada pasara, ignorando los hechos a su alrededor, aislándose para no oír las voces que le muestran la realidad y , en ocasiones, elaborando rebuscadas y falsas explicaciones de la crisis que les afecta.

La gran derrota del 6D parece que no ha sido digerida por los dirigentes del gobierno y del PSUV ( que absurdamente son los mismos) y aun cuando en cuestión de meses se erigen las amenazas de un posible revocatorio al presidente, una asamblea constituyente y las elecciones para gobernadores, todas ellas reales y ominosos faros rojos para la vida del proyecto Bolivariano, encontramos, a estos dirigentes, muy ocupados en inventar culpables y explicaciones de la debacle y en satanizar y descalificar a cualquiera que critique lo sucedido o haga sugerencias sobre el gobierno o el partido.

Varios notables y acertados analistas y comentaristas han estudiado y desmenuzado los hechos del 6D y han sugerido las mas probables causas, los orígenes, los responsables y hasta los correctivos requeridos, así que yo me limitaré a dos aspectos que me parecen vitales para superar la crisis actual:

-Es necesario que los dirigentes el PSUV y los miembros del alto gobierno entiendan que en estos momentos no se puede gastar energía, tiempo o ideas en buscar excusas, o en estigmatizar a quienes hacen criticas o sugieren cambios en las actuales estructuras, en quienes ocupan cargos decisivos o en los procedimientos; más bien esta es la ocasión para para sumar, para incluir más gente, para escuchar y reflexionar y para crear instancias que incentiven y faciliten la participación de todos los militantes y simpatizantes . Sólo de esta forma habrá alguna oportunidad de recuperar la confianza de la sociedad, mantenerse encerrados y aislados tomando medidas y decisiones inconsultas que la gente no comprende o no comparte nos seguirá privando de su apoyo.

-En mi opinión, la guerra económica y la conspiración comunicacional nacional e internacional son una realidad y fueron elementos que influyeron de manera determinante en los resultados electorales, pero no son la causa principal ni deberían ser nuestra más importante preocupación, ni hacia ellos debemos dirigir nuestros mayores esfuerzos en el proceso de recuperación. Mi opinión se basa en que a pesar de lo virulento, perverso y continuo de estas campañas hay que reconocer que es obligación legal y moral del gobierno enfrentar estos problemas, sin importar ni el cómo, cuando o quién las dirija, además el gobierno tenía y tiene los recursos materiales para enfrentarlas con éxito; el fracaso, en mi opinión, fue causado por las erradas estrategias y la falta de capacidad y honestidad de las personas seleccionadas para entregarle las altas responsabilidades de combatir esta guerra. Actualmente esta guerra de saboteo y desprestigio sigue muy viva porque los enemigos del proyecto Bolivariano necesitan rematar su gesta con el revocatorio, la elección de gobernadores y una constituyente y es de vida o muerte tomar medidas para detener la caida.

Por lo expuesto creo que es urgente remover todo los miembros del alto gobiernos e iniciar un proceso de renovación, donde al seleccionar los responsables de cada cargo se cumpla, como mínimo, las siguientes exigencias:

a.-Cada funcionario, para optar a un cargo, deberá satisfacer un perfil de instrucción, formación, trayectoria y experiencia para ser tomado en cuenta, se deberán eliminar toda probabilidad de tráfico de influencia por amistad, parentezco o compañerismo partidista.

b.-Es lógico que el gobierno no puede poner en un puesto político de alto nivel a un opositor militante, pero tampoco se puede poner a un inepto y deshonesto compañero de partido por muy famoso que sea o a un militar por el sólo hecho de su jerarquía, así que hay que hacer un esfuerzo para encontrar el personal idoneo,buscando en universidades, asociaciones profesionales, jubilados..etc.

c.-Cada persona seleccionada para ocupar un alto cargo deberá ser impuesta de sus obligaciones y su carga de trabajo, las metas y los plazos que deberá alcanzar, las cuales no incluirán elementos partidistas o de grupos de poder, los resultados y logros con que se medirá su desempeño y los medios de control con los cuales se evaluará su gestión.

Si no se actúa rápida y efectivamente se puede llegar a un punto de no retorno.

Saludos,

Jesús Requena G.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1736 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor