¿La Economía comprende o es comprendida por la Física?

Si algo se mueve a cualquier velocidad que imaginemos dentro de un pedazo de la Tierra, si a esta la asimilamos a un megátomo, ese algo, esa materia, es la mano de obra activa en funciones asalariadas bajo unas relaciones sociales que representan la estructura económica o la sociedad que allí se halla. Es más, superada la relación capitalista-asalariado, tal velocidad subiría como jamás ala hallamos imaginado.

Por ejemplo: ¿Cuánta máquinas o pasos laborales da la población laboral por segundo moviendo unos medios de producción ajenos que sin esa mano de obra son parasitarios per se?

Es en este sentido como la Economía subsume a la Física que se limita a ayudar a la primera en pro de un mejor desarrollo, al logro de un evolucionado pedazo de tierra más estable, más integrador del grueso de los seres humanos, si no a su totalidad; o sea, al logro de una evolución y desarrollo del tejido que representa la sustancia más acabada que hoy se conoce a través de los hallazgos físicos más adelantados, como lo es la energía laboral, la forma más sintética que recoge la materia sometida a elevadas velocidades y a una conjunción sustancial de los componentes íntimos del megátomo en cuestión.

No es la Física ni sus leyes las que mueven a la Tierra, sino los trabajadores que van enriqueciendo el conocimiento y la idea que vamos formándonos de las leyes llamadas físicas, de una Física que vamos descubriendo perfeccionando o modelando con nuestros propios movimientos.

El caso es que la lucha de clases no ha cesado ni cesa, y cada vez más, lejos de aquietarse se acelera y toma más"fuerza" bajo una nueva presentación de la materia anterior, o sea, toda la materia sofisticada que se requiere para transformar las relaciones desigualitarias actuales en nuevas relaciones sociales de armonía y solidaridad humanas.

La lucha o el movimiento seguirán su curso con nueva "energía laboral", ya que las relaciones antagónicas sólo han servido para frenar el desarrollo mismo de las fuerzas productivas actuales.

De esas nuevas relaciones dependerá el curso de la actual lucha que hace la propia Naturaleza para enfrentar las depredaciones que aquellas relaciones antagónicas le causan y amenazan con romper ese megátomo con lo cual la energía o modalidad exquisita de materia nueva que se desprendería no podremos ni imaginarla en retrocesos materiales.

P.D.: Permítasenos elucubrar sobre la connotada fórmula einsteiniana: E = mc2

Primeramente, los rezagados idealistas de todos los tiempos, los desactualizados, obnubilados y obcecados enemigos jurados del materialismo dialéctico e histórico, han mal entendido que Einstein con–su fórmula-supondría la desaparición de la materia y su reemplazo por energía". Es la derecha que sólo sabe vivir de ideas incapaces de resistir pruebas racionales.

Creen metafísicamente que el primer término de una ecuación es algo separado y sustancialmente distinto del segundo[1]; son incapaces de comprender que son expresiones distintas de un denominador común. En este caso, E es tan = mc2, como mc2 = E.

No han comprendido que la materia es algo más que los cuerpos macros que aparecen en el primer factor del segundo término, ni que las ideas son derivados de la materia, pero que ellas no son ni siquiera la fuente de ellas mismas; se visten con "camisas prestadas", por así decirlo. Las ideas no paren ideas.

 

Así, entendamos que a raíz de una explosión atómica ora por desintegración, ora por integración nuclear, por causa de fisiones o fusiones, respectivamente, se liberan las llamadas fuertes fuerzas intranucleares.

Antes de esa explosión, tales fuerzas interactivas, de corto alcance obviamente por su extrema micropequeñez, se hallaban en el vació, libre de otros cuerpos que no fueran las mismas microparticulas nucleónicas; se hallaban ocupadas conservando la estabilidad de cada átomo involucrado, y por esa causa se anulaban al tirar unas partículas de otras y a la vez venciendo la repulsión interneutrónica. Tales nucleones se mueven a velocidades muy cercanas a la de la luz que conocemos.

Son tan pequeños que difícilmente se tropiezan, y si lo hacen sólo adoptan nuevas trayectorias entro del cascarón que los cobija ya que no hay atracción recíproca entre comunes. Se necesita mucha fuerza para contrarrestar que dos neutrones se mantengan unidos,

A raíz del estallido, independientemente de la causa y cómo ocurra la integración o desintegración, los núcleos liberan esa "energía" –liberan materia- que aparece como primer término en la famosa ecuación de Einstein marcada arriba. En el segundo término se ejemplifica la materia masa acelerada a velocidades como la de la luz elevada a la segunda potencia, a raíz de lo cual queda la materia en estado de libre y con un desordenado movimiento con independencia de las formas materiales "macroscópicas"; así lo hace la masa del cuerpo que se desintegra y suelta sus partículas y microparticulas. Estas, ahora en contacto con el aire y demás macrocuerpos del entorno donde ocurra el estallido sufren una nivelación calórica o igualación material que termina fundiendo y alumbrando durante cierta cantidad de tiempo. Entregado el excedente de materia explosiva semoviente van quedando por decantación los llamados residuos radiactivos, otra forma de materia con menor velocidad de movimiento y una escala superior a la abandona del seno atómico.

En la atmosfera del radio afectado por la explosión, esta materia llamada energía roza con los gases y demás cuerpo hallados en su entorno que al fundirse causan radiaciones y la humareda constitutiva del hongo atómico cuya forma responde al empuje cilíndrico hacia arriba hasta el límite permitido por la atracción terrestre ya que a esa altura los gases se abren paso como gorro esférico del hongo en cuestión.

03/11/2015 07:11:24 p.m.


 

[1] Por ejemplo: 1 billete de Bs-F 100 = 10 billetes de Bs.F 10 c/c, pero ambos son billetes, son dinero, y son interequivalentes

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1152 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: